Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 27 3 2005 ABC Nacional El Supremo frena la maniobra del entramado de ETA para concurrir a las elecciones vascas Acuerda por unanimidad que la banda está detrás de la lista blanca de la izquierda abertzale b El Alto Tribunal estima los recursos de la Fiscalía y Abogacía del Estado e impugna por unanimidad la candidatura de Aukera Guztiak, sucesora de la ilegalizada Batasuna NATI VILLANUEVA MADRID. Después de dos maratonianas jornadas de trabajo, en las que casi se apuró hasta el último minuto, los dieciséis magistrados de la Sala Especial del Tribunal Supremo acordaron ayer por unanimidad anular la candidatura presentada por Aukera Guztiak para las elecciones autonómicas vascas del 17 de abril. Y lo hicieron al considerar que detrás de esta plataforma está la mano del entramado de ETA, que ha querido valerse de una lista blanca para concurrir a los comicios y recuperar la representación parlamentaria que los proetarras perdieron tras la disolución de la Cámara vasca. La Sala del 61 la misma que hace dos años ilegalizó HB EH Batasuna, basa su resolución en las pruebas que tanto la Fiscalía como la Abogacía del Estado aportaron en sus recursos de impugnación a la candidatura de Aukera Guztiak. En ellos, ambas instituciones llegaban a la misma conclusión: que la plataforma de la izquierda abertzale responde a la estrategia de la doble lista con la que el complejo ETA Batasuna pretende dar continuidad a las tres formaciones ilegalizadas. Milagros Calvo, la única mujer que compone la Sala del 61 a su llegada ayer al Tribunal Supremo CHEMA BARROSO Los proetarras podrían quedarse fuera de la Cámara autonómica por primera vez MADRID. Si el Tribunal Constitucional confirma la anulación de la candidatura de Aukera Guztiak que ayer resolvió el Tribunal Supremo, sería la primera vez en la historia de la democracia que Batasuna no concurre a unas elecciones autonómicas, lo que significa que el aparato político de ETA perdería su principal plataforma, que hasta ahora ha sido el Parlamento vasco. Batasuna como tal, o lo que es lo mismo, la lista negra no puede presentarse a las elecciones al haber sido ilegalizada. Por lo tanto, la única posibilidad de obtener representación parlamentaria es a través de Aukera Guztiak, la lista blanca y de hecho, los batasunos ya tenían diseñada la estrategia preelectoral de pedir el voto para la nueva plataforma. Legitimación de un grupo terrorista El Alto Tribunal no sólo comparte este argumento, sino que recuerda que fue el propio Supremo el que dejo constancia de ese extremo en la sentencia de marzo de 2003. La Ley de Partidos, señala, tiene la finalidad de proteger el sistema democrático y ello requiere también que se considere antijurídica la pretensión de asumir espontáneamente las funciones del partido ilegal, cuando ello, como es obvio, sea corroborado por pruebas convincentes De esta forma, reza la resolución notificada ayer, es suficiente con que objetivamente se asuma de forma consciente el papel del partido ilegalizado, lo que significa operar como complemento, apoyo político o legitimador de un grupo terrorista Nuestra sentencia- -prosigue, en referencia a la de marzo de 2003- -tuvo en cuenta a los fines de su decisión, la estrategia de doble vía de ETA, mediante la cual su pro- pia actividad terrorista debía ser completada a través de un partido político que permitiera su presencia en el seno de las instituciones El Alto Tribunal asegura que desde que se acordó aquella ilegalización, ETA ha mantenido intacto su interés por participar en la acción política y parlamentaria, empleando para ello las organizaciones instrumentales que ha venido reputando como adecuadas para la consecución de sus fines Los magistrados añaden que ante la proximidad de los comicios vascos la organización terrorista y los que fueron miembros de los partidos disueltos por esta Sala, trazaron una nueva estrategia encaminada a soslayar las resoluciones de ilegalización dictadas por el Tribunal Supremo. La acción que fijaron, dicen, consistía en la presentación de una candidatura que fuera de manera clara y ostensible continuación de los partidos ilegalizados, que sería anulada al aparecer de modo evidente como continuación de aquellas formaciones, junto a otra que en la medida de lo posible debía ETA ha mantenido intacto su interés por participar en la acción política, empleando para ello organizaciones instrumentales Sólo si Batasuna está detrás se entiende que la aparición de Aukera en su espacio electoral se haya valorado positivamente La actitud pasiva a la hora de condenar el terrorismo se constata por la escasez de declaraciones públicas de sus candidatos Proteger el sistema de partidos requiere que se considere antijurídico el hecho de asumir las funciones de un partido ilegal