Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 Nacional MIÉRCOLES 23 3 2005 ABC El Defensor del Pueblo exige a Melilla que respete la ley al expulsar a menores ABC MELILLA. El Defensor del Pueblo ha constatado que en Melilla se repatrían menores extranjeros sin contactar previamente con sus familias o con los servicios sociales de su país de origen y ha advertido a la delegación del Gobierno en la Ciudad de que debe respetar la normativa vigente. Según informa el Defensor en su revista mensual, la institución ha efectuado un recordatorio de deberes legales a la delegación del Gobierno pa- ra que ajuste todas sus actuaciones a la Ley de Extranjería y a los convenios internacionales de protección del menor ratificados por España. De acuerdo con esas normas, subraya, la repatriación de menores sólo puede tener lugar cuando se vaya a producir una efectiva reintegración del menor en el seno de su familia y sólo se podrá llevar a cabo si los contactos previos con la familia o con los servicios de protección social del país de origen hacen razonable pensar que ésta podrá concluir con éxito Sin embargo, destaca, se han conocido casos en los que los menores han sido rechazados por los servicios fronterizos de su país de origen una circunstancia que califica de incomprensible y que, a su juicio, pone de manifiesto que no se han realizado los contactos previos exigibles, informa Efe. Para el Defensor del Pueblo, la repatriación de menores ha de revestirse con una serie de garantías que estén a la altura del bien objeto de protección, esto es, el superior interés del menor concluye. La Consejería de Bienestar Social de Melilla explicó, en cambio, al cierre de 2004 que los servicios fronterizos de Marruecos habían rechazado a varios menores cuyo expediente de repatriación había tramitado la Delegación del Gobierno a petición del fiscal, previo contacto con los servicios sociales o con los familiares de los menores. No había ninguna razón para esos rechazos, pues los expedientes estaban perfectamente documentados y tramitados, pero aún así se produjeron aclaró la Consejería. Melilla por su situación fronteriza destina la mayoría de su presupuesto de Asuntos Sociales a los centros de menores.