Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 3 2005 Nacional 19 El PP considera que los movimientos de los dirigentes más veteranos del PSOE vienen a darles la razón en su denuncia de las incertidumbres institucionales que siembra Zapatero Solos con Guerra POR ÁNGEL COLLADO MADRID. Las discrepancias de Alfonso Guerra con la política de cesiones de José Luis Rodríguez Zapatero ante los nacionalistas y la prevención expresada sobre el posible pacto del PSOE con el PNV tras las elecciones vascas, es considerado en el PP como un dato más sobre los problemas internos que puede traer al presidente del Gobierno su estrategia de alianzas. No obstante, también consideran en el principal partido de la oposición que las opiniones de los guerristas y los dirigentes más veteranos del Partido Socialista vienen a darle la razón en su denuncia de las incertidumbres institucionales que abre Zapatero y demuestra que el PP, lejos de estar solo en la defensa de la Constitución y la unidad de España, coincide con una amplia mayoría en la que se incluyen muchos y destacados dirigentes del PSOE. Guerra, el único diputado con escaño en el Congreso ininterrumpidamente desde 1977, ha compartido en conversaciones de pasillo con dirigentes y ex ministros del PP a los que conoce desde la etapa de la Transición las mismas preocupaciones que ha trasmitido en público por la ofensiva nacionalista contra la cohesión del Estado. La elección de Guerra como presidente de la Comisión Constitucional fue recibido en el arranque de la legislatura como una garantía de sensatez ante la decisión de Zapatero de abrir el melón de la reforma institucional. No obstante, en el PP son conscientes de lo alejado que está el ex vicepresidente de la actual dirección del partido y sus escasos apoyos en un grupo parlamentario hecho a la imagen y semejanza de Zapatero. traciones Públicas, Jordi Sevilla, y el de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, también han dado muestras de preocupación por lo crecidos que se muestran sus socios nacionalistas. Sevilla comentó ayer sobre las opiniones de Guerra que, como las de otros militantes, ayudarán a configurar la posi- ción del Gobierno sobre el País Vasco. El presidente de la Federación Española de Municipios y alcalde de La Coruña, Francisco Vázquez, se sumó a las tesis de Guerra al apoyar la idea de que sería magnífico un gobierno de coalición entre socialistas y populares en el País Vasco. Francisco Vázquez Nueva generación Entre los diputados y diputadas del PSOE predomina hoy una nueva generación ajena al PSOE tradicional que tenía muy clara su condición de partido nacional y el compromiso adquirido en la Transición, primero con UCD y luego con el PP, de que la estructura institucional del Estado se aborda entre las dos grandes fuerzas política de ámbito nacional. Así se hizo en todas las reformas de Estatutos de Autonomía en tiempos de Felipe González y de José María Aznar. En el PP siguen con atención los movimientos de algunos ministros, en especial José Bono, al que ven muy interesado en marcar distancias con el PSC de Maragall, los compromisos de Zapatero con ERC y el posible acercamiento del PSE al PNV. En el caso del titular de Defensa se suman la fidelidad a la línea tradicional del PSOE en defensa de la unidad y la igualdad entre los españoles y su reconocida tendencia a buscar protagonismo personal en cuestiones de Estado. Aunque Zapatero hizo un Gobierno a su medida, los ministros de Adminis-