Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid DOMINGO 27 3 2005 ABC Pinto se ha visto envuelta en los últimos días en el revuelo provocado por el polémico viaje de su alcalde a Suramérica. Pero, ¿cómo es Pinto? Sus vecinos, cerca de 35.000, esperan que se recupere cuanto antes el dicho de siempre Entre Argentina y Valdemoro TEXTO: MARIO DÍAZ MADRID. Cuenta una vieja leyenda que los pobladores árabes demostraron que en Pinto se encuentra el centro exacto de la península ibérica. Sea o no cierta la tradición, el corazón mismo de la piel de toro no debe andar muy lejos de la localidad como ya intuyeron los romanos cuando hicieron de la villa un lugar de paso y encuentro de sus viejas calzadas: un cruce de caminos, un punto de paso, como reza la traducción del latín punctum precedente del actual Pinto. Esa vocación de centro, de cruce de caminos, siempre ha estado presente en la identidad pinteña, como demuestra el blasón de la villa, que representa el mundo, y en él la península y, justo en su mitad, un punto: Pinto. A los vecinos de la localidad les basta mirar el escudo de la villa para ubicar al alcalde de la localidad, Antonio Fernández (PSOE) pues a la izquierda del globo terráqueo, en el continente americano, el regidor está pasando dos meses, en una combinación de labor institucional- -visitando los proyectos de cooperación emprendidos en las localidades hermanadas de tres países- -y personal- -disfrutando de sus vacaciones, tres cuartas partes del viaje que costeará de su bolsillo, según aseguró- Su viaje le está llevando por Cuba, Chile y Argentina. El viaje ha escocido, y mucho, en el municipio: sus detractores (la oposición: PP y el independiente Juntos Por Pinto) le acusan de desinformación o de dejación de funciones, incidiendo además en que al regidor sólo le queda alrededor de un trimestre de mandato, puesto que abandonará la Alcaldía al cumplirse diez años de gobierno, el próximo mes de junio. Los partidarios de Fernández, mientras- -no hay que olvidar que disfruta de su tercer mandato, los dos últimos con mayoría absoluta- le apoyan en su valoración de que se ha producido un atropello sin precedentes por parte del PP para ocultar asuntos como las supuestas irregularidades urbanísticas en Majadahonda. Sus curiosidades Entre Pinto y Valdemoro Aunque no se conoce documentalmente el origen de esta famosa expresión, los cronistas que han abordado el tema lo sitúan en los deslindes que distintos monarcas hicieron entre las dos localidades durante los siglos XII y XIII. Uno de ellos fue Fernando III el Santo, cuya presencia entre ambas villas a mediados del XIII pudo dar origen a la popular expresión. La leyenda del Arca. Pinto acoge el punto céntrico de la península ibérica, según una vieja leyenda que ha ido pasando de generación y generación refiriéndose a unas supuestas mediciones de los pobladores árabes que situaron en esta localidad, e incluso una esquina de una calle concreta, el punto céntrico de la península. La leyenda, además, dice que, justo bajo ese punto, se enterró un arca en cuyo interior reposan los instrumentos que se habrían utilizado para acometer dichas mediciones. La Torre de Éboli. En verano de 1579, Felipe II ordenó detener a su secretario, Antonio Pérez, bajo una acusación de violar secretos de estado a favor de Flandes e Inglaterra, además de enfrentar al rey con su hermanastro Juan de Austria. Ese mismo día, el monarca mandó detener a Ana de Mendoza, princesa de Éboli, por sus intrigas cortesanas y por su complicidad con Pérez. La princesa fue conducida a la torre de Pinto, donde permaneció encerrada durante seis meses, sufriendo las incomodidades de la antiquísima construcción, y uniendo su nombre al de Pinto. dormitorio que han colgado a tantas localidades de la Comunidad de Madrid. Las zonas verdes campan por la villa, y sus inmuebles no superan las cuatro plantas... Pinto trata de conservar sus señas de identidad, el encanto del pueblo de siempre, pero sin renunciar a las ventajas de la ciudad, batería de infraestructuras incluida. Su extensa historia, además, esa que se remonta muchísimo atrás al ya comentado punctum romano, se refleja en su rico patrimonio, reflejo de casi todas las épocas que ha vivido este país. Cada vez mejor comunicada, en Pinto- -una localidad históricamente agrícola- -predomina actualmente el sector servicios, la industria y la construcción, y los pinteños afrontan su futuro con optimismo, sin renunciar a su concepto de pueblo tan ligado a la calidad de vida. Con el paso de los días, además, Pinto espera seguir siendo archiconocida por la famosa expresión que comparte con su vecina Valdemoro, y no por las controversias de su edil más viajero. Vista general del centro de Pinto, uno de los municipios grandes del sur ven unos 35.000 vecinos, que presumen de tranquilidad y calidad de vida. El desarrollo de la ciudad se ha afanado en evitar la invasión del hormigón y asfalto, y de hecho su conservación del medio ambiente es tan ejemplar que sus autoridades alardean de que Pinto en el municipio madrileño de la zona sur con mayor extensión de espacios verdes por habitante, 27 metros cuadrados, concretamente. Esa apuesta por el medio ambiente choca, a juicio de algunos colectivos ecologistas y vecinales, con el proyecto más ambicioso del Gobierno municipal (PSOE e IU) y de su alcalde, el denominado Espacio del Motor. Originalmente un sencillo circuito de karts la idea fue creciendo hasta convertirse en un mastodóntico proyecto ligado al mundo del motor, con un circuito de alta velocidad, un espacio de I+ D, una escuela de pilotos o centros de ocio que se prevén desarrollar en unos cinco millones de metros cuadrados. ABC Antonio Fernández Á. DE ANTONIO Centro, también de la actualidad Sea como fuere, el viaje de Fernández ha situado a Pinto en el centro de la actualidad informativa regional- -salpicando incluso la política nacional con la visita de Rajoy- mientras que a los pinteños les gustaría seguir siendo centro, sí, pero sólo de la península. Pero, ¿cómo es la localidad madrileña de la que más se ha hablado en los últimos días? ¿a qué se dedican sus vecinos? ¿qué planes de futuro proyecta? A 20 kilómetros al sur de Madrid se encuentra la localidad de Pinto, entre la carretera de Andalucía y la vía férrea Madrid- Aranjuez. En sus casi 63 kilómetros cuadrados de extensión vi- Un techo de 60.000 vecinos Se trata, sin duda, del proyecto más ambicioso, pero no el único previsto en Pinto. Otro pasa por el desarrollo de Punctum Millenium un conjunto de iniciativas inmobiliarias y urbanísticas para terminar de cerrar la localidad, que se desarrollarán progresivamente en una zona de cuatro millones de metros. También potenciarán los servicios, con una reserva de suelo para futuras construcciones: un hospi- tal, una universidad, un parque de bomberos, instalaciones deportivas... Por ahí pasan los moldes del futuro Pinto, que incrementa su población en unos mil vecinos anuales y que ha fijado ya un techo, de 60.000, que prevé alcanzar en 2012, según dictamina su Plan de Ordenación Urbana (PGOU) revisado en 2002. Pinto intenta moderar su crecimiento poblacional, como ya trató de hacer urbanísticamente negándose a una masificación desordenada en pleno desarrollo de los 70 del siglo pasado, lo que le sirvió, además, para que apenas le afectara el sambenito de ciudad