Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MIÉRCOLES 23 3 2005 ABC Mañana en Cartas al director ¿Sólo tres palabras? Dice nuestro presidente del Gobierno que sólo necesita tres palabras: condenamos el terrorismo del brazo político de ETA para comprobar que la democracia permite dar muchos pasos más Como vasco y español necesito mucho más que tres palabras. Necesito la rendición incondicional de la banda; la asunción de responsabilidades penales por parte de sus responsables, los de ETA y los de su entramado político; el cumplimiento íntegro de las penas, y que me aseguren que no habrá amnistías políticas. Y necesito que se trate a las víctimas con al menos un poco más de respeto que a sus verdugos. Lo que los terroristas, sus amigos y los que los disculpan tienen que comprobar sobre la democracia es que efectivamente permite dar muchos pasos más pero ninguno fuera de ella. Tienen que tener claro que el que lo haga se arriesga a que le caiga encima toda la democracia y que eso le va a hacer pupa. De todas formas, sorprende ver el talante de ZP y su partido con los asesinos terroristas de diferente signo y procedencia, y la falta de éste con las víctimas y con partidos democráticos que se han puesto a su servicio para acabar con esta lacra. Ricardo López de Guereñu. Madrid. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es Barthes: el texto como pretexto Se cumplen veinticinco años de la muerte de Roland Barthes, un artista del pensamiento que concibió la lectura y la escritura como espacios amorosos. La brillantez de sus comentarios le situó durante años en ese quicio intelectual en el que con frecuencia se daba mayor importancia a la argumentación teórica que a la obra analizada, hasta el punto de quedar convertido el texto en pretexto para el edificio crítico. Un cuarto de siglo después de su desaparición, matizados los excesos y los deslumbramientos, su obra aporta algunos de los más lúcidos destellos que iluminan la claves de la contemporaneidad. Sobre ello escriben José María Pozuelo Yvancos, José María Paz Gago y Blas Matamoro. El actor, director y agitador escénico Albert Vidal escribe en la página de Teatro sobre su trayectoria y su último espectáculo, El príncipe que se despide de los escenarios barceloneses para iniciar una gira por España. Arte dedica su apertura a Robert Rauschenberg, que, a punto de cumplir 80 años, es uno de los grandes clásicos de la pintura del siglo XX, uno de sus grandes revolucionarios y transformadores, y que durante este año será protagonista de diversos homenajes y exposiciones, la primera de ellas en el Instituto Valenciano de Arte Moderno. Las páginas de Música recogen una entrevista con el compositor y director Pierre Boulez, que cumple 80 años y que afirma no confiar en la tradición, ni siquiera en la interpretativa Y Cine, cuando se cumple el 75 aniversario del estreno de El ángel azul se centra en los dos grandes nombres que unió esta película: el director Josef von Stenberg y la actriz Marlene Dietrich. de amenaza más que de denuncia, la tolerancia 3 por ciento que durante décadas los nacionalistas catalanes han practicado cuando ocupaban responsabilidades de gobierno. Si los socialistas van a aplicar tolerancia cero frente a los empresarios incumplidores, exijo igualmente tolerancia cero para hacer frente a la mordida que practican algunos políticos sin escrúpulos. Miguel Rodríguez Sánchez. Cartaya (Huelva) al jefe del Ejecutivo español, afanado en borrar el legado anterior hasta el extremo de mostrarse en exceso condescendiente con las grandes potencias europeas, sólo porque su principal designio es estar del lado de la Vieja Europa, en esa política gestual que tan escaso resultado nos está dando. He echado en falta en este corto proceso negociador la existencia de una voz crítica (la española) que recordara que los Pactos se hacen para cumplirlos, puesto que, si no, la credibilidad de la política económica de la UE se verá seriamente desacreditada, como lo demuestra la preocupación manifestada por el Banco Central Europeo. Sergio Santamaria Santigosa. Gerona. Promesas incumplidas En los últimos días, con motivo del aniversario de la victoria electoral del PSOE, he podido escuchar de boca de miembros de este partido que el Gobierno tiene más apoyo social debido a que cumple sus promesas. El presidente también ha pedido a los jóvenes que le recordemos que cumpla con las promesas incumplidas; también ha dicho que su Gobierno es un Gobierno de derechos. Responderé pues a la petición de Zapatero y le recordaré que más de 20.000 jóvenes investigadores no han visto cumplidas las promesas que les hizo durante la campaña electoral y que siguen trabajando sin derechos, sin contrato, a pesar de que les prometió la conversión inmediata de sus becas en contratos laborales. Y lo peor es que no parece que estas promesas vayan a cumplirse en breve. El Gobierno de Zapatero, en lugar de tomar el camino más fácil y justo, que sería obligar a la contratación laboral de estos jóvenes investigadores, se empeña en reformar el Estatuto del Becario creado por el anterior Gobierno. Y este Estatuto tiene tantas diferencias con respecto a la promesa que hizo Zapatero que me temo que es mucho más fácil derogarlo que reformarlo: no obliga a las entidades que conceden becas a cumplirlo, la base de cotización es reducida y no da beneficios por desempleo. Después de un año esperando, se hace difícil creer que cumplirá sus promesas. Sin embargo, espero que Zapatero, al que tan bien se le dan las frases altisonantes, además convierta su contenido en una realidad, especialmente aquélla que acuñó en 2002: Los investigadores son trabajadores M José Serván Núñez. Málaga. Tolerancia tres El ministro Caldera, tras el fracaso que está experimentando el arranque del proceso de regularización de los emigrantes, ha anunciado tolerancia cero hacia los empresarios que no se acojan al proceso. Frente a esta tolerancia cero, el presidente de la Generalitat proclama, con estrategia Pacto de Estabilidad Se consumó el atropello y Francia y Alemania, con la inestimable colaboración de nuestro Gobierno, lograron su propósito de revisar el Pacto de Estabilidad. Diríase que el esfuerzo y la seriedad demostrados por España a la hora de dar cumplimiento al mencionado Pacto también incomoda