Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 3 2005 Cultura 63 Amat pintó a mano las telas para el vestuario de Edipo Rey estrenada en el Festival de Granada. En 2007, dirigirá en el Real El viaje a Simorgh de Sánchez Verdú José Manuel Broto Pintor y escenógrafo Lo que intentan los responsables de los teatros con la incorporación de los artistas es renovar el mundo de la ópera, que a veces se queda un poco rancio conversaciones para colaborar en otro título en el futuro. Sin cambiar de escenario, pero sí de temporada- -será en la 2006- 2007- Frederic Amat, que hizo sus primeros pinitos líricos, que no teatrales, en el Festival de Granada con Edipo Rey de Stravinsky, volverá a tomar contacto con la ópera. El pintor catalán confiesa que lo que le engancha a este tipo de proyectos es la cantera poética que tie- Jaume Plensa Escultor y escenógrafo Lo bueno del teatro es que en él se da lo efímero. Es un espacio híbrido en el que se vive el contraste de otras formas de arte: canto, música, danza... ne el texto En la ocasión anterior, la partitura de Stravinsky iba acompañada por el libreto de Jean Cocteau, a lo que se añadía, como elemento de interés, el tema sobre Edipo. Fue a raíz de este montaje cuando el compositor José María Sánchez Verdú le invitó a realizar la escenografía, crear un espacio escénico y dirigir su primera ópera, El viaje a Simorgh basada en el libro de Juan Goytisolo Las virtudes del pá- Miquel Barceló creó la escenografía de El rapto en el Serrallo para el Festival de Aix- en- Provence de 2003, producción que se verá el próximo año en el Real jaro solitario inspirado en la poesía sufí y en textos de Juan de la Cruz. Según Amat, uno de los riesgos en los que pueden caer los artistas es el de arrastrar a una mirada subjetiva plástica a la escenografía Pero, por otra parte, cuenta a su favor con que disfrutan de distintas maneras de ver, rescatando a la ópera de la neutralidad de los escenógrafos profesionales. Por eso- -continúa- -algunos compositores buscan esa poética visual, para traducir su poética musical Un mundo un poco rancio También existen otras propuesas menos ambiciosas que requieren la presencia artistas. Es el caso de la ópera La noche y la palabra con música de José Manuel López López y libreto de Gonzalo Suárez, y que contó con la colaboración de José Manuel Broto, estrenada el año pasado y que participará el próximo mes de septiembre en la Bienal de Venecia. En ella, el artista proyectaba obras creadas para la ocasión. Eran imagen pictóricas con movimiento ligero explica el pintor, afincado en París. Broto no oculta que la mayor dificultad que tuvo que afrontar en este proyecto, producido por Músicadhoy, fue encontrar el modo de convivir bien con el resto de los participantes, porque soy un trabajador solitario En cuanto a qué es lo que ha impulsado a los responsables de los teatros líricos a fichar a más artistas, el pintor cree que se trata de un intento por parte de los responsables de renovar un poco el mundo de la ópera, que a veces se queda un poco rancio Eduardo Arroyo repone en Madrid la escenografía de Desde la casa de los muertos que ya realizó en Salzburgo en 1992