Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
28 Internacional MARTES 29 3 2005 ABC Los padres de Terri Schiavo y sus defensores se resignan finalmente a su muerte Su última comunión fue con vino porque la boca estaba demasiado seca para recibir la forma republicano Tom DeLay, que impulsó la batalla legal de la mujer en coma, optó por no prolongar la vida de su padre tras un accidente ALFONSO ARMADA. ENVIADO ESPECIAL SAN DIEGO. Diez días han pasado desde que un juez de Florida ordenó que se le retirara a Terri Schiavo la sonda que la alimentaba. Los padres de una mujer que lleva quince años en coma vegetativo, Robert y Mary Schindler, saben que su muerte es inminente y hacen frente a la realidad declaró ayer Paul O Donnell, un franciscano que ha oficiado estos últimos días de portavoz de una familia que ha decidido no secundar las propuestas de algunos de sus partidarios de llevar su protesta a las puertas de la Casa Blanca. El congresista Tom DeLay, líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, uno de los más apasionados defensores de la causa de Terri Schiavo, optó hace tiempo por no prolongar artificialmente la vida de su padre después de un accidente, según informó ayer la CNN. Aunque tanto el gobernador de Florida, Jeb Bush, como portavoces de su hermano, el presidente George W. Bush, han dicho que ambos carecen de poderes extraordinarios que esgrimir para que se le vuelva a insertar a Terri Schiavo la sonda que la ha alimentado durante los últimos quince años tras sufrir un paro cardiaco que le provocó b El congresista daños catastróficos en el cerebro, y a pesar de que los propios padres de la mujer de 41 años pidieron a sus seguidores que volvieran a sus casas, algunos mantuvieron la vigilia ante el hospicio del condado de Pinellas, en Florida, donde se apaga su vida, y otros optaron por llevar sus demandas a Washington. Siguen pendientes dos apelaciones del gobernador Bush y del Estado de Florida ante el segunda corte de apelaciones del distrito, que ya ha rechazado en el pasado otras iniciativas legales semejantes. Los médicos creen que Terri Schiavo moriría entre una y dos semanas después de que se le dejara de proporcionar alimento y líquidos. Todo el mundo está dispuesto a escribir el epitafio de esta mujer, excepto una. Y ella es la propia Terri Schiavo declaró el monje O Donnell. Dos sacerdotes católicos administraron el domingo una comunión doblemente simbólica a Terri Schiavo. El padre Thaddeus Malanowski dijo a la agencia Efe que su colega Joseph Braun dio la extremaunción a Schiavo, mientras él sostenía la mano derecha de la mujer a quien no se le pudo suministrar la hostia porque su lengua estaba seca y en su lugar se le puso una gota de vino. Bobby y Bob Schindler, hermano y padre, de Terri Schiavo razón los tribunales para que le fuera desconectada la sonda que la mantenía con vida. No es lo mismo. Se trata de circunstancias diferentes no comparables Así se expresaron portavoces de Tom DeLay, el congresista por Texas, también conocido como el martillo y el exterminador (se dedicaba a desratizar y desinsectar locales antes de entrar en la política) cuando se le preguntó por su decisión de no mantener a toda costa con vida a su padre, tras sufrir un accidente que le dejó sin capa- EPA cidad de recuperación ni de decidir por sí mismo. Durísimas críticas DeLay no sólo criticó acerbamente a Michael Schiavo, sino que fue el principal impulsor de la ley especial aprobada la noche del Domingo de Ramos para que los padres de Terri Schiavo extrajeran el caso de la jurisdicción de Florida y apelaran la retirada de la sonda ante un juez federal, aunque finalmente ninguna corte federal ni el Supremo escucharon sus demandas. Extremaunción Al parecer, según Braun, Malanowski la ungió con aceite, la bendijo y la absolvió de sus pecados. En la ceremonia estuvieron presentes algunos de sus familiares, pero no su marido, Michael Schiavo, a quien al final han dado la Kirchner se niega a dar razones al Vaticano sobre la destitución del vicario castrense Baseotto CARMEN DE CARLOS. CORRESPONSAL BUENOS AIRES. El Gobierno argentino se niega a dar explicaciones al Vaticano sobre la destitución del vicario castrense que sugirió arrojar al mar al ministro de Sanidad por defender el aborto. La tensión entre el Vaticano y el Gobierno argentino va en aumento. El secretario de Culto (con rango de ministro) Guillermo Oliveri, advirtió ayer que el Ejecutivo no tiene por qué dar ninguna explicación tal y como había solicitado la Iglesia, por destituir al obispo castrense, Antonio Baseotto. El prelado había sugerido lanzar al mar al titular de Sanidad, Ginés González García, por defender la despenalización del aborto. El decreto del presidente en el que cesa al vicario lo interpretan los jueces. El Gobierno no tiene por qué hacer ninguna aclaración al respecto y además, en Argentina, está ampliamente demostrado que existe una libertad de culto total Oliveri expresó de este modo la postura inflexible del Ejecutivo, cuestionado de puertas adentro por adoptar una decisión unilateral tan drástica en vez de agotar la vía diplomática. Como consecuencia de la misma, el portavoz del Vaticano, Joaquín Navarro Valls, dijo a mediados de mes que se ponía en riesgo la libertad religiosa El comentario de la Santa Sede ante la expulsión de Baseotto, con rango de subsecretario de Estado y suspendido de sueldo estatal, desembocó en una aclaración verbal en la que el Gobierno aseguró que, pese al decreto, nada impedía que el prelado continuara ejerciendo su labor religiosa. Frente a una situación tan ambigua, el Vaticano solicitó que se explicara por escrito el alcance de ese decreto, para saber si Baseotto puede o no seguir ejerciendo el Ministerio pastoral La respuesta la tuvo ayer de boca del secretario de Culto quien, además, sugirió que la vicaría castrense podría desaparecer, hay acuerdos que son revisables, muchos de ellos fueron hechos en épocas de Gobiernos de facto han quedado en la Historia. No tienen hoy sustento real advirtió. El conflicto arranca de principios de año, cuando en una carta hecha pública, Baseotto recurrió a una cita bíblica para condenar la defensa que había hecho el ministro de Sanidad sobre la despenalización del aborto. La metáfora quien escandalizare a uno de estos pequeñuelos merece que se le ate una piedra de molino al cuello y sea tirado al mar se interpretó- -como era de prever- -como una justificación a los vuelos de la muerte de la dictadura (1976- 83) Los militares arrojaban desde aviones al mar a los desaparecidos.