Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 3 2005 Madrid 33 Valoración de la experiencia en hospitalización Han estado hospitalizadas (o alguien cercano) en los últimos 24 meses (180 casos) No han estado hospitalizadas (o alguien cercano) en los últimos 24 meses (220 casos) Por encima de lo esperado La Dirección de la Mujer recibe 166 órdenes de protección en dos meses Seis de cada diez pertenecen a Madrid capital y sólo se han denegado cuatro en la región b La Red de Centros y Servicios A la altura de lo esperado Por debajo de lo esperado Muy por debajo de lo esperado Trato y atención personal Tratamiento y diagnóstico médico Instalaciones Organización del centro para Mujeres también atendió a cerca de mil mujeres y a 97 menores hasta el pasado mes de febrero ABC MADRID. El Punto de Coordinación de las órdenes de Protección de las víctimas de la Violencia de Género, situado en la Dirección General de la Mujer, recibió en los dos primeros meses de este año 166 órdenes de protección dictadas por los jueces, de las cuales más del 60 por ciento correspondían a Madrid capital. Hasta el pasado 28 de febrero sólo se habían denegado en la región cuatro órdenes. Desde que la Consejería de Empleo y Mujer pusiera en marcha el Protocolo de Atención a las Víctimas de la Violencia de Género, aprobado el 2 de junio de 2004, esta Dirección General remite a los 15 puntos municipales del Observatorio Regional de la Violencia de Género o a los Servicios Sociales de Atención Primaria las ór- denes de protección adoptadas por los jueces para que, desde cada localidad, se ofrezca atención individualizada a las víctimas. Casas de acogida y pisos tutelados La Comunidad también informó ayer de que hasta el pasado mes de febrero, la Consejería de Empleo y Mujer atendió a cerca de mil mujeres y a 97 menores a través de la Red de Centros y Servicios para Mujeres. Esta red está compuesta por centros residenciales, entre los que se encuentran las casas de acogida, los centros de emergencia y los pisos tutelados, y por centros no residenciales formados por la Unidad Psicosocial y el centro de asistencia para mujeres víctimas de agresiones sexuales. Hasta el 28 de febrero, los centros de emergencia, las casas de acogida y los pisos tutelados habían atendido a un total de 80 mujeres víctimas de violencia de género y a 97 niños. En el área de exclusión social, formada por centros residenciales para adultas, jóvenes y pisos tutelados, se atendió a 97 mujeres, y a otras 741 en los centros de día de esta área. Medir la insatisfacción Para realizar la encuesta no sólo se ha recogido la opinión de usuarios habituales, sino también del resto de la población, independientemente de su nivel de experiencia en los servicios. En los centros de atención primaria y especializada, los aspectos peor valorados son los relativos al tiempo de espera. Tanto la poca facilidad para conseguir una cita como el tiempo que transcurre en las salas de espera. Por lo general, las personas que no han acudido a ninguna consulta en el último año tienen una percepción peor que las que sí lo han hecho. La eficacia de los médicos, la limpieza de las instalaciones y la claridad en los tratamientos encabezan el ranking de asuntos mejor valorados por los pacientes en los centros de salud. Las instalaciones y la organización de los servicios de urgencias no pasan el aprobado de los madrileños. Sin embargo, el trato y la atención personal sí convencen, especialmente en el caso de los personas que han acudido, como pacientes o acompañantes, en los últimos dos años. Más del 17 por ciento de los encuestados pide una sola cama por habitación en las áreas de hospitalización. Frente a ellos, el 9 por ciento se conformaría con tener un único compañero. La información que se recibe al alta y la capacidad del médico de dejar hablar y escuchar son dos de los aspectos mejor valorados en los hospitales. han acudido a ninguna consulta en el último año son las que tienen una idea peor de los servicios. Para ellos, los tiempos de espera son demasiado largos, el trato y la atención personal no alcanza el nivel esperado, la organización del centro tampoco está a la altura y las instalaciones se quedan con un aprobado raspado. La percepción de la visita es algo mejor en el caso de usuarios habituales del sistema sanitario. Para estos madrileños, el diagnóstico médico supera sus expectativas, igual que el trato y las instalaciones. La organización en los centros sigue siendo, sin embargo, asignatura pendiente. En los servicios de urgencias Los responsables de Sanidad no tendrán que esperar en este caso a completar su encuesta. Para saber por dónde atajar las deficiencias basta ver los primeros datos, que son ya bastante elocuentes. Si se echa un vistazo a las tablas, se puede comprobar que la atención rápida es la exigencia que gana por goleada Cerca del 75 por ciento de los encuestados persigue este objetivo cuando acude a los servicios de urgencias, bien como paciente o como acompañante. Sin embargo, la realidad difiere bastante y es precisamente el tiempo de espera uno de los aspectos peor valorados. Las instalaciones tampoco están a la altura de lo esperado, especialmente cuando se habla de las salas de espera previstas para los acompañantes. Aún así, los madrileños dan una de cal y otra de arena, de modo que tanto el trato del personal sanitario como el diagnóstico médico pasan el examen con nota. El trato humano y la eficacia de diagnóstico son, para los pacientes, las bazas de la sanidad regional momento, cerca de la mitad apuesta por ello. En segundo plano quedan, curiosamente, otras cuestiones, como que el médico se explique de forma clara- -expectativa del 8 por ciento de los encuestados- o que haya personal suficiente- -4,8 por ciento- lo que demuestra que las demoras en los centros preocupan tanto que van relegando poco a poco a otras exigencias. Sin embargo, una cosa son las expectativas y otra lo que uno se encuentra al cruzar la puerta de los centros de salud. En este caso, las personas que no En los hospitales El periplo de los madrileños por los hospitales es similar a su paso por los centros de salud. Quienes menos acuden peor percepción tienen de los servicios. No obstante, casi todos coinciden en señalar como puntos débiles las instalaciones, con demasiadas camas por habitación y la escasa organización. Además, los acompañantes no están cómodos y el silencio en las plantas no siempre se respeta. Por contra, la atención y el tratamiento están muy valorados y la claridad de información también. Otras cuestiones que pasan el corte son la limpieza, el trato del personal de enfermería y, como en casi todos los casos, la eficacia del médico. CHEMA BARROSO Madrid vacío... y asfaltado El Ayuntamiento de Madrid ha aprovechado la fuga de los madrileños en las vacaciones de Semana Santa para asfaltar las principales calles de la ciudad. Desde la Puerta del Sol hasta la Puerta de Alcalá, como se ve en la imagen, pasando por otras vías importantes como Arturo Soria, el Consistorio madrileño pretende que al regreso del periodo vacacional los habitantes de la ciudad se encuentren con una nueva piel por algunas de la las calles de la capital.