Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 3 2005 Internacional 33 La muerte de Terri Schiavo es cuestión de días La Corte Suprema de Florida rechaza el recurso in extremis presentado ayer mismo por los padres A. ARMADA NUEVA YORK. Los padres de Terri Schiavo anunciaron ayer que renuncian a seguir apelando a los tribunales federales para mantenerla con vida. Tras la negativa del juez estatal de Florida George Greer a que se le administrasen líquidos para comprobar, como aseguraban sus padres, que había intentado hablar para decir quiero vivir la muerte de la mujer, que lleva 15 años en coma vegetativo y sin rastro de actividad eléctrica en el cerebro, es cuestión de días. Greer es el juez natural del caso y el mismo que hace nueve días ordenó que se le retirara la sonda que le proporcionaba el alimento. La cadena de televisión CNN, sin embargo, anunciaba ayer que sus padres habían presentado aún un recurso de urgencia ante el Supremo de Florida. El gobernador estatal, Jeb Bush, adalid de una campaña abrazada por sectores cristianos y conservadores, admitió que había hecho todo lo posible para retirar la custodia a Michael Schiavo, esposo de Terri. Sin embargo, horas después se conoció que la Corte Suprema de Florida ha- bía rechazado el recurso de última hora presentado por los padres. La vida de Terri Schiavo dio un vuelco fatal en febrero de 1990, cuando contaba 26 años de edad, a causa de una deficiencia dietética en potasio por la que sufrió un paro cardiaco que le inutilizó el cerebro. En junio de 1990, Michael Schiavo fue nombrado su guardián y meses más tarde la llevó a California para probar un tratamiento experimental para estimular su cerebro. La mayoría de los neurólogos creen que pacientes que han sufrido la misma privación de oxígeno en el cerebro casi nunca se recuperan si han permanecido más de tres meses en estado vegetativo. En 1993, un tribunal condenó a la clínica que no diagnosticó la falta de potasio a pagar a Michael Schiavo casi un millón de dólares en compensación y para tratamiento. La disputa con los Schindler, los padres de la joven, a cuenta del dinero acabó de provocar la ruptura familiar, cuando Michel Schiavo, que se ha vuelto a casar, reveló que Terri le había pedido que no la mantuviera nunca artificialmente con vida. Joshua Helbreth, un niño de 10 años, es arrestado por policías de Pinellas Park (Florida) tras penetrar en la residencia de Woodside con la intención de llevar un simbólico vaso de agua a Terri Schiavo EPA