Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 3 2005 Internacional TÍMIDOS PASOS EN ORIENTE PRÓXIMO 27 La Liga Árabe lanza críticas a Israel por rechazar las propuestas de paz La organización celebra su 60 aniversario con más ausencias que nunca b Los asistentes pretenden reac- tivar el plan de paz presentado en el año 2002 y, entre las reformas, aprobar la creación de un Parlamento árabe EFE ARGEL. La primera sesión de la cumbre de la Liga Árabe celebrada ayer en Argel estuvo marcada por una serie de discursos en los que se criticó a Israel por rechazar las propuestas de paz árabes y se reafirmó la voluntad de llevar a cabo reformas democráticas. La organización regional más antigua del mundo cumplía ayer sesenta años con la reunión que registra el menor número de líderes asistentes de su historia, lo que refleja la crítica situación que vive. La sesión fue inaugurada por el jefe del Estado tunecino, Zin el Abidín Ben Alí, en su calidad de presidente saliente de la organización, quien apeló a la unidad de los árabes para hacer frente a los desafíos Por su parte, el nuevo presidente de turno de la Liga y anfitrión de la cumbre, el jefe del Estado argelino, Abdelaziz Buteflika, junto con el secretario general del organismo, Amro Musa, reprocharon a Israel que no haya aceptado el plan de paz que los árabes presentaron en marzo de 2002 en la cumbre de Beirut. Buteflika hizo hincapié en que la consigna de paz por territorios en la que se basó la Conferencia de Madrid de octubre- noviembre de 1991, sigue siendo la opción estratégica de los árabes para hacer la paz con Israel. Una de las finalidades de la cumbre de Argel es fomentar esas iniciativas por las que se exige a Israel que se retire de todos los territorios ocupados en la Guerra de los seis días, de 1967. Musa advirtió a los dirigentes israelíes de que se equivocan por completo si piensan que los árabes vamos a olvidar nuestros derechos y norma- Mohamed VI y Buteflika se saludan en la apertura ayer de la cumbre de Argel lizar las relaciones sin nada a cambio Por su parte, Buteflika hizo autocrítica con respecto al mundo árabe al indicar que debemos poner término a nuestras lamentaciones y nostalgias de un pasado glorioso A propósito del terrorismo, el presidente argelino criticó a quienes quieren establecer una amalgama entre Islam y terrorismo una referencia que también figuró en el discurso del presidente José Luis Rodríguez Zapatero. Concluida la sesión pública, comenzaron los debates a puerta cerrada para aprobar el paquete de diecisiete resoluciones que serán dadas a EPA AFP insiste en el sufrimiento de los israelíes. ¿No sufrimos nosotros acaso? dice de carrerilla, con el discurso bien aprendido, como si de un mitin se tratara, el gobernador Al Sharif rodeado de conciudadanos que asienten con la cabeza y miran con cara de pocos amigos al impertinente inquisidor. Hasni prefiere dejar así las cosas, no vaya a ser que empeoren, y se despide para volver a casa. Allí, por primera vez en muchos meses, Radwa ofrece un té a sus invitados mientras su marido se sienta relajado para charlar con sus vecinos mientras enciende en el patio trasero de la vivienda, con mimo, con parsimonia, con maestría, una pipa de agua, que no de la paz. Ésa todavía está lejos sentencia entre bocanada y bocanada. Tulkarem, al menos, se encuentra desde ayer más cerca del resto del mundo. No asisten a la cita los jefes de Estado de Arabia Saudí, Omán Jordania, Bahrein, Kuwait y Líbano conocer al término de la cumbre. Al margen de la que reactiva el plan de paz presentado en 2002, la cumbre debe aprobar, en el capítulo de las reformas, la creación de un Parlamento árabe, cuya sede radicará en Damasco y estará compuesto por cuatro diputados de cada uno de los 22 países miembros. Los jefes de Estado de ocho países- -Arabia Saudí, Jordania, Omán, Bahrein, Kuwait, Emiratos Arabes Unidos, Líbano y Yemen- no acudieron a la cita, lo que la convierte en la más desatendida desde que en 1964 el organismo convocó la primera reunión de ese tipo. La ausencia de un tercio de los reyes o presidentes de los veintidós países miembros tiene diversos motivos. Según fuentes diplomáticas, la ausencia del Rey Abdalá II de Jordania se debe al rechazo por la Liga de que en la conferencia se debatiera el plan de normalización con Israel que había presentado el Monarca hachemí.