Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión MARTES 22 3 2005 ABC Cartas al director El Quijote Hay momentos en que a aquéllos que vivimos en Cataluña, estando dentro de nuestra propia España, nos da la sensación de que nos encontramos en el extranjero, porque no se respeta nuestra lengua y no tenemos derecho a tener la información en español. Un ejemplo lo encontramos en la exposición Visiones del Quijote que puede verse en La Pedrera de Barcelona, donde hasta los carteles que la anuncian están en catalán. Causa vergüenza ajena ver cómo los extranjeros se acercan a preguntar qué pone. Uno de ellos nos comentó que sabía español y que de lo que había allí no entendía nada. Cada vez es más asfixiante el nacionalismo separatista que impera en esta región, que pide respeto para su lengua y el derecho a su uso en todos los ámbitos, pero que nos niega, a más de la mitad de la población, el derecho a recibir la información en nuestra lengua materna si ésta es el español. Rafael Soria Albarracín. Barcelona. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es Valoración del Papa El prestigioso Real Instituto Elcano, especializado en estudios estratégicos internacionales, acaba de publicar un sondeo en el que se ha pedido a los españoles que valoren a los líderes internacionales. El resultado dice que el Papa es, por tercera vez, el líder internacional mejor valorado. Una cosa es lo que piensan y sienten los españoles sobre es- te Papa y otra cosa muy distinta es lo que pretenden vendernos determinados grupos de presión. Me alegra comprobar que, aún estando enfermo y padeciendo tantos ataques a su persona, se le siga valorando tan positivamente. Y creo que el origen de esta nota tan alta es la entrega y el convencimiento que pone en sus tareas. Un buen ejemplo. Jordi Molas i Verdaguer. Cerdanyola del Vallés (Barcelona) ro. La gloriosa acción en la madrugada, con nocturnidad y alevosía, merece un fervoroso aplauso de sus huestes. Nada menos que llevarse con una grúa un caballo de bronce con su jinete encima. Ya era hora de hacer desaparecer de Madrid la provocación de una estatua del odiado personaje que el 1 de abril de 1939 concluyó la estrepitosa derrota de comunistas, socialistas, separatistas, anarquistas y brigadis- Las cosas del presidente Paz, ciudadanía y talante. Éstos son los tres grandes logros que dice nuestro presidente ha forjado el Gobierno en estos once meses de mandato. Y se queda tan ancho; es más, se le dibuja una amplia sonrisa, como de niño pícaro que sabe va a hacer gracia, al pronunciar la palabra mágica: ¡talante! ¿Estamos en paz? Hombre, sí, no estamos en guerra con ningún país extranjero, pero la armonía y la concordia que teníamos no hace mucho todos los españoles ¿dónde están? ¿Dónde queda la estabilidad, el equilibrio o la serenidad entre las distintas regiones o Comunidades españolas? Sólo detecto malos modos y tiranteces. Incluso al otrora ecuánime, estoico y sereno presidente del Congreso Marín se le advierten tintes de querer tirar la toalla, y es que los cachondeítos de los diputados queriendo hablar en la lengua que los parió no nos conduce nada más que a guerras lingüísticas absurdas. Que nos resuelvan los problemas del agua, del paro, del terrorismo y de tantas otras cuestiones graves e importantes y dejen a un lado sus cositas para contentar a cuatro diletantes de la farsa. El presidente nos habla de la ciudadanía: ¿antes no éramos ciudadanos? El RAE dice: ciudadanía es el conjunto de los ciudadanos de un pueblo o nación. ¿No será, presidente, que ahora, como somos tantos los pueblos o naciones, tenemos muy difícil probar ciudadanía? Hasta el Valle de Arán quiere ser libre asociado de Cataluña. Me estoy planteando pedir declaración de cantón independiente a la muy noble villa de Barco de Ávila; también tenemos nuestra historia más que centenaria. Y, por fin, llegamos a la palabra clave, a la magia de todo su discurso: talante. Si tomamos dicha palabra como sinónimo de humor, de broma, Platón dice: muchas veces ayudó una broma donde la seriedad solía oponer resistencia Sigamos con las bromas y nos comeremos los mocos, eso sí, con mucho talante. Juan Manuel González Herrero. Madrid. La estatua ecuestre de Franco Enhorabuena, señor Zapate- tas internacionales. Ya era hora de llevarle en volandas al depósito que ordenó una de las ocho señoritas que elegísteis, Zapatero, en una noche de primavera sin sueño, creo que la de Fomento (Ministerio del que fue titular mi bisabuelo, hace más de cien años) es decir, de suprimir de la historia al vencedor del Ebro, de Brunete, de Belchite, de Teruel, del cinturón de hierro Francisco Franco, ese antipático general rebelde, es ya un personaje que ha pasado a la Historia. Claro que la historia no interesa a su cultísimo Gobierno. Hay que borrar todas las huellas del pasado, si bien hay que recordar y vituperar a diario al franquismo opresor. Han pasado 65 años desde que gloriosamente se retiraron Negrín y sus compañeros mártires, 65 años del desfile presidido por el tirano al frente de más de 100.000 jóvenes de su Ejército, casi todos voluntarios. Han pasado 30 años desde la muerte del dictador. Por cierto, ¿qué pintan en la Castellana Prieto y Largo Caballero, recordando la guerra con sus dos horribles estatuas? Las calles y las plazas de Madrid están llenas de estatuas y de nombres de personajes y personajillos de nuestro pasado, pero la de Franco sobraba. Ahora todo irá mejor rindiendo homenajes diarios a las momias del Frente Popular, mientras España cada día va peor. Sólo falta que la heroica Fernández de la Vega sustituya en su carro a la diosa Cibeles, con Rubalcaba y Moratinos como escoltas. José Antonio Vaca de Osma, embajador de España e historiador. Madrid. Multas a los fumadores Leí una serie de multas pensadas para estrechar las libertades de los que disfrutan del tabaco. Prohibiciones que afectarán hasta a la producción de aquellas barritas de chocolate que imitaban cigarrillos. Multas del estilo de 600 euros a un menor que esté fumando pobres padres. Tengo la impresión de estar siendo oprimido. Y lo peor es que lo hacen de una manera sutil, poco ha poco nos van haciendo sentir culpables. Desde estas líneas pido la ilegalización del tabaco total y radical. Sin contemplaciones. Si tan malo es, si tanto daño hace a la sociedad, la única salida coherente es la ilegalización. No a la producción, no a la comercialización y no al consumo. ¡Qué buen negocio, multar al consumidor! Lorenzo Pastor Salarrullana. Zaragoza. FE DE ERRORES En el artículo de Jorge Trias Sagnier publicado ayer se decía: Después de la cena, donde se instituye, nada menos, que la Santa Misa, ahí comienza la pasión que vamos a conmemorar, dos mil cinco años después a lo largo de esta semana cuando debería haber dicho 1972 años después