Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 3 2005 Nacional 15 La Familia Real asistió a la misa de Pascua en la catedral de Palma ABC. Sus Majestades los Reyes, Sus EFE Altezas Reales los Príncipes de Asturias, los Duques de Lugo, los Duques de Palma de Mallorca y los cinco nietos de Don Juan Carlos y Doña Sofía asistieron ayer en la catedral de Palma a la misa del Domingo de Pascua, una cita tradicional de la Familia Real durante la Semana Santa. Don Juan Carlos, Doña Sofía, Don Felipe, Doña Letizia, la Infanta Doña Elena, acompañada por su marido Jaime de Marichalar y sus dos hijos Felipe Juan Froilán y Victoria Federica, y Doña Cristina, con su esposo Iñaki Urdangarín y sus tres hijos Juan, Pablo y Miguel, fueron recibidos por el obispo de Mallorca, Jesús Murgui, ante cientos de personas que saludaron con aplausos a la Familia Real al completo. Zapatero propondrá a Chávez y Uribe el modelo antiterrorista hispano- francés El presidente del Gobierno comienza hoy un viaje a Venezuela y Colombia Ejecutivo, junto a Lula da Silva, se reunirá en Puerto Ordaz con los presidentes venezolano y colombiano, para instarles a cooperar y limar sus diferencias LUIS AYLLÓN MADRID. José Luis Rodríguez Zapatero emprenderá esta noche un nuevo viaje al continente iberoamericano. Esta vez sus destinos serán Venezuela y Colombia, dos países entre los que, desde hace tiempo, existe una gran tensión. Precisamente uno de los objetivos del presidente del Gobierno es favorecer la creación de un clima de confianza en la zona que tranforme esa tensión en cooperación y, para ello, ha promovido, junto con el presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, la celebración de una cumbre en la que ambos participarán junto con los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Colombia, Álvaro Uribe. La celebración de esta reunión a cuatro bandas, que tendrá lugar mañana en la localidad de Puerto Ordaz, donde se unen los rios Caroní y Orinoco, 500 kilómetros al sureste de Caracas, servirá también a Zapatero para difuminar en cierto modo su objetivo de visitar a Chávez con el fin de cerrar el acuerdo de venta de petroleros, patrulleras y aviones a Venezuela. Por lo que respecta a la reunión de Puerto Ordaz, que, según fuentes gubernamentales, ha suscitado mucho interés en Iberoamérica, el deseo es que se tomen decisiones que permitan pob El jefe del Patrulleras y asfalteros para aliviar a Izar MADRID. Zapatero ha mostrado un gran empeño en acudir a Caracas porque Chávez está dispuesto a adquirir en España ocho aviones de transporte C- 295 fabricados por CASA- EADS, por valor de unos 300 millones de euros y, sobre todo, cuatro patrulleros de altura con plataforma para helicópteros y cuatro barcos de vigilancia costera, por importe de unos 700 millones de euros. El acuerdo será incluido en un protocolo que se firmará durante la visita, y a esos barcos se unirían dos o tres buques asfalteros y el compromiso de reparar otro petrolero venezolano en España. La difícil situación de Izar se verá aliviada gracias a la operación que, en lo que respecta a los asfalteros, debía ser firmada antes del 31 de marzo, fecha en que comenzará la liquidación de la parte civil de la empresa. El acuerdo dará trabajo a varios astilleros, entre ellos el de Sestao, precisamente en vísperas de elecciones en el País Vasco. En su gira iberoamericana de finales de enero, Zapatero proyectó una escala en Caracas para impulsar los acuerdos, pero el malestar de Colombia por la venta de material militar a Venezuela, le hizo desistir de la idea. El encargado de concretar la operación fue su ministro de Defensa, José Bono, quien viajó a Caracas y acompañará ahora a Zapatero, junto con el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, y, tal vez, el de Industria y Comercio, José Montilla. ner en marcha medidas de cooperación entre Caracas y Bogotá, que recientemente vivieron una grave crisis a causa de la detención en suelo de Venezuela por efectivos de Colombia de Rodrigo Granda, dirigente de la guerrilla colombiana de las FARC. Por ese motivo, uno de los consejos que Zapatero ofrecerá a Chávez y Uribe, según las fuentes consultadas, es que es más beneficioso para ambos países aplicar un modelo de cooperación en la lucha contra el terrorismo como el que vienen desarrollando España y Francia desde hace tiempo, tanto a nivel policial como judicial, y que ha dado muy buenos resultados. Ese aspecto, así como la lucha contra el crimen transnacional, se uniría a medidas de cooperación transfronteriza que se quieren propiciar con la cumbre, incluida la realización de varios proyectos de infraestructuras con marcado carácter social que favorezcan las condiciones de vida en la región. Para esos proyectos es necesaria la participación de Brasil, que compar- te frontera con Venezuela y Colombia en la zona amazónica. La reunión, en cuya preparación ha intervenido, por parte española, el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino Léon, que ha viajado varias veces a la zona, es seguida también con interés por Estados Unidos. La administración Bush, más próxima al Gobierno de Uribe, ve con mucha preocupación las proclamas y las actuaciones de Chávez, especialmente su desmedida política de adquisición de armamento. Visitas bilaterales Zapatero tiene previsto llegar a Caracas la próxima madrugada y desde allí se desplazará al complejo de Macagua, de la empresa minera estatal venezolana CVG, donde tendrá lugar el encuentro de los cuatro mandatarios. Una vez concluida la reunión, y tras una declaración conjunta de los cuatro participantes, Zapatero y Chávez regresarán a Caracas, para una visita bilateral del jefe del Ejecutivo a Venezuela. Esta visita será el momento más delicado de su gira iberoamericana, porque la personalidad de Chávez no deja de resultar inquietante en La Moncloa, sobre todo después de su polémico paso por España en noviembre del pasado año, en que presentó a Zapatero casi como el campeón del antiimperalismo norteamericano. Zapatero, que también verá a la oposición venezolana. viajará el miércoles por la tarde a Bogotá para reunirse con Uribe, quien en febrero aplazó su visita a España, por enfermedad. La parte más delicada de la visita del jefe del Gobierno será la escala en Caracas, que, lo mismo que la iniciativa española para generar confianza en la región, es seguida con atención por Estados Unidos