Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 3 2005 Internacional 31 Matanzas de escolares en EE. UU. En los últimos dieciséis años han tenido lugar más de una quincena de matanzas en diferentes colegios de todo el mundo. De llas, cinco han sucedido en centros docentes de Estados Unidos. 17 de enero de 1989. Un desequilibrado de 24 años, armado de una ametralladora, abre fuego en el patio de recreo de una escuela en Stockton (California) Mata a cinco niños y hiere a unas 30 personas antes de suicidarse. 1 de diciembre de 1997. En Paducah (Kentucky) un chico de 14 años abre fuego durante las plegarias en su escuela, matando a tres chicas de 14 a 17 años e hiriendo a otros cinco alumnos. 24 de marzo de 1998. Dos chicos de unos 12 años abren fuego contra los alumnos y maestros de una escuela de Jonesboro (Arkansas, sur) matando a cinco personas, cuatro niñas y una docente. 20 de abril de 1999. Dos chicos de 17 y 18 años, armados con revólveres y más de 30 bombas artesanales, abren fuego en un liceo de Littleton (Colorado) matando a 12 estudiantes y un profesor antes de suicidarse. 21 de marzo de 2005. Un joven asesina a sus abuelos y luego se dirige a su liceo en Red Lake, en Minnesota (norte) donde mata a nueve personas y hiere a otras doce, antes de suicidarse. ri, situado en la ciudad de Cold Spring, dos estudiantes murieron tiroteados por un compañero que entonces tenía 15 años y que ahora se encuentra en espera de juicio. Reggie Graves, una estudiante de Red Lake que estaba viendo una película sobre Shakespeare, declaró a la agencia AP que escuchó tiros cuando el joven armado mató al guardia de seguridad junto al detector de metales de la entrada y después cómo, en la clase contigua, le decía algo a su amigo Ryan: Le preguntó a Ryan si creía en Dios y entonces le disparó Un funcionario de Red Lake consuela a una profesora de la escuela donde se produjo la matanza AP El joven asesino de Minnesota era adicto a un foro neonazi en Internet La matanza en la escuela de Red Lake se cobra diez muertos y doce heridos abuelo desde que hace cuatro años su padre se suicidó. Su madre sufre lesiones cerebrales causadas por un accidente de tráfico A. ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. Seis años después de la matanza en un instituto de Colorado, un estudiante de 17 años descargó a primeras horas de la tarde del lunes dos pistolas y una escopeta contra alumnos y personal del instituto de Red Lake, enclavado en una reserva india al norte del Estado de Minnesota, en el centro norte de EE. UU. no lejos de la frontera con Canadá. La Policía aseguró que Jeff Weise mató primero en su casa a su abuelo y a la esposa de éste. Poco después de las tres de la tarde (hora local) se dirigió a su escuela, donde primeró eliminó a un guardia de seguridad y a una profesora, y después abrió fuego contra una veintena de alumnos en varias aulas: cinco murieron y otros 12 fueron heridos, algunos de extrema gravedad. Por último, tras intercambiar algunos disparos con la policía, se suicidó. b El asesino vivía con su ra. Su madre se encuentra en una residencia de Minneapolis, donde fue internada con lesiones en el cerebro a causa de un accidente de circulación. Al parecer, Jeff Weise había sido expulsado temporalmente del instituto al que asisten 300 estudiantes por problemas disciplinarios y era obligado a seguir el curso desde casa, donde le visitaba un profesor volante. Algunos compañeros señalaron que tenía tendencias anti- sociales y creían que podía ser la persona que se ocultaba bajo el seudónimo Todesen- gel (ángel de la muerte, en alemán) Jeff había escrito mensajes mostrando su admiración por Adolf Hitler en una página neo- nazi de Internet. La del lunes en Minnesota evocó la peor matanza ocurrida en una escuela de EE. UU. En 1999, dos alumnos armados hasta los dientes irrumpieron en su instituto de Columbine, en Denver, y mataron a 12 estudiantes y un profesor, antes de que los dos asesinos se suicidaran. Hace 18 meses hubo otro incidente violento en una escuela del centro de Minnesota. En el instituto Roco- EL GERMEN ULTRADERECHISTA E Las armas del abuelo A partir de entrevistas con ex compañeros y declaraciones el FBI, las agencias señalaron que las armas que empleó podían pertenecer a su abuelo, que había sido policía en la reserva de los indios ojibwa, una tribu de unos 5.000 individuos que opera tres casinos y otras atracciones turísticas en Minnesota. Considerado un alumno solitario, que solía vestir de negro y a menudo sufría las burlas de sus compañeros, vivía al parecer con su abuelo desde que hace cuatro años su padre se suicida- sase a su pueblo si no le gustan s difícil hablar de eslas piernas bonitas A la cabeza tas cosas y la gente las de la manifestación no marchan elude en público, paretrógrados de bigote, sino femira no ser tildada de facha nistas, militantes homosexuales El drama es que esa táctica, y progres celosos ante la positan correcta y educada, no bilidad de que la política de puerhace desaparecer el probletas abiertas y mano tendida eroma. Ni siquiera lo atenúa. ALFONSO sione su idílico oasis. Holanda, que durante déROJO Los elementos están presencadas ha sido el paraíso de tes con distinta intensidad en la tolerancia, es un duro varios países del Viejo Continente. Inejemplo. Desde el pasado noviembre, cluida España. cuando un fanático musulmán naciLas fotos de los brazos en alto cerca do en Ámsterdam degolló al cineasta de la estatua ecuestre de Franco, duTheo van Gogh, los holandeses querante el derribo póstumo del Generabrantan lo políticamente correcto. Se lísimo urdido por el Gobierno Zapatediscute en público si Islam y Occidenro, proyectan la engañosa impresión te son compatibles y temas como la de que aquí palpita una ultraderecha inmigración o el choque de civilizafranquista. Craso error. ciones, considerados tabú en el resto No hay un debate Franco sí, Frande Europa, se debaten con espeluzco no porque han transcurrido 30 nante crudeza en periódicos y estuaños desde la desaparición del dictadios de televisión. dor y el país ha cambiado muchísiCuando al imán de Rótterdam se le mo. Al igual que en Holanda, Francia ocurrió exigir que se prohibiera el pao Italia, el germen de la ultraderecha so frente a su mezquita de mujeres con no son nostálgicos de un régimen peminifalda, le respondieron que regre- riclitado o tradicionalistas católicos angustiados por el rampante laicismo de las autoridades. Políticos, ejecutivos y periodistas, que no usan el transporte público, no hacen cola en las urgencias de los hospitales y no necesitan pelear por una guardería de barrio, parecen ignorar la existencia de otra realidad, más variopinta y oscura, que se mueve en Metro, ocupa los escalones bajos de espectro laboral y aumenta a pasos agigantados. La tesis oficial es que la economía crece, que hacen falta brazos y sueldos que alimenten la caja de pensiones, por lo que no hay que temer nada mientras no haya estancamiento. Puede que no sea tan claro. Basta escuchar lo que dicen esos sin voz a los que se abren de vez en cuando los micrófonos en alguna tertulia de radio, para descubrir legiones de descontentos. Le Pen se presentaba en Francia como el ciudadano que dice en voz alta lo que la mayoría pensamos Y Pim Fortuym, que además de atractivo e inteligente era periodista, se hizo con el escenario holandés como defensor de la libertad y el estado del Bienestar. Ojo al parche.