Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 29 3 2005 Nacional 17 El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, ayer durante la entrevista con los representantes de los profesores vascos excluidos EFE Los profesores encerrados critican que el lendakari reciba a la plataforma y no a ellos Los docentes marginados por no saber vascuence se reúnen con Múgica b Representantes de los 157 afec- tados por el decreto del Gobierno vasco denunciarán su situación ante el Parlamento Europeo y los responsables de PSOE, PP e IU S. N. MADRID. Representantes de los 157 profesores vascos que desde el pasado 22 de febrero permanecen encerrados denunciaron ayer que el lendakari, Juan José Ibarretxe, sí dispone de tiempo para recibir a los representantes de la formación política Aukera Guztiak y no para solucionar su situación. Los representantes de los docentes, que mantienen el encierro en protesta por un decreto del Gobierno vasco por el que perderán su estabilidad laboral por no haber acreditado un conocimiento suficiente del vascuence, se entrevistaron ayer en Madrid con el Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, a quien pidieron que se pronuncie respecto a su situación. Desgraciadamente, Aukera Gustiak, una lista electoral con una serie de problemas de presentación, ha sido recibida inmediatamente por el lendakari durante dos horas. Es una injusticia denunciaron tres de estos profesores, Pablo García de Vicuña, Carmen Prieto y Olga Cabezas, tras reunirse con Múgica. Este grupo de profesores ya planteó su problema al Gobierno vasco hace once meses, pero todavía no ha obtenido respuesta de Ibarretxe. Tras el encuentro con el Defensor del Pueblo, el profesor García de Vicuña señaló que Múgica escuchó sus argumentos y adelantó que estudiaría el caso y la posibilidad de un pronunciamiento. Fuentes de la institución explicaron que la petición se tramitará como una queja más, por lo que se requerirán informes y se investigarán los hechos. García de Vicuña anunció también que los profesores tienen previsto viajar al Parlamento Europeo para exponer sus reivindicaciones al presidente de esta institución, el socialista José Borrell. Asimismo, los representantes de los profesores están preparando encuentros con los responsables del PSOE y PP para exponerles su situación, mientras que con el coordinador de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, ya se reunieron ayer. Comprensión ante su situación A todos ellos, según comentó, les piden que sean comprensivos con su situación. En este sentido, recordó que el decreto vasco hace que pierdan su estabilidad de interinos por no alcanzar el Los docentes perderán su estabilidad laboral porque, según el Gobierno vasco, no han acreditado suficiente conocimiento de euskera nivel exigido de vascuence (equivalente a un cuarto curso de la escuela de idiomas) y los convierte en profesores sustitutos. Dentro de este colectivo hay docentes de Primaria, Secundaria y Bachillerato, y todos ellos estudian vascuence desde hace tiempo pero todavía no alcanzan el nivel exigido. Por ello, reclaman una salida negociada al problema con el fin de que se sumen, y no se resten, docentes al sistema educativo vasco. Así, aseguraron apoyar el objetivo del bilingüismo total en el sistema educativo, pero insistieron en que no está alcanzado y que es necesario construirlo sin excluir a aquellos profesores que no alcanzan el nivel requerido de vascuence. El encierro que mantienen estos profesores no afecta a su docencia ni a sus clases de vascuence, ya que se realizan turnos para que nadie se vea perjudicado. Igualmente, los docentes aseguraron que cuentan con apoyos, incluso de profesorado que prefiere no manifestarlo públicamente porque, según contaron, la situación es complicada y más aún ante la proximidad de las elecciones autonómicas, que se celebrarán el próximo 17 de abril. Los 157 profesores se encerraron en el Instituto Bertendona de Bilbao hace hoy 36 días para denunciar que el decreto aprobado por el Gobierno vasco en julio de 2004 vulnera sus derechos laborales y les condena a trabajar días sueltos Tras reunirse con Múgica, García de Vicuña explicó a los periodistas que la solución más simple a este conflicto es la paralización del decreto.