Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 3 2005 25 El Parlamento iraquí fracasa en su segundo intento de nombrar al nuevo jefe de Gobierno del país Kofi Annan, libre de toda culpa tras el informe que investigó el escándalo de la venta de petróleo iraquí Paraíso de etnólogos y surfistas El terremoto sacudió con tanta furia la isla de Nias, que la gente tenía problemas para tenerse en pie. Aun así, todo el mundo se echó a andar. Aunque las calles estaban tan atestadas de vehículos y personas, que era muy difícil seguir caminando. Era el pánico. BANGLADESH Golfo de Bengala Islas Andaman (INDIA) Phuket MALASIA TAILANDIA La tierra se movía tanto que caminábamos como borrachos ABC Epicentro del terremoto Magnitud 8,7 (A 33 km bajo el mar) ISLA DE NIAS Sumatra INDONESIA Situación. Nias es una isla de 130 km. de largo por 45 km de ancho bañada por las aguas turquesas del Océano Indico a 125 km al oeste de las costas de Sumatra. Sibolga es su principal localidad. Atractivo turísico. Aunque la isla no posee una infraestructura hotelera de calidad, está considerada como uno de los mejores lugares para la práctica de surf de Indonesia y forma parte del circuito oficial de competiciones internacionales. Población. Con cerca de 700.000 habitantes. El origen de su pueblo es un misterio. Sus espectaculares casas de forma oval o en forma de navío sobre pilotes y los monolitos esculpidos existentes suscitan las más variadas teorías etnológicas. co, mientras que miembros de Save The Children ya han comenzado a proporcionar ayuda humanitaria a los niños, y Médicos Sin Fronteras han iniciado una misión exploratoria Queda por aclararse el enigma de por qué el terremoto, afortunadamente, no provocó un gran tsunami. Una posible explicación dada por Emilio Carreño, director de Red Sísmica Española, es que el seísmo tuvo su epicentro a mayor profundidad que el ocurrido en las pasadas Navidades. YAKARTA. La tierra se movía tanto que caminábamos como si estuviésemos borrachos. Todo el mundo trataba de subir a las colinas andando, en motos o en coches Así relataba Yulianus Zebua los dos minutos de pánico vividos durante el terremoto que asoló la isla de Nias. El recuerdo del maremoto que barrió las costas del sureste asiático hace tres meses acentuó el temor de los habitantes de este archipiélago. Pero la furia del seísmo era también estremecedora por sí sola. La gente se echó a la calle. Era difícil andar por unas calles atestadas de coches, de motos, de gente que huía hacia cualquier parte. Sólo había pánico; nos costaba caminar, pero no dejábamos de seguir andando cuenta Zia Kala. El 60 por ciento de los edificios de Nias han sido destruidos por el terremoto, señala Rubén Cano, responsable de Cruz Roja Española para el plan especial del maremoto. El panorama es desolador. El hospital de la capital está medio derruido y hay muchos más heridos de los que podíamos suponer. Tratamos de evacuar a los afectados en helicóptero. La población está muy asustada explicó Sara Beneit, delegada de la Cruz Roja en Asia y única española que logró llegar a Nias. Agus Mendrofa, vicealcalde de Gunungsitoli, capital de Nias, resumía la situación con una lacónica frase: Gunungsitoli es una ciudad muerta En la ciudad no hay agua ni electricidad. Sus habitantes se han quedado sin casa; y los que aún tienen la fortuna de conservar un hogar temen Numerosos edificios resultaron dañados en la localidad de Gunungsitoli que éste también pueda derrumbarse en las próximas horas. La inmensa mayoría prefería pasar la noche al raso. AFP Estadio convertido en hospital El campo de fútbol de la ciudad se ha convertido en improvisado hospital de campaña, al igual que las iglesias cristianas. Una mezquita hacía las veces de morgue. Apenas tres meses después del anterior maremoto, cuando la región empezaba a reconstruir mal que bien sus vidas, este terremoto va a convertirse en un trauma muy difícil de superar por toda la población de la zona. La gente todavía no ha rehecho sus vidas, y ahora viene este segundo seísmo... Es un golpe muy duro para todos los que viven allí afirmó Jude Barrand de Surf Aid International. Queda, eso sí, un consuelo, y es que esta vez al menos la alarma general funcionó en toda la región, donde no se perdió ni un minuto antes de declarar el estado de emergencia y de desalojar a toda la población que habitaba en la costa. Los Gobiernos de India, Malasia, Sri Lanka y Tailandia hicieron sonar la alarma de tsunami. Las cadenas de televisión y emisoras de radio se convirtieron en el medio más eficaz para difundir la alerta. Y los turistas fueron evacuados de los hoteles y balnearios costeros.