Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 Sociedad VIERNES 25 3 2005 ABC Las hospitalizaciones por psicosis asociadas a drogas suben un 420 en diez años G. ZANZA MADRID. Entre 1993 y 2002 los ingresos hospitalarios por psicosis provocadas por el consumo de drogas, incluido el alcohol, aumentaron un 103 Si se resta a la cifra las hospitalizaciones por drogas ilegales pero excluyendo al alcohol, la subida se eleva a un 420 Los porcentajes, aún siendo muy significativos, marcan una tendencia cla- Jóvenes en pleno botellón la estrategia contra las drogas incluye al alcohol ABC ra, que es una mayor utilización de las drogas aunque las cifras que estén detrás de ellos sean relativas. Así, el porcentaje del 420 se referiría a 383 pacientes en 1993 frente a 2.000 en 2002, mientras que el del 103 respondería a un total de 2.726 hospitalizaciones hace tres años. No es similar a la época de la heroína a principios de los ochenta, pero es igualmente preocupante dice Fernando Lamata, secretario general del Ministerio de Sanidad. Lamata tiene claro que estas cantidades marcan una tendencia, que es lo que nos preocupa. Lo mismo ocurre con las cifras de altas hospitalarias por consumo de drogas, que pasan de 22.209 en 1993 a 26.007 en 2002. Para Lamata son cifras infravaloradas, creemos que todavía son mayores porque quedan por analizar los informes de la asistencia ambulatoria. Nueva estrategia contra las drogas Estos hechos, a los que se suman las cifras que dan los estudios del cada vez mayor consumo de drogas entre los jóvenes, han llevado al Ministerio a modificar la política contra las drogas. Desde Sanidad se está impulsando un nuevo plan estratégico. En su desarrollo se sigue apostando por la prevención, pero también por la colaboración con los hosteleros y los propietarios de espacio de ocio de fin de semana donde se concentran los jóvenes. El Ministerio, según Lamata, negociará con las asociaciones de hosteleros para lograr su colaboración en el desarrollo de inspecciones y en impedir la venta de drogas en el interior de sus establecimientos. Igualmente, el Ministerio de Sanidad quiere que las Fuerzas de Seguridad del Estado presten mayor atención al tráfico de drogas a pequeña escala ya que tenemos que priorizar acciones ejemplarizantes o lo que se demuestre que es esencial, como la continuidad de las medidas Otro de los elementos en los que se sostiene el nuevo plan contra las drogas es la información. Está llegando de forma muy desigual, se trata de que exista un nivel de información sobre drogas suficiente en padres y familias con hijos por encima de diez años Para ello, el Ministerio ha cerrado acuerdos con la Asociación de Editores de Diarios Españoles productores televisivos y directores de programas radiofónicos, entre otros, para evitar mensajes negativos en los medios Estas políticas, que intentan reducir las prevalencias de consumo, tendrán apoyo también en las redes educativa y sanitaria, todo ello en coordinación con las Comunidades Autónomas. No queremos duplicar las acciones de los Gobierno autonómicos sino apoyarlas, indica Lamata. La misión de la asistencia primaria de la red sanitaria será determinar la población diana de 10 a 18 años que puede estar en situación de riesgo, para así hacer un seguimiento continuo.