Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Los domingos DOMINGO 27 3 2005 ABC COMUNIDADES ENFRENTADAS Los miembros de una familia de coptos de Nueva Jersey aparecieron degollados hace unas semanas en su casa. Rápidamente prendió la idea de que se trataba de un crimen cometido por extremistas islámicos. El caso es una metáfora perfecta acerca de lo fácil que es provocar el odio y la violencia racial echando gasolina a un crimen trufándolo de prejuicios y sospechas Crimen, codicia y prejuicios TEXTO: ALFONSO ARMADA CORRESPONSAL EN NUEVA YORK. FOTOS: CORINA ARRANZ Una figura de Cristóbal Colón con la cruz y la espada señala el horizonte en Journal Square, Nueva Jersey comunidad ortodoxa copta está horrorizada y conmovida por el brutal asesinato en Jersey City, Nueva Jersey, de una familia cristiana de ortodoxos coptos: Hossam Armanious, de 47 años; su esposa, Amal, de 37; y sus dos hijas, Sylvia, de 15, y Mónica, de 8, que fueron encontradas muertas en su casa el viernes, 14 de enero. De acuerdo con los primeros informes, cada uno de los miembros de la familia estaba atado y con la garganta segada Casi un mes más tarde, el diario The New York Sun capital judío, la ambición de hacerle sombra al New York Times y una permanente lectura antiárabe y antiliberal del mundo, titulaba Miedo en Nueva Jersey Desde el comienzo de la pieza, no había ninguna duda de por dónde iba la interpretación de lo ocurrido: Los detalles que rodean el asesinato de cuatro cristianos coptos en Nueva Jersey son tan brutales que incluso los defensores de los radicales musulmanes están nerviosos Todo el artículo estaba puntuado de alusiones inequívocas: Cristianos coptos, incluidos familiares de las víctimas, están mostrando su preocupación acerca de la capacidad de la policía para investigar a fondo cualquier conexión entre extremistas musulmanes y el crimen los miembros de la familia se muestran reacios a condenar a radicales musulmanes de los asesinatos, pero dicen que los detalles de las muertes son similares a crímenes perpetrados por extremistas en Egipto El artículo termina atizando el miedo: Mientras los que perpetraron el asesinato de la familia Armanious siguen libres, miembros de la comunidad copta continúan viviendo bajo el temor a nuevos ataques Al día siguiente, uno de los columnistas del mismo diario, Daniel Pipes, director del Middle Est Forum, no dejaba la menor duda sobre la autoría. Cualquiera que siga la investigación de la matanza a mediados de enero de la familia Armanious sabe quiénes son los presuntos sospechosos: islamistas furiosos con los emigrantes cristianos egipcios que osan implicarse en polémicas a través de Internet contra el Islam y que intentan convertir a los musulmanes al cristianismo. Las autoridades, sin embargo, han prestado oídos sordos a las amplias pruebas circunstanciales entre las que Pipes enumera: los cuatro miembros de esta tranquila familia fueron ejecutados a la manera ritual islámica (múltiples cuchilladas y casi decapitación) la ciudad de Jersey tiene un historial de activismo islámico y violencia ligada a la guerra santa y una página isla- La