Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
24 Internacional LUNES 28 3 2005 ABC A Sharón le ha costado 292 millones de euros despejar de obstáculos políticos el camino para la evacuación de Gaza Israel acusa a la ANP de un supuesto intento de contrabando de misiles tierra- aire a través de los túneles con Egipto pejado de obstáculos políticos para salir de Gaza. Camino que comenzó a recorrer, para sorpresa de unos (los palestinos) y de otros (sus ahijados, los colonos judíos) el 2 de febrero y que, a pesar de las muchas trabas encontradas, está a punto de completar. Una vez se aprueben los presupuestos, lo que garantizará la estabilidad y supervivencia del Ejecutivo, sólo quedará poner en práctica dicha evacuación. El Shas, clave para Gaza Una niña israelí agarra el fusil M- 16 de un colono disfrazado de payaso en Hebrón, durante la fiesta hebrea del Purim EPA Todo se compra y se vende en Israel Sharón logra el apoyo del jefe de la oposición para sus Presupuestos hoy, con la duda de los sufragios de los diputados ultraortodoxos del Shas, el posible referéndum sobre la evacuación de la Franja de Gaza JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Dos son las razones por las que Ariel Sharón se ha salido con la suya en lo que podía ser su semana de pasión y se va a convertir en su semana de gloria: lleva 55 años en la política israelí y se conoce todos los trucos, y tiene dinero. Así, casi en el último minuto de un partido tan igualado que en algún momento ha estado incluso a punto de perder, el primer ministro hebreo ha logrado convencer a su hasta hace unos meses ministro de Justicia, Yossef Tommy Lapid, y hoy jefe de la oposición, para que el Shinui, azote de los religiosos, vote el miércoles a favor de los Presupuestos Generales del Estado y evite la caída del Gobierno y la convocatoria de elecciones anticipadas. Experiencia pero también dinero. Un rápido repaso de los últimos movimientos políticos de Sharón demuestra que el Partido Laborista recibió 640 millones de shekels (115 millones de euros) a cambio de sumarse a la coalición de Gobierno. A su vez, el Judaísmo Unificado de la Torah sacó de las arcas del Estado para sus necesidades imperiosas 290 millones de shekels (52 millones de euros) suma que a la postre empujó al b La Kneset vota Shinui a abandonar el Ejecutivo por oponerse a más ayudas económicas y fiscales para los ortodoxos judíos. Marcha atrás del Shinui Ahora, lo que son las cosas de la política, el propio Shinui (con sus 14 diputados) tras decir su líder durante semanas que votaría en contra de los Presupuestos Generales aun a costa de poner en peligro la anunciada evacuación de Gaza, ha dado marcha atrás. Lapid, sólo cinco años en la política tras ejercer el periodismo, no tuvo más remedio, reunido en la noche del sábado en el rancho de los Sicamoros del Neguev con Sharón; con la tele sin sonido de fondo para seguir de reojo el partido de fútbol entre Israel y Eire; con un plato de carne asada con verduras sobre la mesa, y frente al hombre que casi todo lo sabe y lo puede en la política, que aceptar las presiones de Arik y su dinero: 700 millones de shekels (125 millones de euros) Calculadora en mano, 115 millones de euros aquí, 52 millones de allá, 125 millones de acullá, a Sharón le ha costado 292 millones de euros en dádivas y prebendas asegurarse un camino des- Una pequeña china se le ha metido no obstante en el zapato a Sharón: la votación de hoy en la Kneset (Parlamento) para un posible referéndum sobre la evacuación de la Franja mediterránea. Arik tiene en principio asegurado el no pero los ultraortodoxos del Shas (11 diputados) podrían inclinar la balanza si su mentor espiritual, el rabino Ovadia Yossef, les invita a votar, en contra de sus iniciales pronunciamientos, a favor de la consulta popular. De fondo, mientras, nuevas discrepancias sobre el terreno con los palestinos: Israel ha anunciado que congela la entrega de Qalquilia a la ANP no sólo por no hacer ésta nada para luchar contra la violencia sino por estar involucrada, según Tel Aviv, en un supuesto intento de contrabando de misiles tierra- aire a través de los túneles que unen Gaza con Egipto. Y es que, en efecto, también en este caso, casi todo tiene un precio en esta convulsa tierra de Oriente Próximo. Walid Yumblat niega que el desarme de Hizbolá esté en el orden del día libanés J. CIERCO JERUSALÉN. La cuerda se ha tensado tanto en el Líbano en las últimas semanas (la penúltima gota que ha colmado el vaso fue el atentado de la noche del sábado que, a la postre, no se cobró muertos pese al anuncio oficial de dos víctimas mortales) que las dos partes en conflicto, divididas en otras muchas, están a punto de ceder en algunas de sus exigencias para evitar el caos y espantar la amenaza de una guerra civil. Así, el presidente prosirio, Emile Lahoud, se plantea la destitución in- minente de los responsables de los servicios secretos libaneses, muy conectados con Damasco, que según la oposición estarían detrás de los últimos atentados perpetrados en distintos barrios cristianos de Beirut. Sin olvidar, por supuesto, el asesinato del ex primer ministro Rafic Hariri el pasado 14 de febrero. Gobierno de coalición nacional Así, la mencionada oposición, encabezada entre otros por el líder druso, Walid Yumblat, comenzaría a sopesar la posibilidad de sumarse a un Gobier- no de coalición nacional que saque al país de la parálisis política actual y permita la celebración de las elecciones legislativas. Más aún. Pese al apoyo recibido de la comunidad internacional en sus aspiraciones de ver cómo los sirios se van de manera definitiva del País del Cedro, Yumblat aseguró ayer, tras entrevistarse con el líder del Partido de Dios, Hasán Nasralah, que no ha llegado el momento de desarmar a Hizbolá, tal y como se exige en la resolución 1.559 del Consejo General de Naciones Unidas. Walid Yumblat, que no es sospechoso en ese sentido, llamó asimismo a la población a tomarse con calma la retirada siria y a lograr la formación de un nuevo Parlamento que no sea hostil ni a Hizbolá ni a Damasco, porque lo contrario sería hacerle el juego a Estados Unidos e Israel