Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
54 Cultura MIÉRCOLES 23 3 2005 ABC Paulo Coelho lanza en Irán su nuevo libro, El Zahir para evitar la piratería b El motivo de publicar este libro El filósofo Antonio Millán- Puelles murió ayer en Madrid a los 84 años. Autor de una extensa obra que mereció los premios Nacionales de Literatura y de Investigación Filosófica, y miembro de la Academia de Ciencias Morales y Políticas, deja un recuerdo imborrable entre sus discípulos primero en Teherán es que pasa a ser considerado una obra nacional y es protegido por las leyes de derechos de autor locales ABC RÍO DE JANEIRO. El nuevo libro de Paulo Coelho, El Zahir halegado a Brasil dentro de un lanzamiento mundial que empezó en Irán para evitar la piratería y seguirá en 81 países, con una tirada inicial de ocho millones de ejemplares en 42 lenguas, informa Efe. El Zahir toma su nombre de un cuento incluido por Jorge Luis Borges en El Aleph pero decidió utilizarlo por el significado que el vocablo tiene en árabe: visible, presente, aquello que nunca se olvida Esta nueva obra de Coelho tiene marcados trazos autobiográficos, según ha reconocido el propio Coelho en sendas entrevistas con las tres revistas más conocidas de Brasil, que esta semana han dedicado sus portadas a El Zahir El protagonista del libro es un escritor ignoto, que recorre el Camino de Santiago buscando respuestas a sus dilemas espirituales y que publica luego una obra que lo consagra ante los lectores, pero es recibida con desprecio por la crítica. Es, de alguna manera, algo que Paulo Coelho ha sufrido en su propia piel desde que en 1988 publicó El alquimista la obra que le abrió las puertas de la fama en el mundo. Fallece Antonio Millán- Puelles, el esplendor de la argumentación Por JOSÉ ANTONIO IBÁÑEZ- MARTÍN Catedrático de la Universidad Complutense Cuando me comunicaron el fallecimiento de Antonio Millán- Puelles, que se produjo en la madrugada del martes, vinieron a mi memoria numerosos recuerdos del tercio de siglo largo en que he tenido el honor de tratarle, hasta el pasado fin de semana, que fue el último día en que le vi. Estaba ya tan mal, después de varios meses de estancia en la clínica, que presentí no volvería a verle con vida. Por ello pensé era el momento de manifestarle cómo para mí había sido una extraordinaria satisfacción haber estado tantos años junto a él y haber recibido tantas lecciones suyas, palabras que creo recibió con alegría, pues el afecto era mutuo. Cualquiera que le haya conocido, estoy seguro que hubiera pronunciado esas mismas palabras. Antonio ha tenido una vida intelectual extraordinariamente fecunda, y, a la vez, ha sido un verdadero aristócrata, pues ya nos recuerda Cervantes, a través de Dorotea, que la verdadera nobleza consiste en la virtud, y él siempre se comportó como un caballero cabal. Sobrepasa los límites de estas notas dar cuenta de la veintena de libros que dio a la imprenta, del centenar de artículos que ha publicado o de las distinciones que recibió ya desde muy joven. En efecto, tras unas reñidas oposiciones, pasó a ser catedrático de la Universidad de Madrid con treinta años, y con menos de cuarenta fue elegido miembro de la Real Academia de Ciencias Morales y Políticas. La crítica detesta el éxito Ha vendido 65 millones de ejemplares en todo el mundo, sus obras han sido traducidas a 56 idiomas y publicadas en 150 países, pero la crítica literaria le ha ignorado sistemáticamente. Coelho teme que El Zahir sea mal recibido: Los editores insinuaron que puede venir una reacción hasta agresiva y yo podría haber hecho algún cambio para agradar, pero no quise y ahora me preparo para la pelea El problema radica en que la crítica detesta el éxito. En Brasil comencé a ser maltratado cuando superé los 10.000 ejemplares vendidos El Zahir fue lanzado el pasado sábado en Irán, antes que en cualquier otro país, pues es el país con más ediciones piratas del escritor brasileño en el mundo Se calcula que se han vendido alrededor de cuatro millones de libros de Paulo Coelho, pero al menos la mitad en ediciones sin autorización. La única forma de minimizar esa piratería, según la editorial, es lanzar el libro primero en Teherán, porque así pasa a ser considerado una obra nacional y es protegido por las leyes de derechos de autor locales Gran ambición intelectual Debido a las cambios en los planes de estudio universitarios, fue director del Departamento de Historia de la Filosofía y del de Metafísica, en la Universidad Complutense, habiendo colaborado también con varias Universidades argentinas, con la Universidad a Distancia y con la Universidad de Navarra. Su tarea investigadora fue reconocida mediante numerosos premios, pues primero recibió los premios extraordinarios de licenciatura y de doctorado y, más tarde, se le concedió el premio Nacional de Ensayo y el de Investigaciones Filosóficas, así como la Academia Internacional de Filosofía, con sede en Liechtenstein, le distinguió con su premio Aletheia. Quizá este último premio es muy expresivo de sus ambiciones intelectuales más intensas. Millán, que tenía un hondo conocimiento de la lengua española, huyó siempre del peligro de seducir con la brillantez de la palabra, pues lo que deseaba era escudriñar la verdad de las cosas, que no pretendía imponer a nadie, pero sí se esforzaba en proponerla con una claridad y un esplendor que facilitara el auténtico desarrollo de la inteligencia de sus lectores, al hacer ostensible el nexo entre la Antonio Millán- Puelles, en una imagen de archivo conclusión y sus principios. Este vigor argumentativo lo mantuvo hasta el final, de modo que estaba dispuesto a mantener en la clínica cualquier conversación de corte filosófico, pues decía, con mucha gracia, que era una mens sana en un corpore insepulto. Antonio Millán ha ayudado a muchas personas a estructurar su pensa- ABC Rigor y sensibilidad Su vida académica transcurrió en la Universidad de Madrid (Fundamentos de la Filosofía, desde 1951) Complutense (Metafísica, a partir de 1976) y colaboró con la de Navarra, la UNED y con diversas instituciones extranjeras Ganó los premios Nacionales de Literatura (1960) y de Investigación Filosófica (1976) así como el Juan March de Investigación Filosófica (1966) Su obra incluye títulos como El problema del ente ideal Ontología de la existencia histórica La formación de la personalidad humana La estructura de la subjetividad El interés por la verdad y El valor de la libertad miento. A veces se trataba de jóvenes estudiantes que leían sus Fundamentos de Filosofía o graduados que acudían al Léxico filosófico para conocer el sentido más profundo de los conceptos filosóficos esenciales. Pero también fueron muchos los pensadores más selectos que han leído sus obras con aprovechamiento. A Millán le llenaba de orgullo recordar cómo, habiendo coincidido como ponente con el cardenal Wojtyla en un simposio organizado en Roma por el CRIS, un centro de formación teológico dirigido por sacerdotes del Opus Dei, Juan Pablo II entró en la sala con la traducción italiana de su libro La estructura de la subjetividad y le manifestó que habían seguido caminos filosóficos muy similares. Siempre admiré su inteligencia prócer, del mismo modo que también ha sido grande mi gozo al observar que se ha comportado hasta el último día como un caballero cristiano, sabiendo incluso ganarse el afecto y la admiración de quienes le conocieron y trataron por primera vez durante su última estancia en la clínica. Descanse en paz.