Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 27 3 2005 Internacional 29 La Voz de Palestina y la Radio del Ejército israelí emiten hoy, por primera vez en la historia y a la misma hora, una canción en hebreo y árabe, compuesta por el israelí David Broza y el palestino Said Murad, que trata de enterrar el odio entre ambas comunidades EE. UU. la UE, la ONU y Rusia critican a coro a Israel J. C. JERUSALÉN. Rara vez se ponen de acuerdo los miembros del Cuarteto de Madrid (Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia y Naciones Unidas) para criticar a Israel. Washington suele bajarse en la primera parada de este tren si las denuncias contra Tel Aviv suben de tono. Esta vez, no. Esta vez, la decisión del Gobierno de Ariel Sharón de ampliar en 3.500 viviendas el asentamiento de Maale Adumim, a sólo 5 kilómetros de Jerusalén, ha provocado que los autores de la Hoja de Ruta, de esa misma Hoja de Ruta que obliga por igual a ambas partes, unan sus voces a coro para exigir a Israel que mida sus actos y no condicione con hechos consumados el resultado de las negociaciones finales a entablar con los palestinos. Washington ha expresado inquietud; Moscú, preocupación; Bruselas, pesar; Naciones Unidas, impaciencia. Los miembros del Cuarteto de Madrid, al unísono, advierten a Tel Aviv de la falta de responsabilidad por la expansión de los asentamientos de Cisjordania ahora que se respira un clima de cierta distensión en Oriente Próximo. La Hoja de Ruta obliga a los palestinos a cesar todo acto de violencia contra Israel, y en eso trabaja Mahmud Abbas. Pero en paralelo, Israel debe congelar la construcción en las colonias y desmantelar aquellas que hayan sido levantadas desde marzo de 2001. Algo que, a la vista de los hechos de Maale Adumim pero también de Gush Etzion o de Ariel, no sucede. El 14 de abril, George W. Bush trazó las líneas de lo que sería la nueva política de Estados Unidos en la región. En aquella conferencia de Prensa, el presidente norteamericano señaló que Israel podría quedarse con algunas de las colonias de Cisjordania pero la reciente iniciativa del Ejecutivo de Sharón sobrepasa ese límite, y así lo ha dicho la secretaria de Estado, Condoleezza Rice. Los palestinos se felicitan de la reacción en este sentido de la comunidad internacional. Pero exigen pasar a los hechos y no quedarse en las palabras. Si la colonización no cesa asistiremos a una catástrofe ha sentenciado Abbas, quien no está dispuesto a coordinar con Israel la evacuación de Gaza de este verano si ello supone que Cisjordania queda a este lado del muro ilegal. A las diez y diez, la música se cita con la paz en el dial de Oriente Próximo TEXTO JUAN CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. A las diez y diez de la mañana. Desde Ramala y Tel Aviv. David Broza y Said y Wisam Murad de la mano de su voz. En las ondas de la Voz de Palestina. En la emisión de la Radio del Ejército de Israel. Una canción. En hebreo para los oyentes palestinos. En árabe, para los israelíes. Una pieza compuesta por encargo para un documental titulado Buscando puntos en común Una canción que se convierte en símbolo musical de los nuevos aires que, en algunas zonas todavía contaminados, se respiran en Oriente Próximo. Un hombre es un ser humano; y el tiempo es una tregua; construyendo su mundo; floreciendo en su jardín Con las guitarras afinadas; el bajo y el piano en paralelo; los teclados y el chelo de acompañamiento; el oud y el kawal bien presentes. Una colaboración de gran valor sentimental, moral y artístico. Y, por encima de todo, personal, como dice David Broza para explicar una iniciativa que no pasa desapercibida en una tierra demasiado habituada a cantar a sus muertos y no a los vivos. Nuestro mundo; en mi cuerpo; en mi espíritu; en mi seno; nuestra tierra; eres mi sangre; eres mi alma; estás conmigo Un mundo que mira esperanzado los nuevos tiempos de distensión que asoman, muy tímidos, por puertas y ventanas entreabiertas pero todavía enrejadas. Un cuerpo herido, lleno de cicatrices que el tiempo nunca podrá borrar. Un espíritu abatido y apagado. Unos senos secos, cansados de amamantar a bebés que serán niños, niños que serán jóvenes, jóvenes que serán muertos. Una tierra desgarrada, árida, sembrada de tumbas que no de olivos, poco a poco arrancados por la sinrazón del odio. Una sangre derramada sin cesar. Un alma vacía, hueca, huérfana... David Broza, en su visita a Madrid el pasado mes de noviembre JAIME GARCÍA La emisora del Ejército acabó con los repetidores de la Voz de Palestina por incitar a la violencia La canción se convierte en un himno y éste en un símbolo al que aferrarse en los malos tiempos que corren en hebreo en la Voz de Palestina. Que Dios baje y la oiga. Que Alá se acerque y la escuche. Que Yaveh venga y la tararee. La radio, protagonista. La emisora de un Ejército que, entre otras cosas, acabó con los repetidores de la Voz de Palestina por incitar a la violencia, al terrorismo. Una música acompañada de una letra. Y una letra a la que le siguen otras En mi corazón Una canción de amor, y de paz, y de esperanza, y de convivencia. En mi corazón (Belibi) Ya recogida en el último álbum, Parking Completo de David Broza. Con su voz rasgada. Con las suaves entonaciones de Said y Wisam Murad. La sal y el mar; eso eres tú. La verdad y la luz; sobrio o borracho; a mis ojos; en mis sentidos; eres mi amor Letra de una canción que se convierte en himno; de un himno que se convierte en símbolo; de un símbolo al que aferrarse en los malos tiempos que sin duda están pese a todo a la vuelta de la esquina. Una canción en lengua árabe en la emisora militar israelí. Una canción palabras. De David Broza: Si Said y yo fuimos capaces de sentarnos juntos entre el caos, las bombas y la destrucción que nos rodeaban, y pudimos escribir de amor, otros podrán también hacerlo. Después de tanto dolor y rabia, siempre hay lugar para cierta dulzura Un hombre es un ser humano; y el tiempo es una tregua; construyendo su mundo; floreciendo en su jardín. Nuestro mundo; en mi cuerpo; en mi espíritu; en mi seno; nuestra tierra; eres mi sangre; eres mi alma; estás conmigo. La sal y el mar; eso eres tú. La verdad y la luz; sobrio o borracho; a mis ojos; en mis sentidos; eres mi amor. Nuestro mundo; en mi cuerpo; en mi espíritu; en mi seno; nuestra tierra; eres mi sangre; eres mi alma; estás conmigo A las diez y diez de la mañana. Desde Ramala y Tel Aviv. En la Radio del Ejército de Israel. En la Voz de Palestina. David Broza y los hermanos Murad. Por primera vez. En hebreo. En árabe. Una canción, En mi corazón Un himno. Un símbolo. De paz. De amor. De esperanza.