Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 24 3 2005 23 La vida de Terri Schiavo agota sus últimos recursos tras el nuevo rechazo judicial a que sea realimentada Con una vaga oferta de paz a Israel, concluye en Argel la cumbre de la Liga Árabe, marcada por las ausencias Rodríguez Zapatero charla con Durao Barroso y Almunia antes de una sesión AFP Los países empiezan a posicionarse ante la batalla del presupuesto de la UE Zapatero cree que el acuerdo sobre el Pacto de Estabilidad crea un buen clima b Barroso dice que no puede haber más Europa con menos dinero y Chirac que no habrá solución si no se pone sobre la mesa el cheque británico MARIBEL NÚÑEZ, LUIS AYLLÓN BRUSELAS. La negociación sobre el presupuesto de la Unión Europea para el periodo 2007- 2013, conocido como Perspectivas Financieras, ha planeado sobre toda la cumbre de la Unión Europea que terminó ayer. En concreto, algunos países ya empezaron a levantar las espadas para la dura batalla que se avecina. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, declaró ayer que no se puede hacer más Europa con menos dinero mientras que el presidente francés, Jacques Chirac, se refirió directamente al principal escollo de la negociación al asegurar que no habrá solución si no pone sobre la mesa el cheque británico El presidente de turno de la UE, Jean- Claude Jucker, añadió que las cosas son muy distintas de hace veinte años y ahora somos 25, muchos de ellos más pobres que Reino Unido, que además es más próspero que antes Bruselas ha presentado un propuesta para mantener el techo del presupuesto en el 1,24 de la Renta Nacional Bruta (RNB) mientras los contribuyentes netos, entre los que están Francia, Alemania, Reino Unido, Holanda, Suecia y Austria, exigen rebajarlo al 1 AFP Por el momento, los 25 se han quedado en el esquema que no han sabido cumplir hasta ahora, añadiendo modificaciones de matiz. Por ejemplo, en las conclusiones finales se afirma que se quiere dedicar a la investigación 10.000 millones de euros al año, el doble de lo que se gasta en la actualidad, pero esta cantidad que deberá distribuirse en proyectos que los países han de presentar a través de sus respectivos Parlamentos y pasando por un circuito de burocracias superpuestas. Los líderes europeos no parecen haberse dado cuenta de que cuando lanzaron los objetivos de Lisboa hace cinco años estaban tratando de subirse a la burbuja del punto com y ahora, cuando aquellos efectos son ya historia en Estados Unidos, no han encontrado soluciones nuevas a pesar de que lo que tienen que afrontar no es ya la superioridad norteamericana, sino la agresividad de las economías emergentes. En los próximos días es muy probable que la Comisión Europea tenga que adoptar medidas para proteger a la industria textil europea de la presión de sus competidores chinos. Principales acuerdos Pacto de Estabilidad y Crecimiento El nuevo texto mantiene las normas del anterior, topes del 3 de déficit público y del 60 de deuda sobre el Producto Interior Bruto (PIB) pero se introducen los llamados factores pertinentes que permiten a los países desviarse de estos topes en situaciones excepcionales que están aún por definir. Revisión intermedia de la Agenda de Lisboa. El objetivo, tras los pocos avances cosechados desque se aprobó en 2000, es hacer de la UE la economía más competitiva en 2010 aumentando las inversiones en tecnología, en I+ D +i y realizando reformas estructurales. Desarrollo sostenible. El aumento de la actividad económica no puede comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus necesidades. Cambio climático. El Consejo insta a los Estados a seguir reduciendo sus emisiones de C 02 a la atmósfera. Por su parte, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, señaló ayer que la decisión de flexibilizar el Pacto de Estabilidad creará un buen clima para lograr un acuerdo en la negociación sobre las Perspectivas Financieras, asunto en el que España se juega mucho. Zapatero calificó de noticia relevante el acuerdo sobre el Pacto, que favorece en estos momentos sobre todo a Francia y Alemania, y señaló que se trata de un buen dato para que las negociaciones que se van a realizar acerca de asuntos como el nuevo presupuesto comunitario se desarrollen con expectativas de consenso En consecuencia, y a pesar de que ni franceses ni alemanes han dado signos de que renuncien a su pretensión de reducir al 1 el techo máximo de ingresos de la UE, se mostró optimista sobre la posibilidad de un acuerdo en un punto en el que España pretende lograr que la inevitable pérdida de fondos de cohesión sea la menor posible y se produzca de una manera gradual. En cualquier caso, el Gobierno, según dijo su presidente, pretende centrar también sus esfuerzos en conseguir un aumento de las ayudas europeas a la investigación, el desarrollo, la innovación, la educación y las mejoras tecnológicas. Y, por su parte- -anunció Zapatero- -el Ejecutivo planea un aumento relevante del gasto en estos campos en los Presupuestos de 2006. Según Zapatero, este aumento será compatible con el equilibrio presupuestario, que es un objetivo que considera fundamental.