Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 21 3 2005 ABC Manifestaciones... Cartas al director Guardería peligrosa junto al Windsor Soy madre de una niña de dos años que acudía a la guardería del Ministerio de Fomento, Medio Ambiente y Vivienda. Allí iban unos 150 niños con edades entre los cuatro meses y los tres años. Ésta está situada a unos 150 metros del edificio Windsor, que sufrió un incendio, siendo catalogado como ruina inminente por el Ayuntamiento. Esta escuela estuvo abierta mientras el perímetro de seguridad era de 500 metros, cuando otros edificios (parte de Fomento) estaban clausurados. Sigue funcionando con grave riesgo para los niños. Diariamente, las grúas pasan a pocos metros por encima de la vertical del edificio y del jardín donde juegan, transportando toneladas de desechos y trozos de otras grúas. Aparte está el riesgo de las partículas en suspensión que hay en el aire, consecuencia de la combustión del edificio y que los niños están respirando siete horas al día. Por todo ello, no parece el lugar más indicado para tener una guardería. ¿Cómo puede decirse que ésta es modélica y que cumple con todas las condiciones de seguridad? ¿Qué razones hay para que no se reubique temporalmente a los niños en otro lugar seguro? ¿Cómo pueden ocurrir este tipo de cosas en un lugar como España, que dice formar parte del primer mundo, de Europa? Estamos hablando de la seguridad de los niños, nuestros hijos, que deberían ser protegidos ya no sólo por sus padres sino por toda la sociedad. C. García. Madrid. Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es -Donde sí hay unanimidad es en la retirada por el PSOE de la estatua de Wayoming que permanecía en Televisión Española. frase: Después de ocho años de derechas, hemos tenido uno de derechos Un juego de palabras elemental, a la altura de un chaval de diez años, que ése debe ser el nivel intelectual de la ciudadanía para ZP. Pero una vez más los hechos desmienten sus palabras. Durante su Gobierno, el Partido Popular ha hecho crecer el empleo, que estaba bajísimo, y ha saneado por vez primera las arcas de la Seguridad Social. Además, ha gestionado los fondos del Estado con una honradez que ya quisieran los socialistas. En resumen, los prejuicios de Rodríguez Zapatero no le permiten ver la realidad de los derechos de los españoles. Pero está obnubilado con los derechos de los cubanos. ZP no aterriza. Salvador López de Aguirre. Madrid. Al Prado, agradecimientos A Calvo Serraller, el primero que nos enseñó que los directores del Museo están siempre al margen de los ministros. A Miguel Ángel Cortés, por entender que el Prado es más importante que la monarquía y la república juntas y batalló por ello. A Alfonso Pérez Sánchez, a Manuela Mena, a todos los conservadores, restauradores... que han logrado el respeto internacional más alto entre los museos. A Fernando Checa, que se dejó la vida por el Prado en los momentos más difíciles. A Joaquín Leguina y a todos los diputados- -populares, socialistas, nacionalistas- -que en momentos imposibles han dejado al Prado fuera de la tendencia política. A Antonio Solano y a todos los trabajadores del Prado, para quienes el Museo es mucho más que su puesto de trabajo, y lo demuestran todos los días. A María Dolores Muruzábal, la continuidad, la inteligencia, el buen criterio, la espina dorsal del Museo. A don Carlos Zurita y a los amigos del Museo del Prado, por el apoyo callado, constante, indispensable. A José María Aznar, para el Prado el mejor presidente del Gobierno, con enorme distancia del siguiente, por su batalla hasta el último momento y hasta el último euro para El barbero del Papa A Eduardo Serra, por entender que el Prado no sólo necesitaba ampliación física sino institucional, y darle autonomía y estabilidad frente a las tentaciones políticas. A Rodrigo Uría, la inteligencia, sin la que hoy estaríamos temblando. A Rafael Moneo, por su pasión por Villanueva, por ser su gran discípulo, por aguantar y batallar. A Philippe de Montebello, Henry Loyrette, Neil MacGregor, Jonathan Brown y tantos expertos y directores de museos y colecciones europeas, americanas, asiáticas, que nos apoyan y recuerdan constantemente cómo un gran museo no es Patrimonio Nacional, sino Patrimonio de la Humanidad. A Miguel Zugaza y a todo su equipo, por la concordia, por Durero, por Tiziano, por Picasso, por Durango abandonado, por hacer pasar al Prado del siglo XIX al XXI. Si están todos ellos, ¿qué importa la ministra? La política nace de la polémica, y es bueno que sea así. A condición de reconocer siempre, en medio del humo y el polvo de cada batalla, a las instituciones, que han de permanecer por encima de la política. Beatriz Rodríguez- Salmones, portavoz del Grupo Parlamentario Popular en Cultura. Madrid. El pasado 16 de marzo, unas trescientas personas se concentraron ante el Congreso para protestar contra la política del Gobierno acerca de la familia. Eran padres de familia, con sus hijos, abuelos, abuelas... en fin, gente de orden sin la menor apariencia de antisistema ni de actitudes violentas. Las fotos lo acreditan. Inmediatamente aparecen decenas de furgonetas antidisturbios y los agentes usan la violencia física para disolver la concentración. Los manifestantes no oponen resistencia, pero la Policía se emplea a fondo: llegan a tirar al suelo a varias personas, incluidas mujeres mayores. Ante las quejas de los manifestantes, algún agente contesta que obedecen órdenes. Por contraste, uno recuerda que en Barcelona los colectivos homosexuales y las juventudes de algunos partidos se manifestaron ante la catedral contra la Iglesia católica y portaban pancartas aludiendo a la imbecilidad de la Iglesia e incitando a la violencia; no actuó la Policía. Conclusión: la Policía sólo tiene órdenes de disolver manifestaciones cuando las protestas son contra el Gobierno. ¿Es esto democracia? Juan Gaisse Fariña. Vigo (Pontevedra) El matrimonio para homosexuales El Gobierno socialista- radical lleva al Parlamento la ley para extender el matrimonio a los homosexuales, tan controvertida desde el punto de vista social y jurídico. El CGPJ, el más alto órgano de consulta del Estado, ha informado en un extenso documento que el matrimonio entre homosexuales no es un derecho derivado de la Constitución. El texto señala que este tipo de uniones requieren una ley distinta a la del matrimonio entre hombres y mujeres, porque son realidades diferentes. Por ello aconseja un tratamiento jurídico que no adultere la institución matrimonial. El socialista francés Jospin ha dicho que las instituciones como el matrimonio se han hecho para apoyar a la sociedad, pero no para destruirla. El sentir mayoritario quiere que esas uniones tengan una regulación jurídica, pero distinta de la del matrimonio. No parece que sea pedir mucho y es bien razonable. Pero este Gobierno ha consensuado ya su ley del matrimonio homosexual sólo con los colectivos gays. Por un puñado de votos están dispuestos a cargarse la sociedad. Manuela Ortiz. Madrid. Zapatero no aterriza José Luis Rodríguez Zapatero ha dicho esta desafortunada