Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional TÍMIDOS PASOS EN ORIENTE PRÓXIMO MIÉRCOLES 23 3 2005 ABC El Tsahal completó ayer la retirada parcial de la segunda ciudad ocupada de Cisjordania. Los milicianos palestinos más buscados por Tel Aviv serán libres cuando entreguen sus armas Tulkarem duerme a pierna suelta TEXTO: JUAN CIERCO CORRESPONSAL TULKAREM (CISJORDANIA) Una sonrisa ilumina la cara joven pero arrugada de Radwa Medan. La mujer, de unos cuarenta años, cambia las sábanas de su cama poco antes de limpiar con esmero la habitación. Tres de sus cinco hijos están en el colegio, el cuarto, Hasán, de 16 años, se ha acercado hasta la puerta de Anabta, a las afueras de la ciudad, para asistir en vivo y en directo a la apertura de Tulkarem al resto de Cisjordania, o lo que es lo mismo del mundo, después de casi cuatro años asilada. No se olvida Radwa de Mohamed, el primogénito, de diecinueve años, responsable de muchas de sus arrugas al estar encarcelado en una prisión de Tel Aviv por actuar armas en mano en nombre de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa. Pero en esta ocasión, pese a las arrugas, pese a la vida tan poco agradecida que lleva, pese al encarcelamiento de su hijo mayor, pese a la falta de recursos para sacar con holgura a la familia adelante, Radwa sonríe y su cara, curtida pero agradable, lo agradece iluminada. Por primera vez en varios meses, su marido, Hasni, va a dormir esta noche en casa, en su cama, a pierna suelta. No ha podido hacerlo en este tiempo por estar en lo más alto de la lista de milicianos palestinos buscados por Israel. Podían venir a buscarle en cualquier momento, se ha tenido que esconder día y noche pero ahora puede salir de su madriguera, puede dormir en casa, puede jugar con sus hijos. ¡Alá es grande! dice sin aparcar la sonrisa de su boca. Hasni tampoco está en la modesta vivienda en las afueras de Tulkarem, no muy lejos de la simbólica puerta de Anabta. Ha acompañado a su hijo Hasán para comprobar en primera persona que el acuerdo alcanzado entre los responsables de seguridad palestinos y el Ejército de Israel se cumple. El compromiso entre Israel y la ANP incluye la retirada parcial de los soldados hebreos de la ciudad de Tulkarem, que no de toda la región pues mantienen el control de tres aldeas en el norte, feudo de las células del Yihad Islámico que ordenaron el atentado contra el karaoke de Tel Aviv el pasado 25 de febrero en el que murieron cinco israelíes. De hecho, el suicida salió de allí. El Tsahal (Ejército israelí) controla además otros dos accesos a la ciudad, pero ha aceptado borrar de su lista negra a los milicianos palestinos que entreguen sus armas en las comisarías de la ANP y se sumen, como es el caso de Hasni, a la Policía local. Felicidades El revuelo es considerable, pero pese a ello suena nítida, en la distancia, la única palabra que pronuncia el oficial israelí al mando del puesto al retirar las cadenas de la puerta de Anabta: ¡Mabruk! (felicidades) le espeta en árabe al coronel palestino que recoge las llaves mientras chirría al abrirse la verja metálica de diez metros de largo y dos de alto. ¡Mabruk! le dice también Hasni a Ezedín al- Sharif, gobernador de la región de Tulkarem, de unos 160.000 habitantes. Uno y otro se funden en un abrazo antes de explicar que, en realidad, la retirada parcial de los israelíes de Tulkarem y la apertura de la puerta de Anabta nos acercan a Nablus y a Ramala, pero no a la paz Es un primer paso, como lo fue el de Jericó, pero somos conscientes de que la paz está casi tan lejos como antes. La evacuación de Gaza no vale mucho si no se acompaña con la devolución de Cisjordania y eso no lo contempla Sha- Soldados israelíes abrieron ayer la puerta de Anatba, próxima a Tulkarem Para mí se ha acabado la Intifada. Soy fiel a Abu Mazen y respeto su decisión de abandonar la violencia Es un primer paso, como lo fue el de Jericó, pero somos conscientes de que la paz está casi tan lejos como antes rón pronostica Al Sharif, tan al tanto de las interioridades políticas hebreas, por la cuenta que le trae, como de las palestinas. ¿Sabe cuándo estaremos de verdad cerca de la paz? Cuando los israelíes se atrevan a venir de nuevo a nuestros mercados de frutas y hortalizas como hacían hace unos años. Entonces creeré que hay esperanzas; hoy soy muy escéptico dice menos entusiasta que al comienzo de la breve conversación. Encerrados cuatro años Ni el jefe local de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa ni el gobernador de Tulkarem quieren hablar del último atentado suicida en Tel Aviv. ¿Por qué los periodistas siempre se fijan en la violencia palestina y no denuncian la israelí? ¿Por qué vale más la vida de un israelí que las de cinco palestinos? Mire lo que han hecho con nosotros. Nos han tenido encerrados cuatro años; han construido un muro que rodea la ciudad; han derribado decenas de casas sin motivo; han arrasado nuestros campos de cultivo; han detenido a centenares de jóvenes por el mero hecho de ser palestinos... y usted Fútbol religioso para honrar la memoria del jeque Yasín J. C. TULKAREM. Sesenta equipos de fútbol, de sesenta mezquitas de Gaza controladas por Hamás, han disputado en los últimos días un torneo en el estadio Radwan del centro de la Franja para honrar la memoria, un año después de su asesinato selectivo por parte de un helicóptero israelí, del jeque Ahmed Yasín, el líder espiritual y fundador del Movimiento de No darles argumentos Esta vez no va armado. Tampoco llevaré armas mañana. Para mí se ha acabado la Intifada. Soy fiel a Abu Mazen (Mahmud Abbas, el presidente de la ANP) y respeto su decisión de abandonar la violencia. No creo que Israel quiera la paz, pero no podemos darles argumentos para que sigan destruyendo nuestras ciudades y matando a nuestros mártires explica Hasni a escasos metros de una puerta que ha permanecido cerrada la mayor parte de estos últimos cuatro años y que ahora es desmantelada. Resistencia Islámico. El campeonato, seguido por centenares de espectadores todos muy parecidos entre sí (pobladas barbas; ropas austeras; banderines verdes; mirada sombría) se enmarca dentro de los muchos actos que se han organizado en Gaza y en Cisjordania en homenaje al jeque Yasín y a su sucesor, el doctor Abdel Aziz Rantisi, asesinado asimismo por Israel ese mismo mes de marzo del año 2004. La semana de los mártires que así se ha bautizado el conjunto de eventos, contará igualmente con exposiciones de fotografías del jeque Yasín en la Universidad Islámica de Gaza y con manifestaciones populares (ayer se reunieron 10.000 personas en Nablus) que no dejarán de entonar consignas islamistas contrarias a Israel. Un año después de la muerte de Yasín y Rantisi, Hamás ha variado su estrategia al subirse al tren político palestino que ya se ha detenido en la primera estación, la de las elecciones municipales en las que el movimiento fundamentalista ha salido muy bien parado, y se dirige ahora a la segunda, la de las legislativas del 17 de julio, donde Hamás tendrá, para disgusto de Al Fatah, mucho que decir.