Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 3 2005 Economía 77 JUAN VELARDE FUERTES DÍAS ACIAGOS (I) LA QUIMERA stamos ya a muy pocos días de las elecciones regionales vascas. Su importancia es notable, y trasciende con mucho del ámbito de esta autonomía, y, por supuesto, del juego corriente de los partidos en una democracia apacible. Por ello conviene dejar las cosas claras. Muy posiblemente debe colocarse el conjunto de los comentarios a hacer, desde el punto de vista de la economía, bajo un título de Pío Baroja puesto por el gran escritor vasco, al conjunto de dos obras escritas cuando comenzaba el novelista a dar su última vuelta al camino Días Aciagos Ante algunos anestesiados, como veremos, por el bienestar derivado del íntimo enlace del País Vasco con el resto de España, quienes deciden que quizá no sea para tanto lo que señalan los estudiosos independientes, viene bien recoger como embocadura la que debería ser una reacción racional sobre la actual realidad. Lo señala así el protagonista de la serie barojiana, Procopio Pagani: Me tranquilizo en parte, pero no me llega a producir alegría ¿Por qué es posible decir esto? Muy en primer lugar busquemos la esencia última de la cuestión ahora planteada, que es, desde luego, una quimera. Se consideraba por la mitología que una quimera era un animal de componentes antitéticos: tenía cabeza de león, vientre de cabra, cola de dragón y vomitaba llamas. Los tres elementos que conforman el problema vasco, son, por un lado, un componente reaccionario contra el régimen liberaldemocrático, que se implantaba en E España, con la base creada por los ilustrados en las Cortes de Cádiz, en 1812. La réplica en esta región fue el foralismo, que incluso, como todos sabemos, se impulsó por Espartero para frenar al carlismo. Véase en este sentido el ensayo esencial para entender este talante antiliberal, obra de Vidal de la Blache, Las regiones francesas publicado en Revue de París diciembre 1910. En segundo lugar, y paradójicamente, deriva de la revolución liberal, en cuanto ésta va hermanada con el romanticismo. En el caso vasco, esto provocó el nacimiento del movimiento euskalerriako. Sus publicaciones, impregnadas de un sentimiento clarísimo de agravio, ese que surge siempre del romanticismo, y que se alza irritado y como elemento de atracción populista, en toda tendencia separatista, fue el capitaneado, primero por Sabino Arana y, después, tras la aceptación del fenómeno de la industrialización por Ramón de la Sota, por los dirigentes sucesivos del PNV. Mas he aquí que aparte de sus juventudes les llegó, posteriormente, otro mensaje, derivado de un planteamiento que se pretendía bastante por los pelos que era de Marx. Se trata de un nacionalismo que se había explorado, por razones evidentemente oportunistas, durante la guerra civil que siguió a la Revolución de Octubre de 1917 en Rusia. Algo planteó Lenin, pero se consagró en el ensayo de Stalin La cuestión nacional De esa derivación del marxismo procede doctrinalmente Herri Batasuna. Sin tener en cuenta que se ha creado esta quimera y que escupe fuego, como por desgracia bien sabemos, en la que se mezclan elementos reaccionarios de vuelta a las esencias del Antiguo Régimen; revolucionarios nacionalistas liberales esencialmente románticos y, finalmente marxista- stalinistas, es imposible entender lo que palpita en estos momentos en el País Vasco. Ser inviable esta quimera es algo que debe plantearse también desde el punto de vista económico en un país, España, que tiene 22.020 dólares de Renta Nacional Bruta en paridad de poder adquisitivo (PPA) en el año 2003 y por habitante, con análoga distribución de la renta que Francia- -sus índices de Gini respectivos son 0,325 y 0,327, pero esa ligera ventaja española puede deberse a cualquier estimación previa- y que según el trabajo para Funcas de Alcaide en el volumen Balance económico regional (Autonomías y provincias) Años 1995 a 2003 tiene una convergencia, en 2004, para la Unión Europea de los 15 del 93,42 de la renta bruta por habitante. Ignorar todo un conjunto de consecuencias económicas, al pretender que tenga vida activa esa quimera podría ser gravísimo, y desde luego podría originar cataclismo por cataclismo en las tres provincias vascas, las cuales habían recuperado buena parte de su puesto, tras las enérgicas medidas de 1996, el año del inicio del modelo Aznar- Rato. Ignorar todo un conjunto de consecuencias económicas al pretender que tenga vida activa esa quimera podría ser gravísimo Para eso no vendrá mal explorar la realidad de la economía regional vasca sobre todo con dos importantes puntos de apoyo científicos. Por un lado, con el trabajo del catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Complutense, Mikel Buesa, Unidad de mercado y secesión: el caso del País Vasco una separata de 16 páginas. En él se puntualiza a la perfección una tendencia bien visible en estos momentos por todo el ámbito de la Comunidad autónoma Vasca en la que, a causa del Plan Ibarreche, se ha puesto muy en peligro la confortable situación actual. Esa exploración tendrá como título concreto El efecto frontera Mas para cerrar esta realidad y su futuro es necesario explorarla gracias a otro excelente trabajo, debido al estadístico Julio Alcaide Inchausti, nuestro gran experto en cifras macroeconómicas regionales desde los viejos tiempos de las primeras estimaciones de las rentas provinciales de España, que llevaban a cabo en el Servicio de Estudios del Banco de Bilbao, José Angel Sánchez Asiaín y José Luis de Urquijo. Este trabajo actual de Julio Alcaide se titula Demografía y economía del País Vasco. 1950- 2002 (Instituto de Estudios económicos, 2004) Cerraría esta serie su glosa bajo un título stendhaliano: He aquí los detalles exactos Conviene añadir que en lo económico se observa una escisión en el País Vasco. Se pone con claridad de manifiesto en el valioso trabajo de Joan R. Rosés, de la Universitat Pompeu Fabra, y Blanca Sánchez Alonso, de la Universidad San Pablo- CEU, Regional wage convergence in Spain 1850- 1930 publicado en Explorations in Economic History 2004, n 41, donde, y hacen muy bien para contemplar la realidad de la situación, sitúan a Álava en el Valle del Ebro y a Vizcaya y Guipúzcoa en la Cornisa Cantábrica. Esto que, viene de atrás, puede incluso ampliarse. Grandes consumidores vuelven a la tarifa regulada por el Gobierno ante la subida del gas en España ABC BARCELONA. Grandes consumidores industriales de gas en España se están retirando del mercado liberalizado y están intentando volver a comprar gas con la tarifa regulada por el Gobierno ante la subida del precio de esta materia prima en España, según fuentes del sector consultadas por Efe. Una quincena de empresas en Cataluña, como mínimo, en su mayoría de cogeneración, han recibido cartas de comercializadores de gas anunciándoles que dejarán de suministrarles esta Semana Santa, ya que cancelan los contratos firmados al no poder mantener los precios pactados, que están por debajo de los de tarifa. En una de esas cartas, una comercializadora de gas informa a su cliente que de acuerdo con nuestro escrito de fecha 1 de febrero de 2005 donde comunicábamos nuestra intención de resolver el contrato de suministro de gas dicho contrato quedará resuelto a las 00.00 horas del día 27 de marzo de 2005 Pero para que estas empresas puedan volver a la tarifa deberán cumplir las condiciones estipuladas en el Real Decreto Ley de reformas urgentes para el impulso a la productividad y la mejora de la contratación pública. En él se indica que los consumidores cuyo consumo anual sea superior o igual a 100 millones kWh deberán permanecer en el mercado liberalizado por un período mínimo de tres años y deberán realizar la solicitud de cambio a la empresa distribuidora con una antelación mínima de seis meses a la fecha prevista de cambio de suministrador Por ello, las empresas que desean volver a la tarifa, tardarán como mínimo seis meses en poder hacerlo, eso si llevan tres años en mercado liberalizado, y mientras tanto deberán contratar gas con otros distribuidores a precios mucho más altos. Tanto Gas Natural como el resto de distribuidores de gas han declinado hacer declaraciones sobre el tema, pero en medios del sector se advierte de que se ha acabado la época del gas barato en España, que permitía el crecimiento del mercado liberalizado. El gas español es el más barato de Europa para grandes consumidores, entre un 8 y un 35 en función de los diversos segmentos industriales, según los últimos datos Eurostat, pero en los últimos meses comercializadoras como Gas Natural, Endesa e Iberdrola, entre otras, ya han dejado de hacer ofertas y en algunos casos están renegociando contratos para trasladar al cliente las subidas de gas. La previsión apuntan a que la subida del precio del gas este año puede llegar a superar en algún caso el 20 de lo que estabacostando hasta ahora. China pondrá fin a los subsidios a las empresas estatales en bancarrota ABC PEKÍN. El Gobierno chino anunció ayer, a través de un comunicado de la prensa oficial, que en cuatro años se abandonará la política de ayudas a empresas estatales en bancarrota, lo que podría afectar a 5.000 compañías y varios millones de trabajadores, informa Efe. La bancarrota de muchas empresas se produjo tras reforma económica china bien porque su producción no era competitiva en el mercado o por un exceso de personal. Esta eliminación de los subsidios permitirá que las compañías públicas se adapten a las leyes de mercado según señaló el viceministro de la Comisión de Administración y Supervisión de Empresas Estatales, Shao Ning.