Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad JUEVES 24 3 2005 ABC Datos históricos de pluviometría 02- 03 Octubre 75,7 03- 04 114,7 04- 05 83,1 Media l m 2 69,1 Reserva total embalsada 6.989 6.991 (Hectómetros cúbicos) Vertiente Vertiente Total Atlántica Mediterránea Peninsular 4.996 5.018 5.438 5.437 5.116 5.437 5.714 Año actual Media 5 años Media 10 años 6.169 6.035 6.112 6.281 3.878 Noviembre 93,1 83,7 37,1 72,5 2.248 2.262 58,2 de la capacidad total 52,1 de la capacidad total 56,7 de la capacidad total Diciembre 72,7 65,0 50,2 73,7 1.553 1.185 493 523 593 960 994 4.358 Infografía ABC (En negrita) Superior a la media desde 1930 C. Norte Duero Tajo Guadiana Guadal. Sur 249 Enero 71,2 39,4 12,9 64,6 Segura 254 294 Júcar Ebro C. I. Catal. España padece desde noviembre el periodo más seco de los últimos sesenta años Sólo en el invierno el déficit de precipitaciones ronda el 65 por ciento de los valores normales b El informe de tendencia para la primavera refleja precipitaciones por debajo de lo normal, si bien no es un descenso muy acusado, advierte Meteorología ARACELI ACOSTA MADRID. Si al inicio del año pasado los embalses almacenaban más de 36.000 hectómetros cúbicos, una cifra un 24 por ciento superior a la media de los diez años anteriores, este año comenzamos con unas reservas de casi 6.000 hectómetros menos y en el tiempo transcurrido hasta ahora sólo han aumentado unos 200 hectómetros, situándose en 30.625 hectómetros cúbicos a día 22 de marzo, frente a los 38.917 que almacenaban los embalses en la misma fecha del año pasado. La explicación a esta situación es sólo una: la escasez de precipitaciones. Y es que si contamos el régimen de lluvias registrado desde noviembre hasta finales de febrero nos encontramos con el cuatrimestre más seco desde 1947, por lo menos matiza el jefe del servicio de Aplicaciones Meteorológicas del Instituto Nacional de Meteorología (INM) Antonio Mestre, pues es hasta ese año para el que se cuenta con series homogéneas de datos. Si no contamos noviembre, y nos centramos sólo en el trimestre más invernal, estaríamos hablando del cuarto o quinto trimestre más seco desde los años 40. En cualquier caso, dice Mestre, de lo que no hay duda es de que ha habido una sequía invernal prolongada Limitándonos estrictamente al invierno, de 20 de diciembre a 20 de marzo, ha llovido poco más de la tercera parte de lo que es normal, por tanto, el déficit de lluvias para este periodo es del 65 por ciento. La precipitación media para esta estación se sitúa en 358 Los campos de secano, como éste en Aragón, son los más afectados por la escasez de lluvias torno a los 200 litros por metro cuadrado, pero este año sólo han caído 70. Esto de media, porque hay zonas donde las precipitaciones caídas suponen menos de la cuarta parte de los valores normales. Estas áreas son el suroeste de Galicia, la mitad sur de Castilla y León, la mayor parte de Aragón, Madrid y Castilla- La Mancha, la mitad norte de Andalucía y, sobre todo- -dice Mestre- -Extremadura, con registros de 10 litros por metro cuadrado. En el resto de la Península los valores también han estado por debajo de lo normal, exceptuando a los dos archipiélagos y zonas muy pequeñas y concretas del sureste peninsular, entre Almería y Murcia; el área del Estrecho de Gibraltar y la vertiente cantábrica. Compensar el déficit Con esta situación habría que esperar una primavera que permitiera compensar el déficit, si bien el informe de tendencia para esta estación, que no es una predicción -advierte el INM- refleja una ligera tendencia de precipitaciones algo por debajo de lo normal, pero no muy acusada, salvo en el sur peninsular No obstante, Mestre explica que aunque la tendencia no es muy clara sí lo es el hecho de que con valores normales el déficit tampoco se compensaría Para entender hasta qué punto las precipitaciones en España se caracterizan por su alta variabilidad, baste decir que la primavera del año pasado fue la más lluviosa de los últimos diez años, con precipitaciones entre un 30 y un 40 por ciento superiores a lo normal. Y es que los años hidrometeoroló- 414 FABIÁN SIMÓN 428