Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 29 3 2005 ABC Cartas al director Necesitamos un cambio Los 25 años de gobierno ininterrumpido del Partido Nacionalista Vasco (PNV) han creado en nuestra tierra una cultura política basada en los mitos de la tradición nacionalista y en la creencia de que en Euskadi se vive estupendamente Magnífica labor de propaganda, producto del permanente dominio peneuvista y de una sociedad como la vasca, atemorizada y anestesiada por la amenaza terrorista, que ya no distingue entre el partido gobernante y la administración pública. Por todo eso no podemos seguir obviando los problemas de Euskadi: el terrorismo etarra aleja del País Vasco millones de euros en inversiones empresariales; continúa habiendo más de 70.000 vascos en paro; la Universidad pública se viene abajo; el euskera se ha convertido en un instrumento discriminatorio; cientos de jóvenes cambian el País Vasco por Madrid; y un largo etcétera. Euskadi no necesita planes fundados sobre mitos, sino gobiernos que garanticen la convivencia, el progreso económico y el bienestar de los vascos. Necesitamos un cambio. Yuri Morejón Ramírez de Ocáriz. Leioa (Vizcaya) Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es Yo era el grupo de ultraderechistas Ruego rectificación a quien corresponda, lo que equivocadamente aparece en la página 13 de este diario del día 18 de marzo sobre el grupo de ultraderechistas que convocó la manifestación del pasado día 12 en torno a la estatua de Franco. El grupo de ultraderechistas era una sola persona, yo, voluntario requeté durante la cruzada de liberación, alférez provisional, voluntario en la División Azul y en las fuerzas que se opusieron al ridículo intento de invasión del Maquis por el Pirineo. Dicha convocatoria fue realizada a través de los fabulosos medios de difusión a mi disposición: mi teléfono y mis amigos. La historia no se puede borrar y menos la escrita con letras de oro. Independientemente de esta rectificación, agradecería que se hiciera constar que casi coincidiendo en el tiempo, fue ofrecido al siniestro personaje, al de Paracuellos me refiero, con la asistencia de entre otros personajes de Sabino Fernández Campo, cuya fulminante expulsión de la Hermandad de Alféreces Provisionales por ser indigno de pertenecer a ella ha sido solicitada ya a la junta nacional. Antonio Vallejo Zaldo. Huelva. El Valle de los Caídos Puedo leer en este periódico en la edición del día 28 de marzo que el Gobierno tiene intención de hacer en el Valle de los Caídos un Centro de Interpretación del Franquismo y me he preguntado: qué significa eso de Centro de Interpretación del Franquismo, y por lo que he podido entender, en resu- men, dicen que es para ayudar a explicar a la gente qué significó la dictadura. Vamos a ver si dejamos de hacer el imbécil con el dinero ajeno. Creo que el Gobierno debería tener otras preocupaciones más importantes que El Valle de los Caídos o lo que este lugar signifique para muchos españoles. Pero como viene de parte de Iniciativa per Catalunya Verd (ICV) que, según parece, ha mantenido reuniones secretas con el Gobierno... ¡Pero bueno! Reunioncitas secretas para quitar el caballo y para montar no se qué payasada en El Valle de los Caídos. Dejen ese sitio en paz, que tal y como está, está perfectamente y creo que no molesta a nadie, al igual que no molestaba la estatua de Franco, en cambio es muy molesto tener que estar pagando una pasta a muchos incompetentes que tenemos como ministros, eso es muchísimo más moles- to y en cambio no los quitamos. Fernando Juárez Fernández Las Palmas de Gran Canaria. Derecho a pan y agua Es inhumano mantener con vida de forma artificial a una persona indefinidamente. La ventilación asistida y otras medidas extraordinarias tienen sus indicaciones en determinadas situaciones críticas que pueden revertirse mediante dicho soporte. Otras medidas ordinarias tales como la alimentación, la nutrición o la higiene no entran en el llamado encarnizamiento u obstinación terapéutica. Estos cuidados básicos no deben negarse a las personas, sea cual sea su edad, su autonomía, consciencia o, incluso, su utilidad en la sociedad El caso de Terri Schiavo trae una vez más a los medios el tema de la dignidad en la muerte. Con ella lo que se pretende es simplemente dejarla morir desnutrida y deshidratada. La llamada sonda nasogástrica aunque tenga un nombre muy técnico, no es más que un tubito que permite administrar nutrición y agua a enfermos que- -por muy distintas causas- -no pueden tragar. Y es lo que le han retirado a ella. Otro tema muy distinto es la tan nombrada recientemente- -a raíz del caso del Hospital de Leganés- sedación terminal En el caso de pacientes con enfermedades progresivas, incurables y en situación terminal, cuando los síntomas que presentan no son controlables más que con mórficos y sedantes, puede ocurrir que la dosis necesaria para quitar esos síntomas (el dolor, la dificultad para respirar, la angustia... sea tal que, secundariamente, se precipite la muerte. Pero lo que se pretende no es poner fin de una vez por todas a esa enfermedad: se busca conseguir la máxima calida de vida para las últimas horas o días de esa persona, aunque la muerte vaya a llegar algunas horas o días antes. No hay que confundir los términos referidos. En la sedación terminal es preciso el consentimiento informado del paciente o la familia para practicarla; pero es obvio que Terri no puede opinar sobre si desea seguir siendo alimentada o no. María Helena López de Ceballos Reyna, médico oncóloga. Cáceres. Otra vez los distintivos A pesar del rechazo mayoritario de los españoles, la Dirección General de Tráfico nos impone a los ciudadanos, actuando al dictado de los nacionalistas, el uso obligatorio de la bandera de la CA en las placas del coche, permitiendo al usuario renunciar a ello previo pago de 18 euros, cuando lo sensato sería que el nacionalista se pagase el capricho. Dicho de otro modo, cuando hace cuatro años se eliminaron las iniciales provinciales de las placas, ahora la DGT, y a propuesta de Convergencia i Unió, nos obliga a todos los españoles a ser nacionalistas. No basta con pertenecer a Europa y a España, sino que ahora, sin fundamento alguno que lo justifique, se nos obliga a ser unos acreditados y estúpidos aldeanos. Todos podemos imaginarnos la suerte que puede correr un coche con matrícula de Barcelona en Madrid. Sin embargo, Tráfico no explica si, cuando se produzcan los altercados, asumirá la responsabilidad por la demencial medida impuesta a los españoles. José L. Pérez Óvilo. Murcia.