Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 30 3 2005 11 El portavoz del PP, Eduardo Zaplana, acusa al Gobierno de provocar una parálisis en el Poder Judicial El director de transportes de la Generalitat tacha de débil el proyecto de llevar el Metro al Carmel Carlos Almorza, P. de Andoain Un detenido del comando Donosti lleva a la Policía hasta un zulo en Burgos con nueve kilos de explosivos La Policía relaciona a Laucirica con las bombas del puente de la Constitución b Los agentes del Tedax estiman que con el material retirado ayer se podrían haber elaborados seis bombas similares a las utilizadas el pasado diciembre S. N. BILBAO. Agentes del Cuerpo Nacional de Policía localizaron en la mañana de ayer en la localidad de Cabañas, a 30 kilómetros de la ciudad de Burgos, un zulo de ETA en el que había ocho kilos de clorato sódico y un kilo de azufre, según informaron fuentes policiales. El hallazgo es consecuencia de la desarticulación del comando Donosti efectuada por la Policía el pasado día 25. Uno de los presuntos miembros liberados de esta célula terrorista, Carmelo Laucirica, de 27 años y de Baracaldo (Vizcaya) fue trasladado desde Madrid por los agentes de la Comisaría General de Información hasta la localidad burgalesa después de que les informara de la situación y para que les ayudara a localizar el escondite en el terreno. El detenido, que estaba acompañado por agentes de la Brigada de Información de San Sebastián y de la Comisaría General de Información, junto con un secretario judicial, desveló el lugar donde estaba disimulado el zulo En el interior del escondite había nueve kilos de explosivos y un telemando, con un equipo emisor y otro receptor, que les hubiera permitido activar las bombas a distancia. Agentes de los Tedax se encargaron de recoger el explosivo que, según sus estimaciones, hubiera permitido la elaboración de media docena de bombas similares a las que fueron colocadas con motivo del puente de la Constitución. Cuando fue detenido en Francia dirigía una red del impuesto revolucionario. Grabaciones telefónicas hechas por la Ertzaintza pusieron de manifiesto su auténtico estilo mafioso, cuando llegó a amenazar al hijo de un empresario que no pagaba. Algún preso ha pedido permiso al director para quedarse en su celda y aparentar que secundaba el encierro La huelga de hambre en España la acabaron 365 de los 555 etarras, pero pocos la siguieron en su totalidad obedece a motivos de tipo moral, en el sentido de que rechazan ahora la actividad terrorista. La razón, argumentan, es que consideran que los actuales cabecillas son incompetentes hasta el punto de que han conducido a la banda al peor momento de su historia y, sencillamente, pasan de ellos y no les reconocen ninguna autoridad comentan los medios antiterroristas. Una actitud que rompe la tradición en la banda, ya que los dirigentes que eran detenidos asumían automáticamente las directrices de los cabecillas que tomaban el relevo. Una crítica, la de incompetentes, muy en la línea de la carta enviada por Pakito y otros significativos etarras a la cúpula de la banda el pasado verano. El zulo descubierto por la Policía en Burgos ocultaba explosivo En fuentes policiales se ha señalado que al menos uno de los detenidos, Carmelo Laucirica, podría estar relacionado con la colocación de ocho bombas en diferentes provincias españolas que estallaron coincidiendo con el aniversario de la Constitución el 6 de diciembre del pasado año. En concreto, están analizando su posible vinculación con los atentados cometidos el pasado 3 de diciembre, cuando ETA hizo estallar cinco artefactos de poca potencia en gasolineras situadas en carreteras madrileñas, coincidiendo con la Operación Salida del Puente de la Constitución. También se está intentando determinar la presunta vinculación del material con los atentados perpetrados ICAL recientemente en distintas localidades de Levante: en Denia, el 30 de enero, y Villajoyosa, el 27 de febrero. El zulo descubierto ayer se encontraba en unos terrenos situados a un kilómetro de Cabañas, barriada de la pedanía de Ibeas de Juarros en la que apenas hay una docena de casas que habitan de forma permanente tres de las 16 personas censadas. El zulo consistía en un agujero practicado en la tierra de 50 por 60 centímetros. Además de a Laucirica, que estaba huido desde 2003, la Policía detuvo el pasado viernes a otros dos liberados que pretendían reconstituir el comando Donosti Estos son Iker Olabarrieta Colorado e Igor González Sola, alias El Enfermo