Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 28 3 2005 Nacional 13 El Gobierno convertirá el Valle de los Caídos en un centro de interpretación del franquismo, según ICV Un senador de Iniciativa dice tener el compromiso de Zapatero para ello tras varias reuniones secretas b ERC propone suprimir los desfiles militares y la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas en actos públicos para fomentar la cultura de la paz ABC BARCELONA. Tras la retirada de una estatua del general Franco en Madrid y el anuncio del Gobierno de que esa decisión forma parte de una paultina desaparición de los símbolos franquistas en las ciudades, el Ejecutivo se propone ahora convertir el Valle de los Caídos, donde reposan los restos de Franco, en un centro de interpretación del franquismo, según hizo público ayer la formación Iniciativa per Catalunya- Verds (ICV) El senador y vicepresidente de ICV, Jaume Bosch, reveló ayer a Efe que ése es uno de los compromisos que su formación ha alcanzado con el Gobierno durante varios encuentros secretos mantenidos en las últimas semanas. Así, el Valle de los Caídos quedará convertido en un recordatorio de los horrores de la represión y en un centro de interpretación del franquismo para ayudar a explicar a la gente qué significó la dictadura Es el lugar perfecto para convertirlo en un centro de interpretación dijo Bosch. Pero por el momento, esta iniciativa no pasa de ser una idea que aún no se ha visto plasmada en papeles. De hecho, Bosch explicó que la fórmula ideada por el equipo de Zapatero, a petición de su formación, pasa por la presentación a las Cortes de un proyecto de ley antes del próximo mes de junio, cuando finalice el actual período de sesiones, en el que se incluirá un capítulo dedicado a la reconversión de este monumento situado en la sierra de Madrid. No obstante, fuentes del Grupo Parlamentario Socialista aseguraron ayer a ABC desconocer que, en efecto, el Gobierno vaya a aprobar un proyecto de ley en este sentido en los próximos meses, aunque no descartaron que pueda estar en fase de estudio una reconversión del Valle. Según Jaume Bosch, todavía no está decidido cómo se abordará en la práctica el cambio de orientación del monumento, lugar de peregrinación de turistas y nostálgicos de la dictadura, aunque el deseo de ICV sería que la renovación afectara tanto al recinto como a la página web del Valle de los Caídos. ICV quiere que el Valle de los Caídos sea un monumento contra la represión no se prevé el traslado de los restos de Francisco Franco ni de José Antonio Primo de Rivera, ambos enterrados bajo el suelo de la basílica. Por su parte, Esquerra Republicana de Catalunya, otro de los socios del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, ha propuesto que se supriman los desfiles militares y la presencia de miembros de las Fuerzas Armadas en actos públicos de carácter lúdico o festivo como medidas para fomentar la educación y la cultura de la paz. ERC es partidaria también de derogar todas las normas que regulan la concesión de medallas y condecoraciones del Ejército y de que no se den ayudas públicas para subvencionar proyectos de investigación que tengan fines militares. Estas medidas están recogidas en ABC Como los monumentos nazis Es necesario explicar- -añadió Bosch- -por qué nació el Valle de los Caídos, al estilo de los grandes monumentos nazis, y cómo se construyó de manera que se explique la muerte de cientos de republicanos en el transcurso de las obras. De momento, y aunque no han faltado peticiones en este sentido, como las realizadas por ICV o el PNV, las enmiendas que la formación republicana ha planteado a la proposición de ley sobre el fomento de la educación y la cultura de la paz que se debate estas semanas en el Congreso de los Diputados. En noviembre, el Pleno de la Cámara Baja aprobó que se comenzara a tramitar esta iniciativa, impulsada por el grupo de IU- ICV, con la finalidad de promover los valores de la paz, la tolerancia y el diálogo y la defensa de los derechos humanos como instrumentos para evitar la guerra y la violencia. En cualquier caso, el PSOE se opone a la pretensión de esos partidos de que el Gobierno destine el uno por ciento de los Presupuestos Generales a desarrollar los programas que planteaba IUICV en su iniciativa. GERMÁN YANKE ¿QUIÉN SE DEJA ENGAÑAR? TA no es sólo la suma de grupúsculos de pistoleros, como el que acaba de ser detenido bajo la esperpéntica denominación de comando Donosti Sin una trama amplia, que incluye desde la cobertura al necesario apoyo con apariencia política, los pistoleros no podrían llevar a cabo sus bárbaros atentados. Ha sido así desde antaño, aunque la constatación pública de esta evidencia se haya hecho esperar demasiado. Cuando el PNV, a diferencia de lo que hoy ocurre, quiso construir el País Vasco como una realidad política de la mano de los que no son nacionalistas, estuvo entre los primeros en afirmarlo, como también hace unos días los integran- E tes de la ilegalizada Batasuna se lo recordaron. Pero les recordaban, como pretendida ofensa, el reconocimiento de una verdad que, afortunadamente, tiene ahora el respaldo social y el refrendo judicial: Batasuna, como otras organizaciones sociales y culturales (sic) son parte, y parte necesaria, de un conglomerado totalitario y terrorista que se llama ETA. En la estrategia de la banda está, por tanto, el intento de presentar a las elecciones lo que, con un vergonzoso eufemismo, se llaman listas blancas de igual modo que, en otras ocasiones, se disfraza, para los mismos objetivos violentos, de asociación de vecinos o de organización que dice falsamente defen- der los derechos de las mujeres. La ilegalización de todas las hidras de este complejo totalitario o la prohibición de que la hijuela de una banda terrorista se presente a las elecciones no es, por todo ello, sino una consecuencia de la existencia real de un Estado de Derecho atento a la defensa de sí mismo porque, en ella, está la defensa de los derechos y libertades de sus ciudadanos. Asombra, por tanto, que todavía haya quien se deje engañar partiendo, al menos aparentemente, de la hipotética convicción de que ETA no es lo que realmente es. Son ya tantos años de lucha democrática contra el terrorismo, de experiencia de los fracasos y los aciertos en ese empeño, incluso de errores de perspectiva y eficiencia, que los que se dejan engañar producen tanta indignación como pasmo. Entre las voces que se han alzado estos días contra los recursos contra la lista Aukera Guztiak, no está el PNV, ciertamente, entre los engañados. Sabe el nacionalismo vasco hoy la naturaleza del entramado de ETA como lo di- jo abiertamente en su momento ante estrategias similares. No hay engaño, entonces, sino cinismo, un paso adelante más en el callejón sin salida de haber optado por el entendimiento de los violentos en vez de por el consenso y la confrontación democrática con los no nacionalistas. En el reino del todo vale se puede aprovechar, como hace Ibarretxe, la ausencia de los terroristas en los comicios y la sobreactuación de gritar contra ello para captar los votos más radicales. Hay, sin embargo, una cierta izquierda que, viéndola con condescendencia, sí parece engañada. No la de Madrazo, claro, que tendría que demostrar tanto que es de izquierdas como que no le casa perfectamente el adjetivo de profesional del engaño. Pero sí otra, para la que la quiebra del sistema constitucional debería tener, sorprendentemente, el carácter de bien jurídico protegido. Menos mal que los que llaman moderados aburguesados o sospechosos se cuidan de defenderlos a ellos.