Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 3 2005 Nacional 13 Elisabet Zubiaga, Rafael Díez Usabiaga, Joseba Permach y Eusebio Lasa (de derecha a izquierda) comparecieron ayer juntos en una rueda de Prensa en San Sebastián EFE Siete de los avalistas de las listas blancas de Aukera suman condenas por asesinato de más de 500 años Entre los candidatos de Vizcaya hay dos miembros de HB que concurrieron a las elecciones de 1991 b Entre los que apoyan la candida- tura de la izquierda abertzale se encuentra José Ramón Bidaburu, condenado a 172 años de prisión por cuatro asesinatos CRUZ MORCILLO MADRID. Al menos siete de las 5.000 personas vinculados con el mundo abertzale que han avalado la lista blanca de Aukera Guztiak en las tres provincias del País Vasco fueron en su día condenados en total a más de medio milenio de prisión por delitos de sangre. Otros dos presuntos miembros de ETA, que también firman los avales, fueron puestos en libertad por la Audiencia Nacional. Entre los avalistas que constan en los informes policiales aparecen nombres como el de José Ramón Bidaburu, condenado a 172 años en 1982 por cuatro causas de asesinatos y tenencia ilícita de armas. En 1994 la juez de Vigilancia Penitenciaria Ruth Alonso le concedió el acceso al tercer grado. Miembro del comando Besaide fue detenido en 1980. Bidaburu, al igual que Félix Bengoa respaldan la lista de candidatos de Guipúzcoa. A este individuo, miembro del mismo comando, se le condenó a 134 años de prisión, aunque salió en libertad tras cumplir sólo 18. Otro histórico de ETA, José Antonio Torre Altonaga, avala la lista de Vizcaya. Este electricista que trabajó en la construcción de la central nuclear de Lemóniz cumplió 19 años de cárcel por la muerte de dos personas, tras beneficiarse de una reducción de condena. Uno de los etarras que apoya las candidaturas de Guipúzcoa ha salido recientemente de prisión. Se trata de Pedro Aira Alonso, quien quedó en libertad a mediados de enero tras cumplir 17 años de pena y beneficiarse de más de 12 años de redención. Fue condenado a 35 años por el asesinato en 1980 en Oyarzun de un taxista al que ETA consideraba colaborador de las Fuerzas de Seguridad y por el intento de asesinato de dos guardias civiles en Urnieta. José Antonio Arluziaga también apoya a los candidatos de esta provincia. Condenado a 48 años, cumplió 18. La lista de Álava está respaldada entre otros por el etarra Fidel Largacha, miembro del comando Vizcaya que fue condenado a 99 años de cárcel aunque cumplió 17. Esta misma lista está apoyada por Eulalia Aramendi, presunta miembro del comando Araba que fue extraditada desde Francia en 1997. La Audiencia Nacional la dejó en libertad provisional un año después. Estaba acusada del asesinato de un cartero en Amurrio al que los terroristas creían confidente de la Policía. Entre los 25 candidatos por Vizcaya figuran dos personas que ya concurrieron a las elecciones en 1991, entonces como miembros de Herri Batasuna. Se trata de la aspirante que ocupa el número 17, María Luisa Zufiaurre y de la número 25, Marta Ulacia, quien se presentó a las elecciones municipales de 1983 y 1991. Otros dos miembros de las listas pertenecen al sindicato LAB. Las dos candidatas de la antigua HB, como el resto de la lista de Vizcaya, cuentan también con el apoyo de Juan Carlos Echendía. Mientras cumplía una de sus penas fue condenado de nuevo por atentar contra un funcionario de la cárcel de Salto del Negro. En estos avales de Vizcaya aparece asimismo Javier Larreategui, que fue puesto en libertad después de haber sido expulsado de Nicaragua. Fue militante de ETA hasta 1978 y posteriormente se trasladó a Francia donde supuestamente siguió vinculado a la banda a través de un dirigente amigo suyo. La Audiencia Nacional le absolvió del delito de pertenencia a banda armada. Batasuna da la cara por la plataforma y acusa al PSOE de hacer guerra sucia A. A. VITORIA. El mismo día de la publicación en el Boletín Oficial del País Vasco de las candidaturas para los comicios del 17 de abril y de la apertura, por tanto, del plazo de impugnaciones, el dirigente de Batasuna, Joseba Permach, salió en auxilio de Aukera Guztiak y criticó la utilización de supuestas conversaciones privadas como prueba para su impugnación. Mientras, la plataforma de la izquierda abertzale reiteró que no tiene ninguna intención de condenar a ETA. Joseba Permach ofreció en San Sebastián una rueda de prensa junto a Elisabet Zubiaga, la representante de Batasuna que habló en la cárcel con el preso etarra Jorge García Ser- tucha y cuya conversación es una de las pruebas policiales que aportará la Fiscalía para pedir su impugnación. Permach también estuvo acompañado por Rafael Díez Usabiaga, dirigente del sindicato Lab, y por Eusebio Lasa Altuna, que perteneció a la mesa nacional de Batasuna. En la comparecencia ante los medios de comunicación, sin opción a preguntas, el dirigente batasuno manifestó que la utilización de la grabación, cuyo contenido desveló ABC, demuestra cuál es el talante y la apuesta por la guerra sucia del PSOE. Durante la rueda de prensa, la primera que convoca la ilegalizada Batasuna en defensa de dicha plataforma, Permach se refirió a las pruebas recabadas contra AG y denunció el espionaje de decenas de miles de firmas que avalan dicha candidatura, así como la utilización de conversaciones privadas o telefónicas que, en caso de que existieran- -dijo- tienen que ver con relaciones sindicales, laborales, sociales o privadas argumentó. Al respecto, acusó al Gobierno de utilizar la mentira así como de manipular e intoxicar A su parecer, el PSOE cumple a pies juntillas lo que pactó con el PP y además es capaz de darle una vuelta de tuerca más y sigue manteniendo el carácter totalitario del Estado español con el conjunto de la sociedad vasca Permach hizo una mención especial a la actitud de Juan José Ibarretxe, del PNV, EA, Ezker Batua y Aralar. Afirmó que es verdaderamente bochornoso que, ante hechos como la investigación de quienes avalaron con su firma a Aukera Guztiak, se hable de cálculos electorales