Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad MARTES 29 3 2005 ABC Demuestran cómo el exceso de pesca selectiva degrada el ecosistema marino b Un grupo de investigadores españoles señala que la sobrepesca de tiburones en el Caribe ha provocado la disminución de los arrecifes de coral EP MADRID. Un estudio dirigido por el investigador español Jordi Bascompte, de la Estación Biológica de Doñana del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y en el que han participado Carlos J. Melián, de la misma institución, y Enric Sala, oceanógrafo de la Universidad de California en San Diego, demuestra cómo el exceso de pesca selectiva puede degradar todo el ecosistema marino. La investigación, que explica cómo la sobrepesca de tiburones en el Caribe ha provocado la disminución de los arrecifes de coral de la zona, se publica en la edición digital de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS) El astronauta ruso Salizhan Sharipov durante su salida espacial FOTO: NASA Quién se come a quién Jordi Bascompte, junto con su equipo de científicos, exploró las interacciones entre los depredadores y sus presas en un amplio ecosistema marino del Caribe que cubría 1.000 kilómetros cuadrados y una profundidad de 100 metros, con cerca de 250 especies de peces, aves, cangrejos y plancton. Bascompte dijo ayer a Europa Press que las comunidades ecológicas pueden describirse mediante una red trófica que indica qué especies se comen a qué especies. La fuerza de interacción entre un depredador y sus presas describe el nivel de la presión de depredación que ejerce el depredador sobre ellas. Se trata de una medida muy importante para entender la estabilidad de estas comunidades. Los resultados del estudio permiten entender cómo ecosistemas complejos como los arrecifes de coral pueden verse afectados por perturbaciones locales en una o unas pocas especies. Por ejemplo, la pesca de tiburones ha hecho incrementar la abundancia de peces de los que se alimentan, lo que a su vez ha reducido la abundancia de peces herbívoros que son el alimento de dichos peces. Estos peces herbívoros, al ser menos abundantes, consumen menos algas. Así, las algas han experimentado una explosión y han desplazado a los arrecifes de coral que son muy importantes en estos ecosistemas porque muchas otras especies dependen de ellos. Todo este proceso puede explicar el cambio de ecosistemas dominados por corales a ecosistemas más pobres dominados por unas pocas especies de algas. Los tripulantes de la ISS salen al espacio y ponen en órbita un satélite a mano También prepararon la llegada de la futura nave europea Julio Verne b Los dos astronautas cumplieron con los objetivos de su salida al espacio en noventa minutos menos de las seis horas previstas para realizar la misión ABC CABO CAÑAVERAL. Los dos astronautas que forman la tripulación de la Estación Espacial Internacional (ISS) salieron ayer a la vez de la estación en un paseo espacial cuyo objetivo era instalar varias antenas y liberar una versión pequeña del legendario satélite ruso Sputnik, de tan sólo cinco kilos de peso. Para llevar a cabo estas delicadas operaciones, durante las que la ISS quedó desierta, fue necesario incrementar sensiblemente sus sistemas de seguridad y resolver toda una serie de problemas técnicos. La de ayer fue la última salida espacial del estadounidense Leroy Chiao y el ruso Salizhan Sharipov, que regresarán a la Tierra en abril tras permanecer seis meses en órbita. Los dos astronautas, suspendidos a más de 350 km de altura, tenían el objetivo de instalar una serie de antenas, necesarias para el acoplamiento de la futura nave de transporte europea Julio Verne que será lanzada el próximo año y que tiene una capacidad de carga superior a las Progress rusas que se utilizan actualmente. También lanzaron a mano como si fuera un balón de baloncesto un satélite de 30 centímetros de largo y cinco kilogramos de peso, llamado Na- Vista de la ISS, con la Tierra al fondo nosputnik diseñado para realizar varias maniobras experimentales controladas desde la Tierra y suministrar información sobre catástrofes naturales como terremotos, inundaciones o incendios. Seguridad extraordinaria La Dirección Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) y la Agencia Espacial Rusa tuvieron que adoptar durante esta salida algunas medidas de seguridad extra, para evitar que se repitieran los problemas originados durante el anterior paseo espacial, realizado el pasado mes de enero. Entonces, Chiao estuvo a punto de disparar los cohetes impulsores de la estación debido a problemas de comunicación, por lo que los controladores de vuelo impusieron nuevas reglas, mucho más severas, antes de autorizar una nueva salida al espacio. Para terminar de complicar las cosas, la estación viene registrando problemas en el sistema de estabilización de la plataforma. Hace dos semanas, un interruptor se activó e interrumpió el suministro de energía a uno de los giroscopios necesarios para estabilizar la estación, dejándola con sólo dos, el mínimo que se necesita para no perder estabilidad. Los controladores temen que los dos giroscopios puedan sufrir una sobrecarga, pero dijeron que no habría problemas al menos durante las dos próximas órbitas de la estación espacial alrededor de la Tierra. Los ingenieros de vuelo no han podido determinar tampoco la causa de la fuerza misteriosa que ladea la estación durante los paseos espaciales y causa problemas en el funcionamiento de los giroscopios, fabricados en Estados Unidos. Cada vez que esto ocurre, tienen que activarse los impulsores rusos, lo cual puede exponer a la tripulación a combustible altamente tóxico. A pesar de las dificultades, los dos astronautas no utilizaron las seis horas previstas para su paseo espacial, y consiguieron terminar todas las tareas programadas con noventa minutos de adelanto. Han conseguido hacerlo todo en menos tiempo- -afirmaba ayer un portavoz de la misión- -porque están muy bien preparados