Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 MIÉRCOLES 23 3 2005 ABC Nacional Mouhannad Almallah Dabas Jamal Ahmidan, El Chino Serhane El tunecino El sirio del 11- M prestó a Azizi documentación suya o de su familia para que huyera de España Mantuvo su actividad como recaudador de fondos ilícitos para los terroristas islamistas durante los meses que fue afiliado del PSOE asegura en el auto que ordena su ingreso en prisión que el imputado ostenta una posición relevante dentro del entramado terrorista del 11- M NIEVES COLLI MADRID. El sirio nacionalizado español Mouhannad Almallah Dabas, en prisión desde el lunes por la noche por su implicación en los atentados del 11- M, tuvo en la organización de la masacre de los trenes en Madrid un nivel de implicación indubitado e inequívoco que va más allá de puntuales actos de colaboración Lo mismo ocurre con su integración y compromiso con el islamismo radical ya desde mediados de los años noventa. Su actividad terrorista se extendió incluso a fechas posteriores al 11- M y a su primera detención y posterior puesta en libertad por esos hechos, a finales de marzo del pasado año. b El juez Del Olmo LOS INDICIOS DEL AUTO Ha realizado actuaciones intentando la captación de personas para compartir la ideología islamista y ha intervenido en procesos de adoctrinamiento para lograr la asunción de unos valores propicios para la yihad Pudo utilizarse documentación del imputado o de su entorno familiar para lograr que un presunto miembro relevante de Al Qaida, el marroquí Amer el Azizi, huyera de España Almallah es presunto miembro de la red terrorista islamista que ha permitido la comisión de los atentados objeto de esta instrucción judicial En el último año ha seguido realizando presuntas actividades dirigidas a la obtención de fondos de manera ilícita con la que contribuir al sostenimiento de actividades relacionadas con el terrorismo islamista Nuevos datos Así lo afirma el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo en el auto con el que ordena el nuevo ingreso en prisión de Almallah Dabas por un delito de pertenencia a banda armada. Tras explicar que las investigaciones policiales han permitido perfilar más adecuadamente el nivel presunto de intervención del detenido en los hechos, el instructor señala que, después de quedar en libertad hace un año, siguió realizando actividades dirigidas a la obtención de fondos de manera ilícita con el fin de contribuir al sostenimiento de actividades relacionadas con el terrorismo islamista Durante ese tiempo, este imputado del 11- M estuvo afiliado al PSOE, partido que le expulsó de manera fulminante la pasada semana al conocerse su detención. Las actividades realizadas por Almallah van desde la captación de personas y su adoctrinamiento en la yihad hasta la obtención de fondos y las labores de infraestructura y logística, como la entrega de documentación falsa o el alojamiento, al margen de lo que puede ser la hospitalidad en lugar seguro. La documentación intervenida a Almallah en el registro de su domicilio así como declaraciones de testigos permiten afirmar que pudo alterar documentación a su nombre o a nombre de algún familiar suyo para lograr que un presunto miembro relevante de Al Qaida, el marroquí Amer el Azizi, huyera de España en octubre de 2001, evitando así ser detenido. En el auto, Del Olmo asegura que entre las funciones desempeñadas por Almallah estaba precisamente la de facilitar una identidad mendaz a quien lo necesitase na por orden de Del Olmo- -residían el presunto autor material del 11- M Basel Ghalyoun, el imputado Fouad el Morabit y se alojó el suicida Ashri Rifaat. Este último también habría participado en reuniones de adoctrinamiento dirigidas por Almallah Dabas. Medidas de seguridad El juez explica en el auto que el imputado adoptó una posición relevante dentro del entramado terrorista islamista y es una de las piezas clave que garantiza la existencia del adecuado adoctrinamiento, facilita la infraestructura indispensable (dinero, lugares de albergue y protección, documentación falsa) y permite el traslado de personas a través de sus contactos dentro del entramado Almallah, sigue el juez, formaba parte de una red supra- nacional que permitía no sólo la captación de miembros en otros países y su adoctrinamiento para actividades terroristas islamistas sino que también favorecía su traslado desde sus países de origen a España y, dentro de España, su cobijo, protección y traslado a otras zonas del territorio español o, en su caso, del extranjero Para organizar los encuentros de captación y enseñanzas de la yihad se adoptaban importantes medidas de seguridad tanto en las comunicaciones telefónicas como informáticas. Las reuniones se celebraban en lugares especialmente protegidos tales como domicilios de algunos miembros del grupo, espacios naturales o estan- Relaciones directas con los suicidas Las investigaciones revelan también que el detenido tenía relaciones directas con El Tunecino -uno de los suicidas de Leganés- que El Egipcio tenía sus teléfonos en la agenda; que mantuvo contactos con El Chino -suicida de Leganés- y que en un piso propiedad de su hermano Moutaz- -detenido en Londres la pasada sema-