Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional MIÉRCOLES 30 3 2005 ABC Uribe, Zapatero, Chávez y Lula entrelazan sus manos durante su reunión en Puerto Ordaz de la venezolana Ciudad Guayana REUTERS Los socialdemócratas venezolanos no se reunirán con Zapatero por vender material militar a Chávez El presidente cerrará la operación a riesgo de otra brecha con Estados Unidos del Gobierno niega el caracter ofensivo de las patrulleras y aviones y asegura que nadie puede sentirse ofendido por la operación LUIS AYLLÓN, ENVIADO ESPECIAL CIUDAD GUAYANA. El partido socialdemócrata venezolano Acción Democrática anunció ayer que no participará en la reunión que esta mañana celebrará el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, con representantes de las formaciones políticas de la oposición a Hugo Chávez, a causa de la decisión del Ejecutivo español de vender material bélico al presidente de Venezuela. Zapatero consumará hoy en Caracas su proyectada venta de material militar a Venezuela, a pesar de las reticencias expresadas por las autoridades de Colombia y a riesgo de abrir una nueva brecha en las relaciones con Estados Unidos, a cuya Administración preocupa la operación. Además, ayer Henry Ramos, secretario general de Acción Democrática, el partido que tradicionalmente ha tenido buenas relaciones con el PSOE, declaró a Globob El presidente visión su malestar. No se nos va colocar en medio del tablero de las conveniencias comerciales o de política internacional de ningún Gobierno afirmó, al tiempo que anunció que no estarán en la reunión con el jefe del Ejecutivo en la que iban a participar hoy, junto a los democristianos de Copei, el Movimiento al Socialismo (MAS) el centroizquierdista Polo Democrático y el centroderechista Primer Justicia. Ramos, que dijo tener como interlocutores del PSOE a socialistas como Elena Flores o Guillermo Galeote, subrayó: Las vinculaciones y la responsabilidad del PSOE con América Latina, la Internacional Socialista y AD están más allá de las conveniencias particulares y circunstanciales de un Gobierno El resto de las formaciones opositores, además de expresar su temor a que la venta de material militar a Chávez alimente la carrera armamentista en la región, han anunciado que presentarán a Zapatero pruebas de la violación de los derechos humanos y las libertades en Venezuela. También las organizaciones no gubernamentales Amnistía Internacional, Intermon Oxfam e Iansa, integrantes de la campaña Armas bajo control reclamaron ayer al Ejecutivo que la operación El acuerdo en cifras Patrulleras y aviones. Venta de cuatro patrulleras de altura con base para helicópteros y otras cuatro de vigilancia costera, sin artillar. Además, diez aviones de transporte C- 295 y dos aviones de vigilancia marítima CN- 235. Petroleros. Venezuela se comprometerá a adquirir en España dos buques asfalteros y un buque de tipo Panamax, adecuado para el paso del Canal que une el océano Atlántico y el Pacífico. Se suscribirá un contrato para reparación de barcos venezolanos en astilleros españoles. Alivio para Izar. Con los acuerdos sobre las patrulleras y, sobre todo, con los de los petroleros, Zapatero espera poder aliviar la difícil situación que viven los astilleros españoles que, a partir del día 31, asistirán al comienzo de la liquidación de la parte civil de Izar. Operación de Repsol. Repsol firmará un acuerdo con la empresa Petróleos de Venezuela para crear una sociedad mixta, lo que ampliará su producción en este país en un 60 por ciento, pasandode 100.000 barriles días a 160.000. También entraría presente en el principal proyecto venezolano de gas natural licuado. no viole el Código de Conducta europeo sobre comercio de armas Zapatero acudió ayer a la localidad de Ciudad Guayana, junto al Orinoco, para participar en una cumbre con el presidente venezolano, Hugo Chávez; el colombiano, Álvaro Uribe, y el brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, en la que el jefe del Ejecutivo español ha puesto mucho empeño y que le sirve de envoltorio con el que ocultar su objetivo primero que es conseguir el compromiso de Venezuela para la compra del mencionado material y con ello aliviar la difícil situación de Izar, sin que se interprete como un apoyo incondicional a Chávez. Un marco presentable La revelación del plan de Zapatero de efectuar una semiclandestina escala en Caracas a la vuelta de su última gira por Iberoamérica para cerrar los contratos con Chávez hizo que el Gobierno español se esforzara por buscar un marco más presentable Así que, se establecieron contactos con Chávez y Uribe, además de con Lula, para preparar una cumbre regional destinada a generar un clima de confianza en la región y la distensión entre Venezuela y Colombia. Es decir, disimular con objetivos pacifistas la venta de un material que muchos consideran susceptible de ser utilizado bélicamente por un régimen como el de Chávez que suscita gran inquietud entre sus vecinos, sobre todo colombianos, y, por supuesto en Washington. De hecho, según indicaron a ABC fuentes diplomáticas norteamericanas, miembros de la Embajada estadounidense transmitieron su preocupación a responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores por la operación y recordaron los temores expresado días atrás por el secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, por la esca-