Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 3 2005 Nacional 15 Westendorp dice que las relaciones entre España y EE. UU no se miden con cronómetro b El embajador español en Washington ilustró el buen momento de las relaciones bilaterales con la visita de cinco ministros a Estados Unidos el próximo mes A. ARMADA. CORRESPONSAL NUEVA YORK. El embajador de España ante Estados Unidos, Carlos Westendorp, lanzó el lunes unos cuantos dardos contra quienes se empeñan en medir la intensidad de las relaciones entre Washington y Madrid cronómetro en mano, comprobando cuán a menudo o incluso durante cuánto tiempo presidentes y ministros hablan entre ellos para añadir: no importa por cuántos minutos y segundos sus líderes se hayan visto, nuestros dos países son, y siempre serán, estrechos amigos y aliados Westendorp mostró su envidia por los ex presidentes estadounidenses que en cuestiones de interés nacional se abstienen de menospreciar a su propio Gobierno, y criticó sin dar nombres a quienes quebrando un básico consenso bipartidista respecto a la política exterior así lo han hecho para obtener una cuestionable ganancia a corto plazo El embajador en Washington consideró no sólo un error, sino una absoluta irresponsabilidad que debilita la posición internacional de España Zapatero saluda al presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, en la inauguración de la cumbre de la Liga Árabe AFP Zapatero defiende ante la Liga Árabe que no se identifique Islam con terrorismo El jefe del Ejecutivo pide ayuda para dar contenido a la Alianza de Civilizaciones del Gobierno insistió en que democracia y mundo árabe no son incompatibles y defendió el reconocimiento de derechos a las mujeres LUIS AYLLÓN. ENVIADO ESPECIAL ARGEL. José Luis Rodríguez Zapatero rechazó ayer en Argel que se identifique al Islam con el terrorismo e invitó a los países árabes a participar de manera activa en la elaboración de un plan de medidas concretas que dé contenido a la propuesta de Alianza de Civilizaciones que formuló el pasado otoño en la Asamblea General de la ONU, y que ha sido asumida por el secretario general, Kofi Annan. Invitado por el presidente argelino, Abdelaziz Buteflika, el jefe del Ejecutivo expuso ante la Cumbre de la Liga Árabe el que es uno de sus principales objetivos en política exterior. Entre quienes le escuchaban ayer se encontraban, además del propio Buteflika, que comienza a ejercer la presidencia rotatoria de la Liga Árabe, el rey Mohamed VI de Marruecos; el presidente egipcio, Hosni Mubarak; el presidente de Siria, Bashar Al Assad; el presidente libio, Muammar el Gaddafi; el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas; y el presidente saliente iraquí, Ghazi Al Yauar, y altos representantes del resto de los 22 países de la organización. Las palabras de Zapatero, escuchab El presidente La libertad es la barrera contra el fanatismo ARGEL. Zapatero no desperdició la ocasión para pasar revista a algunos de los puntos más calientes que afectan al mundo árabe. Al tiempo que reclamó apoyó para Mahmoud Abbas, y pidió el abandono total de la violencia, afirmó: No podemos permitir que una nueva generación de palestinos se ahogue en la desesperanza por no poder labrarse dignamente su futuro en un Estado independiente y libre de la ocupación También pidió a la Liga Árabe que relance la iniciativa saudí de la cumbre de Beirut, en la que se ofrecía la paz y la normalización de relaciones con Israel. Zapatero manifestó que la libertad es la barrera contra el fanatismo y animó a los países árabes a profundizar en las libertades y la democracia. das con respeto, cosecharon unos aplausos que parecían más de cortesía que de entusiasmo, aunque sí contaron con los elogios de Buteflika, del presidente saliente, el tunecino Ben Alí; y del secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa. Como eje de su discurso, el presidente del Gobierno, que dijo sentirse entre amigos desarrolló la idea de que no puede identificarse terrorismo con Islam. Tras subrayar que ninguna idea, por legítima que sea, puede servir de pretexto para el asesinato indiscriminado señaló que no cabe vincular el terrorismo con ninguna civilización, cultura o tradición en exclusiva El Islam- -enfatizó- -es un pacífico y tolerante elemento de identidad de muchos países y de muchos pueblos. La visión reduccionista que sitúa el terrorismo de manera preponderante en una visión radical y fanática del mismo es un grave error que pone injustamente bajo sospecha de complicidad a sociedades o colectividades enteras Para el jefe del Ejecutivo, hay que buscar el diálogo y la comprensión mutua y, por ello, pidió a los países árabes que colaboren activamente para lograr que su propuesta de Alianza de Civilizaciones fructifique en un plan concreto de acción en el marco de la ONU. Insistió en que la diversidad no deber ser percibida como una amenaza sino como un potencial inmensamente enriquecedor y se mostró convencido de que no hay incompatibilidad alguna entre la democracia y el mundo árabe Como muestra, citó las elecciones en Irak y Palestina, y, ante los árabes, afirmó que una sociedad es más estable, próspera y educada cuanto más derechos reconoce a la mujer, palabras que arrancaron unos tímidos aplausos en sectores femeninos del auditorio. Cumplimiento de una promesa Invitado por la cátedra Juan Carlos I de la Universidad de Nueva York, el diplomático reconoció que no se buscó la bendición de Estados Unidos cuando el Gobierno cumplió con una de sus principales promesas electorales y retiró las tropas de Irak Consciente del malestar que la decisión causaría, dice que reclamó, y de hecho obtuvo, respeto por esa decisión que representaba el democrático cumplimiento de una promesa hecha a los ciudadanos y respaldada por la inmensa mayoría Pero calificó de retorsión de la realidad la especie de que la retirada de Irak se hizo con el deseo de apaciguar a los terroristas tras los atentados del 11- M. Bajo rigurosa invitación, ya que no se trataba de un acto abierto al público, entre los asistentes se encontraba el juez Baltasar Garzón, que precisamente ocupa este año la cátedra Juan Carlos I. Sin fijar una fecha para un encuentro entre el presidente del Gobierno español y el de Estados Unidos, Westendorp ilustró el buen momento de las relaciones bilaterales con la visita el mes que viene a Washington de cinco ministros, y subrayó que la cooperación es muy intensa en defensa y seguridad