Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 3 2005 91 Hallan muerto al batería de Crowed House. Peter Hester, el batería de la popular banda australiana de pop rock de los ochenta y noventa Crowed House, fue encontrado ayer ahorcado en un parque en Melbourne. Hester, de 46 años, casado y con dos hijas, faltaba de su casa desde que salió con sus dos perros el pasado viernes por la noche. Una abuela galesa hará la tarta de Carlos. A petición especial del Príncipe de Gales, Etta Richardson, de 76 años, será la encargada de preparar la tarta nupcial de su boda con Camilla. El Heredero al Trono británico probó el dulce de frutas, que la abuela prepara según una receta familiar durante una visita a Gales en el verano pasado. El Príncipe, estacionario en la extrema gravedad J. P. QUIÑONERO ENVIADO ESPECIAL MÓNACO. Los tres médicos que cuidan oficialmente a Rainiero III estiman que el príncipe se encuentra en una estado estacionario de extrema gravedad, con un pronóstico vital muy reservado. No se descartan nuevas operaciones de urgencia, para intentar prolongar dentro de lo posible una situación crítica. En su discreción, las medidas políticas, policiales, diplomáticas que se filtran oficiosamente parecen sugerir que la situación médica ha quedado relativamente estabilizada, preparándose un duelo menos próximo en el tiempo de lo que se temía el fin de semana pasado. El príncipe Alberto, primer responsable de la diplomacia de Mónaco, prosigue sus discretos contactos personales, al más alto nivel. Los servicios de seguridad monegascos han acentuado su presencia y se disponen a ofrecer una información más fluida, sin ir mucho más allá de la oscuridad bizantina de los partes médicos sometidos al príncipe y sus hermanas, antes de hacerse públicos. Mientras la marabunta turística debiera decrecer a partir de hoy, concluido el largo fin de semana pascual, la piedad popular toma nuevas formas. Desde ayer, la minúscula capilla de Santa Devota, la patrona de Mónaco, construida originalmente en el siglo XI, recibe un número creciente de visitas de fieles, que ponen velas (a un euro la unidad) por el alma, la memoria y difícil recuperación del Príncipe Rainiero. Sin que hayan surgido esperanzas insospechadas, el tono de voz de los partes médicos y las timidísimas filtraciones oficiosas alimentan la ilusión muy tensa de una situación médica bajo control estabilizada en una situación que puede prolongarse o precipitarse indefinidamente, en cualquier momento. El centro cardio- torácico, donde Rainiero permanece ingresado, en medio del caos urbanístico Velas por Rainiero en Santa Devota