Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 3 2005 43 La epidemia de gripe aviar se extiende por vez primera a Corea Todos fuimos embriones lema de la campaña de la Conferencia Episcopal La vida humana, don precioso de Dios, es sagrada e inviolable recuerda la Iglesia en el décimo aniversario de la Evangelium Vitae b El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción subraya la Conferencia Episcopal, en la tercera campaña informativa JESÚS BASTANTE MADRID. Todos fuimos embriones es el lema de la próxima campaña que la Iglesia lanzará en todas las parroquias y colegios católicos a partir del próximo 4 de abril, coincidiendo con el décimo aniversario de la publicación de la Encíclica Evangelium Vitae de Juan Pablo II. Se trata de la tercera campaña informativa organizada este curso por la Conferencia Episcopal, tras las llevadas a cabo sobre la eutanasia y el matrimonio. Como en otras ocasiones, el Episcopado tiene previsto lanzar alrededor de siete millones de dípticos, en los que aparece la imagen de un bebé durmiendo y de una familia numerosa, así como detalles de investigaciones con embriones. La vida humana, don precioso de Dios, es sagrada e inviolable apuntan los obispos en la campaña que, citando a la propia Evangelium Vitae subraya que el ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir de ese mismo momento se le deben reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida FOTOS: EPA, AFP Y AP A pesar de la lluvia, la Plaza de San Pedro se llenó a rebosar. La ceremonia se transmitió a 74 países tras dos chiquillos liberaban palomas blancas. El precio fue el primer ingreso urgente en el hospital Gemelli, al que pronto seguiría otro, con traqueotomía incluida, por no cuidarse durante la primera convalecencia. Embrión humano de cuatro células ABC Tristeza y aplausos Pero Juan Pablo II sabe que los fieles quieren verle y, aun consciente del riesgo, volvió a asomarse ayer a la ventana asesina El viento era fuerte, y el brusco cambio de temperatura le provocó un golpe de tos- -especialmente molesto para quien lleva una cánula en la garganta- -al que pronto siguieron otros. El Papa se llevaba de vez en cuando las manos a la cabeza en gesto de dolor, pero insistió en tener delante los papeles con el texto de su mensaje, una bellísima plegaria en la que imploraba a Jesús enséñanos palabras y gestos de paz. De paz para la tierra consagrada por tu sangre y por la sangre de tantas víctimas inocentes. De paz para la humanidad, amenazada por guerras fratricidas En la parte final, ya no podía sostener los papeles. A medida que se acercaba el momento de bendecir, la tensión y el dolor aumentaban en su rostro. Cuando le acercaron el micrófono, se oía solo un estertor, un jadeo y el inicio de una palabra, truncada en un grito sofocado. Un nuevo esfuerzo produjo tan sólo otro lamento, y el Papa se resignó a bendecir en silencio, con la amargura en el rostro. Por unos segundos, los fieles también se quedaron sin habla, pues no sabían si estaba bendiciendo o no. Sólo al ver que le retiraban el micrófono comprendieron que el Papa no había logrado hablar. Las lágrimas brotaron en todas las mejillas, y la Plaza de San Pedro estalló en un aplauso atronador. Arriba, en su ventana, el Papa lloraba también. Y, frente a sus pantallas, millones de fieles en todo el planeta. Los obispos piden a los científicos que nunca se dejen seducir por posibilidades contrarias a la ética sio Internacional de Teología, que tendrá por título Sociedad contemporánea y cultura de la vida. En el décimo aniversario de Evangelium Vitae A su vez, los obispos miembros de la Subcomisión Episcopal para la Familia y Defensa de la Vida han emitido un mensaje, titulado La vida humana, don precioso de Dios donde inciden en que todo atentado contra la vida del hombre es también un atentado contra la justicia y constituye una grave ofensa a Dios En su mensaje, la Iglesia da gran importancia al debate sobre el estatuto del embrión, destacando que desde el principio estamos ante una vida hu- mana puesto que el embrión no es un mero agregado de células vivas, sino el primer estadio de la existencia de un ser humano. Desde el momento de la fecundación hay vida humana, y por tanto dignidad personal Curar sin eliminar la vida El comunicado también hace hincapié en los avances científicos, gracias a los cuales hoy son posibles terapias e incluso operaciones intrauterinas en beneficio del no nacido A su vez, los obispos saludan la aplicación terapéutica de las células madre procedentes de tejido de adulto. Éstas son las auténticas terapias: las que curan sin dañar ni eliminar la vida Por ello, piden a los científicos que promuevan siempre la vida frente a tantas amenazas por parte de una cultura de la muerte que se manifiesta de muchas maneras: la anticoncepción, la extensión de las esterilizaciones, la disminución preocupante de la natalidad, el aborto, la píldora del día después -que además de anticonceptiva puede ser abortiva- la manipulación del lenguaje al hablar de preembriones como si no fueran ya plenamente personas, la selección y reducción embrionarias, la manipulación y destrucción de embriones para obtener células madre para la investigación, y la cada vez más amenazante práctica de la clonación Por eso, les pedimos que proclamen con valentía el valor sagrado de la vida humana desde el momento de la concepción y que nunca se dejen seducir por posibilidades contrarias a la ética Finalmente, el mensaje recalca el papel de la familia para la defensa de la vida humana, pidiendo más profunda conciencia de su misión al servicio de la vida Charlas y encuentros Junto al reparto de folletos, la Iglesia también ha previsto la celebración de charlas y mesas redondas en parroquias y asociaciones católicas. Por su parte, la Universidad de Navarra celebrará, del 6 al 8 de abril, su XVI Simpo- Denunciar toda práctica que atente contra la integridad de las personas En su mensaje con motivo del décimo aniversario de la Evangelium Vitae la Conferencia Episcopal realiza un especial llamamiento a los profesionales de la salud, a quienes insta a apoyar siempre la vida, y rechazar e incluso denunciar toda práctica que atente contra la integridad o la vida de las personas, singularmente la de aquellas más débiles como los embriones, los no nacidos, los disminuidos, los ancianos y los enfermos terminales Del mismo modo, la nota recuerda la conveniencia de promover los procesos de adopción y recomendar esta posibilidad a las personas que consideran la posibilidad de abortar En este sentido, la Iglesia española agradece la labor de las asociaciones pro- vida cristianas, que contribuyen a la elaboración de una política familiar adecuada Finalmente, invitan a todas las familias cristianas a implicarse afectivamente en estas acciones.