Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 25 3 2005 Internacional 25 El juez del caso Schiavo niega a Jeb Bush la custodia de Terri y agota la vía legal para salvarla El gobernador de Florida había pedido hacerse cargo personalmente de la enferma terminal presidente se apoya en la opinión de un neurólogo, que afirma que los daños sufridos en el cerebro de la mujer no son irreversibles ALFONSO ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. El Tribunal Supremo de Estados Unidos rechazó ayer por quinta vez la apelación de los padres de Terri Schiavo. Se agotaban así casi por completo las esperanzas de Mary y Robert Schindler de que le fuera reinsertada a su hija- -en coma vegetativo desde hace quince años- -la sonda que le proporciona alimentos y bebidas y que le fue retirada hace hoy una semana por el juez titular del caso, George W. Greer. El gobernador de Florida, Jeb Bush, hermano del presidente, uno de los políticos que más empeño ha puesto en salvar la vida de Terri Schiavo, presentó ayer un nuevo recurso ante el juez pidiéndole que le cediera la custodia de la enferma tras alegar, apoyándose en la opinión de un neurólogo, que los daños sufridos en el cerebro de la mujer son menos graves de lo que previamente se creía. Pero el juez rechazó la petición. En una apelación de emergencia- -después de ver cómo se estrellaban todas sus tentativas ante cortes estatales y federales, incluso después de que el Congreso y el presidente aprobaran una ley a su favor- los padres de Terri Schiavo indicaron al Tribunal Supremo que su hija se enfrentaba a una muerte injusta e inminente por culpa de la decisión impulsada por su esposo de que le fuera desconectada la sonda sin que existiera prueba fundada de su consentimiento. b El hermano del como las dos cortes federales de apelación de Atlanta, que lo revisaron esta semana, se pronunciaron en contra de los deseos de la familia Schindler, y a favor de los argumentos del marido, Michael Schiavo, que lleva intentado desde hace siete años que los tribunales le permitan desconectar la sonda que la mantiene viva. Según Michael, su mujer le pidió que no la mantuvieran artificialmente con vida. Varios manifestantes ayer en la antesala de la oficina del gobernador de Florida AP El rockero que cantó al Papa reza por Terri AFP PINELLAS PARK (EE. UU. Hace casi un mes estaba en la capilla del Hospital Gemelli de Roma cantándole al Papa y se trajo una forma consagrada para dársela a Terri Schiavo, pero una noche en la cárcel lo hizo desistir de su propósito y ahora David Vogel prefiere mantener un bajo perfil y limitarse a rezar por ella. Vogel, un rockero de 47 años de edad, es más conocido entre los manifestantes y periodistas que permanecen frente al centro de cuidado de Pinellas Park donde Terri está internada, como el hombre que dirige el tránsito en la estrecha calle frente al edificio. Dice que no le pagan y que lo único que quiere es ser útil. Duerme en un saco de dormir en el césped, en la zona habilitada para el centenar de manifestantes que se oponen a la muerte de Terri. Vogel llegó hace una semana procedente de Steubenville, un pueblo siderúrgico de Ohio. Venía con una misión: entregarle una hostia a Terri, que mantiene en un estuche de metal. Pero fue detenido por la Policía que vigila los accesos al centro y pasó una noche en la cárcel. Además de peregrino, Vogel es un músico cristiano con 10 discos compactos que lleva su obra a reuniones religiosdas y tiene una banda con su mismo nombre, que va de gira por el país. El pasado mes de febrero con su mejor guitarra se plantó en el hospital Gemelli y con mucha suerte y oraciones atravesó todos los controles para cantar al Papa enfermo. Precedentes legales Los padres alegaron que se trataba de una violación constitucional del derecho a disfrutar de un juicio justo y de la libertad religiosa. Al igual que en cuatro ocasiones anteriores, el mismo tribunal que sí se inmiscuyó en un asunto estatal de Florida- -el disputado recuento de los votos de Al Gore y George W. Bush- -declinó ocuparse del caso. La apelación también recordaba la intervención extraordinaria del Congreso, que se reunió en sesión especial el pasado Domingo de Ramos, para aprobar una ley que extraía el caso de su juez natural y le daba a los padres la opción de apelar ante un juez federal: pero tanto el juez al que le tocó el caso, Disputas entre expertos A. A. NUEVA YORK. Terri Schiavo sufrió un paro cardiaco por culpa de una deficiencia de potasio en su dieta alimentaria. Durante el tiempo en que el corazón dejó de latir, el cerebro no recibió suficiente riego y sufrió daños irreversibles. Sin embargo, los padres de Terri Schiavo disputan ese diagnóstico. Abrazándose a esa hipótesis, el gobernador Bush y la agencia de servicios sociales, pidieron ayer al juez Greer que les concediera la custodia, lo que les permitiría reconectar la sonda. Horas más tarde, la oficina del juez que la semana pasada ordenó desconectar la sonda a Terri anunció que la petición del gobernador era denegada. La petición se basaba en la opinión de William Cheshire, de la clínica Mayo, en Jacksonville, un biotecista y miembro activo de organizaciones cristianas, quien tras haber observado a la enferma de cerca- -aunque no la ha examinado- -asegura que su estado podría no ser irreversible. Ronald Cranford, neurólogo de la universidad de Minnesota, uno de los que la examinaron y firmaron el diagnóstico sobre Terri Schiavo, declaró a la agencia Associated Press que no hay ningún reputado neurólogo en el mundo que pueda decir que no se encuentra en estado vegetativo