Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Sociedad MIÉRCOLES 23 3 2005 ABC Tecnología Ofensiva del Gobierno chino para controlar a sus más de 90 millones de internautas La Policía cerró 12.575 cibercafés entre octubre y diciembre de 2004 b La operación policial, iniciada a Envío de e- mails falsos a los clientes de Caja Madrid ABC MADRID. Decenas de clientes de Caja Madrid han recibido en las últimas horas correos electrónicos falsos, con los símbolos y colores propios de la entidad, en los que se les pide confirmación del DNI, clave de acceso y firma digital para una verificación de seguridad. De no hacerlo, se les amenaza con bloquear su cuenta bancaria en 24 horas. La entidad advierte de que se trata de una estafa. finales del año pasado, se ha saldado con la detención de 4.000 personas por realizar apuestas ilegales en los casinos virtuales PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Con 94 millones de usuarios, China es el segundo país del mundo en número de internautas tras Estados Unidos. Demasiada gente navegando por sí sola por el ciberespacio ha debido pensar el Gobierno, que no ha dudado en tomar medidas para atajar ese incontrolable flujo de información que se encuentra al alcance de cualquiera. Por ese motivo, y junto a la habitual censura que bloquea las numerosas web vetadas por el régimen comunista- -desde las que difunden las denuncias de los disidentes políticos hasta las pornográficas- el Ejecutivo ha lanzado una feroz campaña para salvaguardar la moral del país y crear un ambiente más sano entre la juventud Con tan contundente argumento, la Policía cerró la friolera de 12.575 cibercafés sólo entre octubre y diciembre del año pasado, según la agencia estatal de noticias Xinhua, sin especificar qué delitos habían cometido estos establecimientos que, en su mayoría, se encontraban cerca de colegios e institutos. A nadie se le escapa que, bajo esta operación, subyace la intención del Gobierno de dominar internet. Desde que los chinos empezaron a conectarse a la red en 1994, la cifra de usuarios ha pasado de apenas unos cientos de miles a casi cien millones, de los cuales el 32 son estudiantes menores de 25 años, el 12 profesionales cualificados y el 9 empresarios y del sector servicios. diarias a los juegos de internet se multiplicaron hasta los 20 millones en 2004, cuando permanecieron conectadas durante 10 millones de horas. Buena parte de ellos se jugaban los cuartos en los casinos virtuales y en las más variadas apuestas on line que cubren desde el boxeo o la Fórmula 1 pasando, cómo no, por las ligas de fútbol española, italiana e inglesa. Para acabar con esta fiebre, la Policía ha desmantelado desde finales del año pasado 249 negocios de apuestas y ha descubierto 2.000 casos de juegos ilegales, al tiempo que ha detenido a 4.000 personas y ha identificado a otras 50.000 que habían sucumbido a la tentación de la ludopatía. Ofensiva sin precedentes Con el 80 de los jóvenes reconociendo que la red ha cambiado su mentalidad y con otro 42 afirmando que internet ayudará a promover el proceso de democratización, no es de extrañar que el régimen haya optado por coger el toro por los cuernos. Para ello, el Gobierno se ha amparado en una ofensiva sin precedentes contra otro vicio nacional: el juego. Y es que, a pesar de estar prohibidas, las apuestas son una de las principales debilidades de los chinos, el primer pueblo de la Historia que empezó a arriesgar su dinero sólo por diversión. En la actualidad, tanto los permitidos juegos en red como las apuestas clandestinas en casinos virtuales constituyen los pilares fundamentales de un boyante sector que aglutina a 300 empresas y generó en 2001 más de 335 millones de euros. Esta floreciente industria auguraba al mercado chino, el segundo del mundo tras Corea del Sur, una duplicación de beneficios hasta llegar en 2005 a los casi 652 millones de euros. No en vano, las 700.000 personas que en 1999 dedicaban unas 100.000 horas