Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 22 3 2005 Internacional 27 algunas negativas nada sinceras al respecto, quedarán a este lado del muro ilegal que se levanta en territorio ajeno. Con ello, según denuncian las autoridades palestinas, con el primer ministro, Ahmed Qurea (Abu Alá) a la cabeza, Tel Aviv torpedea el proceso de paz, crea condiciones imposibles sobre el terreno, se adjudica Jerusalén Este por la fuerza de los hechos consumados sin querer siquiera negociar e impide la creación de un Estado viable con continuidad y contigüidad territorial como exige, entre otros, George W. Bush. La denuncia no es patrimonio de los palestinos y a la misma se han sumado políticos e intelectuales israelíes (Yossi Sarid, Yossi Beilin; Meron Benvenisti) quienes reconocen que con el muro ilegal y la nueva construcción de viviendas en Maale Adumim se corta en dos, se separa, sin posibilidad de arreglo, el norte del sur de Cisjordania. Israel y Hamás vigilan de cerca la cumbre de la Liga Árabe en Argelia El Líbano, Siria, Irak y las reformas internas, en el menú de la reunión J. CIERCO. CORRESPONSAL JERUSALÉN. Así ha sido siempre y no va ser ahora distinto. Desde la primera cumbre de la Liga Árabe en El Cairo, en 1964, todas las reuniones de esta organización han estado dominadas por sus conflictos con el enemigo común: Israel. En este caso, en efecto, más de lo mismo. Oriente Próximo vive desde hace unos meses una suerte de primavera esperanzadora hacia la democratización de algunos de sus Estados; El Líbano está sumido en una grave crisis política, con la exigencia de retirar a las tropas sirias de fondo, que puede empujar al País del Cedro a un peligroso regreso al futuro; Siria está en el punto de mira de la ONU, de EE. UU. de la UE, y por supuesto de Israel; Arabia Carretera Mofaz niega dicho argumento al asegurar que Israel estaría dispuesto a construir una carretera a través de un túnel que una el sur de Jerusalén con Belén y Ramala. Si el ambiente ya estaba enrarecido en los últimos días con la judaización a pasos agigantados de Jerusalén con la colaboración del Patriarcado greco- ortodoxo, las nuevas iniciativas del Gobierno hebreo no han ayudado a serenar los ánimos. Más bien, todo lo contrario. Se recuerdan ahora las palabras pronunciadas el pasado 3 de marzo por Ariel Sharón durante la convención del Likud: Gracias a la colonización, mantendremos durante toda la eternidad posiciones muy importantes en Jerusalén y en Judea y Samaria (Cisjordania) esenciales para nuestra existencia y para la defensa de los lugares más sagrados de nuestra historia O lo que es lo mismo, utilizar la coartada de la evacuación de este verano en Gaza para quedarse con Cisjordania. Saudí ha vivido los primeros comicios municipales de su historia; Irak está tan caliente como siempre pese a la victoria electoral de los chiíes, o quizás por ello... Y, pese a todo, la mayor parte de las discusiones que los jefes de Estado y de Gobierno árabes y sus ministros de Asuntos Exteriores protagonizarán en las próximas horas en Argel versará sobre el endémico conflicto palestinoisraelí y sobre la ocupación hebrea de los Altos del Golán y las granjas de la Shebaa. Consciente de que eso sería así, el Rey de Jordania, Abadalá II, quiso aprovechar el clima de optimismo que se respira en la región para lanzar una osada propuesta sobre la mesa de trabajo: normalizar las relaciones diplomáticas de los 21 miembros de la Liga Árabe (el 22, la ANP) con Israel antes incluso de que Tel Aviv se retirara de los Territorios Ocupados. Plan saudí Dicha apuesta dejaría atrás el plan saudí aprobado por la Liga Árabe en Beirut en 2002, iniciativa que hablaba de normalizar dichas relaciones pero siempre y cuando Israel se retirara antes de todos los territorios árabes que ocupa y permitiera la creación de un Estado palestino viable, independiente y soberano, con Jerusalén Este como capital y con el reconocimiento del derecho al retorno de los refugiados palestinos. Es decir, el manido aserto de paz por territorios Esta ha sido a la postre la idea que ha prevalecido en las negociaciones previas a la cumbre entre los ministros árabes de Asuntos Exteriores. La apuesta jordana fue vetada por Siria, El Líbano, Yemen, Sudán y la propia Argelia. Tan mal le sentó a Abdalá II la falta de sensibilidad con su propuesta de paz global en Oriente Próximo que el Monarca hachemí ha excusado su presencia en Argel por compromisos ineludibles con empresarios norteamericanos en Washington Tampoco ha gustado en Tel Aviv el enroque árabe. Israel rechazó en su día el plan saudí y lo rechaza todavía hoy. Su única bandera, la Hoja de Ruta que el Gobierno de Ariel Sharón ayuda a desviar. Pocas opciones de acercar posturas pues con estos puntos de partida. No sólo Tel Aviv vigila de cerca el desarrollo de la cumbre en Argel. También lo hace Hamás que, en un comunicado hecho público ayer en Gaza, advertía a los miembros de la organización panárabe que no vayan muy lejos en su afán de estrechar lazos con Israel: Que no se olviden de lo que el enemigo sionista hace día a día contra el pueblo palestino Y es que, en efecto, todo depende del cristal con que se mire. Zapatero sostendrá en Argel que el Islam no es incompatible con la democracia LUIS AYLLÓN ENVIADO ESPECIAL ARGEL. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, defenderá hoy ante la Liga Árabe su iniciativa de crear una Alianza de Civilizaciones, propuesta que presentó en septiembre del pasado año en la Asamblea General de Naciones Unidas. Fuentes gubernamentales indicaron ayer que Zapatero sostendrá en su intervención que esa Alianza es necesaria porque el mundo árabe no es incompatible con la democracia. El jefe del Ejecutivo AFP considera que como consecuencia de los atentados del 11- S y del 11- M se registra una peligrosa deriva que tiende a vincular al Islam con el terrorismo, algo que él no comparte. Rodríguez Zapatero intentará que los países árabes reunidos en Argel se comprometan con su proyecto, que estima debe incluir medidas concretas en dos ámbitos: el político y el cultural y educativo. Además, en sus palabras habrá referencias al conflicto entre israelíes y palestinos y, en concreto, a la importancia de evitar que una nueva generación de palestinos caiga de nuevo en la desesperanza. En este sentido pedirá el apoyo para el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) Mahmud Abbas. El alto representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, llegó ayer a Argel para asistir a la 17 cumbre de la Liga Árabe. El secretario secretario general de la ONU, Kofi Annan, que también estará presente, consideró este mes en Madrid que la iniciativa de Zapatero era prometedora