Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 23 3 2005 Opinión 5 Víctima Pese a la iniciativa legislativa emprendida por los republicanos, la Justicia de Florida rechazó ayer la petición de volver a conectar una sonda alimenticia a Terri Schiavo, cuya vida se apaga desde el pasado viernes. Con la asistencia de políticos y jueces, los padres de la enferma se enfrentan a su yerno en una batalla de intereses familiares cuya única víctima es una mujer en coma. Sin máscaras Eran tantas las sospechas acumuladas por las enigmáticas listas de Aukera Guztiak- -publicadas ya por el Boletín Oficial del País Vasco- -que ayer Batasuna decidió comparecer ante los medios y despejar cualquier duda. No los conocemos de nada y son gente de fiar, vinieron a decir los apoderados políticos de ETA, en una rueda de prensa en la que intervinieron Joseba Permach y, entre otros, Elisabet Zubiaga, la misma que en las conversaciones publicadas por ABC revelaba la trampa de las listas blancas A cara- -de cemento- -descubierta. Estreno inminente No hubo sorpresas y la Reserva Federal estadounidense, a través de su presidente, Alan Greenspan, anunció ayer una nueva subida de los tipos de interés, medida con la que pretende controlar el brote inflacionista provocado por el alza del precio del crudo. Europa pone sus barbas en remojo y se prepara ya para aplicar una política que cierra la etapa del dinero barato. Ya vienen las rebajas. AP Alianzas civilizadas. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, participó ayer en la XVII Cumbre de la Liga Árabe, donde expuso su propuesta de Alianza de civilizaciones y trató de desvincular el fenómeno terrorista con el mundo islámico. No hay incompatibilidad alguna entre la democracia y el mundo árabe aseguró Rodríguez Zapatero ante los asistentes a la Cumbre de Argel, marcada por las diferencias entre países hermanos y las ausencias del príncipe heredero saudí, Abdullah bin Abdelaziz, y el Rey Abdulla II de Jordania. En la imagen, el líder libio, Muamar al Gadafi, durante la sesión inaugural de la Cumbre. en un mundo que, salvo algunos militantes de la izquierda exquisita, cada vez consumemenos carne roja en su dieta política. Con la fuerza desbordante y arrolladora de los neoconversos, el líder del desierto ideológico se presentó ayer así a la prensa, besando la boquilla del rubio americano, su nuevo amigo del alma. Realmente su transformación es muy radical. Con esa misma tumbaga que luce en su dedo hemos visto a palmeros más desafortunados jaleando a los Chunguitos y el adjunto al defensor del pueblo libio, el señor que guarda su espalda, es el paradigma de lo que los empresarios de hostelería querrían para darle empaque a las puertas de los grandes hoteles de puertas giratorias que aún disfrutamos por Europa. Gadafi, definitivamente, se ha hecho del FMI. Hay signos realmente evidentes de que el libio ha cambiado y que hay más chispa de la vida en el frigorífico de su jaima con encanto que leche de camella. No se confirma que Gadafi invitara a Zapatero a posar en esta sesión fotográfica. Pero es posible que, si lo hubiese hecho, nuestro presidente, con amable talante, hubiese declinado la invitación. Zapatero está por la alianza de las civilizaciones, pero no por sesiones fotográficas máso menos rompedoras. Para eso ya tiene a su equipo fashion, las niñas del Vogue las sultanas de la pasarela Cibeles. Si las llega a ver el que está detrás de Gadafi se le cae la gorra. GADAFI Y EL RUBIO AMERICANO J. FÉLIX MACHUCA J USTO después de haber escuchado la intervención de Zapatero en la Líga Árabe, donde el presidente español abogó por la democracia como el mejor antídoto contra el fanatismo, el líder libio Muamar al Gadafi se presentó ante la prensa de esta guisa. Cuando la fotografía comenzó a circular por las manos de los redactores más transgresores fue tomando forma la idea de que este no era Gadafi, sino un doble que tiene en Cádiz y que no se quita el disfraz de Carnaval en todo el año, en una especie de devo- ción a plazo fijo que tiene la criatura por tan impresionante líder de los beduinos oprimidos. Lamentablemente, la chispa no responde a la realidad y el señor de la foto, os lo juro por la dulce camella de mis sueños, es el presidente libio. Como es conocido, Gadafi se convirtió al occidentalismo hacepoco tiempo, sabedor de que aquella tormenta de ideas polvorientas y desérticas que articulaban su revolución no sólo le impedían ver con nitidez el horizonte del futuro, sino que además se aislaba peligrosamente