Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid LUNES 28 3 2005 ABC Madrid CIUDAD ABIERTA JOSE PABLO ONONO Abogado (Guinea Ecuatorial) Hablar el mismo idioma facilita la integración TEXTO: AIDA FERNÁNDEZ FOTO: DE SAN BERNARDO Una mujer de 82 años fallece atropellada por un coche robado ABC MADRID. Una mujer de 82 años, identificada como Rosa Diéguez Diéguez, falleció a última hora de la tarde de ayer en el Hospital Doce de Octubre, tras se atropellada por un vehículo a la altura del número 121 de la calle Valmojado, en la confluencia con Illescas, en el barrio de Aluche, según fuentes policiales. El coche, un Volkswagen Golf, había sido robado en el distrito de Salamanca el pasado día 12 de marzo. El conductor del vehículo lo abandonó tras el atropello y se dio a la fuga a pie, precisaron las mismas fuentes. La mujer cruzaba por un paso de cebra regulado por semáforos cuando se produjo el atropello, aunque aún se desconoce si el coche respetó la señalización. Sin embargo, la Policía Municipal ya ha podido constatar que el vehículo que la atropelló circulaba a gran velocidad, ya que el cuerpo de la mujer fue despedido diez metros, a falta de tomar declaración al conductor. Como consecuencia del siniestro, la atropellada sufrió traumatismo craneo- encefálico y la fractura de la pelvis y las dos piernas. Perseguido por la justicia de su país, vino a España en 1995 este ciudadano de Guinea Ecuatorial. Acusado de planear un golpe de Estado, tuvo que dejar su tierra, y tras vivir en Barcelona, finalmente se instaló en Madrid. Gracias a una beca de la Agencia de Cooperación Española estudió Derecho y se hizo abogado. En la actualidad tiene un despacho propio con el cual asesora a otros inmigrantes. ¿En qué condiciones se vino a España? -Pertenecía a la Ejecutiva del Partido Progreso de Guinea y un día me acusaron de planear un golpe de Estado. Conseguí escapar y como mi familia había reunido dinero, no tuve mu- chos problemas. ¿Cómo fueron los comienzos? -Cuando llegué ya había franqueado una barrera muy importante como es la del idioma. Llegar a un país y que todo el mundo te entienda cuando hablas es de gran ayuda. ¿Tuvo alguna dificultad por ser inmigrante? -En realidad, problemas de integración tuve los justos. Siempre hay algunos brotes de xenofobia; pero no los he sufrido grandes. El nivel de acogida de España es bueno. ¿Qué es lo que más valora de este país en comparación con el suyo? -Lo que más me gusta es el nivel de libertades que hay aquí. Yo creo que las personas se desarrollan por la libertad. Puedes sentir hambre y, si vives en libertad, puedes decirlo en alto. España cumple mi ideal de libertad en el cual una persona tiene capacidad de desarrollo. ¿Ha vuelto a ver a su familia? -Mi hermana y mi sobrina viven aquí. Pero en las condiciones en las que me fui, no es fácil regresar a él de visita. ¿Y en el futuro, planea regresar o quedarse? -Ahora estoy asentado aquí, pero sueño con volver cuando la situación política allí cambie. En el caso de que pudiera regresar, tendría la oportunidad de hacer una aportación positiva al país. Muy personal ¿Cómo se vive el exilio? -No es fácil, porque te desarraigas de tu propio hábitat natural de forma violenta. Eso inevitablemente deja una huella negativa en la mentalidad de una persona. De todas formas, cuando yo me fui, en mi país existía un estado de peligrosidad muy alto y otros compañeros, por ejemplo, ya habían sido arrestados en peores circunstancias.