Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
82 Deportes PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA NOVENA JORNADA LUNES 21 3 2005 ABC Javi Navarro atiende, en la imagen de la izquierda, a Arango nada más desplomarse. A la derecha el jugador es trasladado inconsciente y sangrando EFE AP MALLORCA SEVILLA 0 1 Mallorca (3- 3- 3- 1) Moyá; Ramis, Iuliano (Pereyra, m. 76) Ballesteros; David Cortés, De los Santos, Tuni; Melo (Jorge López, m. 35) Farinós, Arango (Romeo, m. 42) y Luis García. Sevilla (4- 4- 2) Notario; Sergio Ramos, Javi Navarro (Pablo Alfaro, m. 46) Aitor Ocio, David; Sales, Yordi, Martí, Adriano (Alves, m. 60) Baptista y Makukula (Carlitos, m. 67) Árbitro Pino Zamorano. Amarilla a Javi Navarro, Adriano, Martí, Farinós y Sales. Roja a De los Santos y a Baptitsta por doble amonestación. Gol 0- 1, m. 45: Baptista, de penalti. Arango, internado en la UCI, tras una parada cardiorrespiratoria Sufrió un codazo de Javi Navarro y se descartan daños cerebrales JOSEP MARÍA AGUILÓ PALMA DE MALLORCA. El drama sobrevoló el campo de Son Moix cuando en el minuto 40 del partido que disputaban el Mallorca y el Sevilla, el jugador local Arango cayó desplomado al césped tras recibir un fuerte codazo de Javi Navarro en una acción del encuentro. Aún estaban frescas en la memoria de muchos aficionados las imágenes protagonizadas por el jugador húngaro del Benfica Feher, que cayó desplomado al césped para fallecer minutos después, como para no percatarse de la gravedad de lo que allí pasaba. En este caso, además, hubo contacto con otro jugador, el mallorquinista sangraba abundantemente y con los ojos casi en blanco no se movía. Transcurría el minuto 40 de partido cuando Javi Navarro golpeó con el codo la cabeza del jugador venezolano, que cayó fulminado sobre el terreno de juego, empezando a sangrar por la nariz y siendo víctima de una crisis convulsiva con agitación psicomotriz. De inmediato, todos los jugadores y el árbitro se dieron cuenta de la extrema gravedad de la situación mientras los médicos del Mallorca y del Sevilla se acercaron rápidamente al jugador, que permanecía inmóvil sobre el terre- no de juego. Según contaría horas después el doctor Pericás, médico del club mallorquinista, en esos primeros instantes Arango sufrió una parada cardiorrespiratoria y durante unos momentos su estado fue crítico. Sedado en el mismo campo Dada la situación médica creada, el jugador fue sedado en el mismo estadio para bajar su nivel de consciencia e intentar aplicarle la ventilación asistida. Mientras tanto, una ambulancia estaba ya en las instalaciones de Son Moix y trasladó al jugador hasta la Policlínica Miramar, que se encuentra en las inmediaciones del estadio. Arango ingresó en Urgencias y allí le realizaron un TAC craneoencefálico, otro en la columna y un tercero torácico para intentar descubrir si presentaba daños estructurales (hemorragias) Las pruebas lo descartaron y también que tuviera lesiones cerebrales o cervicales, que era por lo que más se temía en un principio tras el fuerte impacto. Únicamente se comprobó que tenía una fractura en el hueso malar superior derecho (mejilla) y un corte en el labio superior. Las diversas pruebas que se le fue- Un penalti dudoso hunde un poco más al Mallorca J. M. A. PALMA DE MALLORCA. La victoria del Sevilla ayer en Son Moix se decidió en los dos últimos minutos de la primera parte, tras la señalización de un penalti muy riguroso contra el Mallorca por un contacto entre Iuliano y Baptista dentro del área, y por la expulsión por doble amonestación de De los Santos. Hasta ese momento, el conjunto local no había realizado un mal encuentro y tuvo dos buenas ocasiones de gol gracias a un remate de cabeza de Iuliano y a un buen lanzamiento de falta de Luis García, que desvió muy bien Notario. La ocasión sevillista más clara fue un buen disparo de Makukula que atajó Moyá con dificultades. En el segundo tiempo, el Mallorca jugó más con el corazón que con la cabeza, y aun así tuvo alguna oportunidad de gol en los pies y la cabeza de Romeo, pero el marcador ya no se movió, pese a que el Mallorca sacó todas sus bazas ofensivas pese a estar jugando con diez hombres. ron practicando (radiografías y análisis) confirmaron una mejoría progresiva del jugador conforme iban pasando las horas. En el parte médico que se ofreció en la tarde de ayer se hablaba de situación estable aunque los doctores decidieron que Arango quedase ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital añadiendo que es esperable que esté fuera de peligro entre las próximas doce a veinticuatro horas Su permanencia en la UCI también servirá para ir retirándole de manera controlada la sedación que le fue administrada en el primer momento de la lesión. El defensa sevillista fue al hospital Javi Navarro se mostró muy afectado por lo sucedido al delantero venezolano del Mallorca. He quedado en situaciones muy parecidas y lo pasa mal el jugador, lo pasa mal la familia y lo pasa mal el entorno. Ya llevo unas cuantas de esas, he vivido esas situaciones en mis propias carnes y no me gustan nada. Se pasa mal. Es para preocuparse dijo el futbolista valenciano. Javi Navarro, a la conclusión del encuentro, se trasladó en taxi junto al doctor Escribano, médico del Sevilla, al centro hospitalario donde se encuentra ingresado el venezolano. No se pueda hacer nada en el hospital, pero por lo menos que sus familiares vean el interés que todos tenemos en su recuperación. Estoy afectado porque lo ves en el campo y te preocupa mucho afirmó el sevillista, que estuvo esta temporada varios partidos de baja al sufrir en un encuentro ante el Albacete un golpe que le produjo la fractura de los huesos de la nariz. En Soria, otra nariz rota Fue polémica la jornada de ayer en cuanto a codazos hace referencia. Al margen de la desgraciada jugada de Son Moix, en los Pajaritos de Soria se vivió otra acción de esas características, aunque sin la misma gravedad. El defensor local Juampa dio un fuerte codazo casi al final del partido al jugador del Racing, Morán, a quien le rompió los huesos propios de la nariz. En este caso, Juampa fue expulsado, no como en Mallorca.