Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 3 2005 61 Cultura y espectáculos Artistas plásticos como Plensa, Arroyo, Barceló o Amat aportan su creatividad a la ópera Nápoles muestra a Velázquez como heredero de Caravaggio y Tiziano, a los que admiró en Italia La Venus del Espejo del sevillano y su inspiradora, la Danae de Tiziano, juntas por vez primera de obras maestras de Velázquez se han reunido en esta excepcional exposición, que subraya la creatividad del artista en sus dos viajes a Italia JUAN VICENTE BOO, CORRESPONSAL ROMA. Reunir un tercio de las telas de Velázquez es un logro de envergadura mundial, y el Museo di Capodimonte de Nápoles lo celebró ayer inaugurando por todo lo alto una exposición que presenta al artista sevillano como heredero de Caravaggio y de Tiziano, a quienes conoció durante sus dos largos viajes a Italia. La Venus del Espejo (1650) una de sus obras maestras del segundo viaje, se da cita por primera vez- -gracias a la gentileza de la National Gallery de Londres- -con la Danae (1545) de Tiziano, recién restaurada, propiedad del museo napolitano. La exposición Velázquez comisariada por Alfonso Pérez Sánchez y Nicola Spinosa con la colaboración de Benito Navarrete y Salvador Salort Pons, es una especie de mapamundi de los mejores museos del planeta y, a la vez, un libro de viajes de los dos periplos del artista por Italia. En el primero (de 1629 a 1631) sugerido por Rubens, Velázquez conoció a fondo a Caravaggio, Tiziano y José de Ribera a lo largo de un vagabundeo por Génova, Milán, Venecia, Parma, Roma y Nápoles. Durante el segundo viaje, de 1649 a 1651, destinado a comprar cuadros italianos para el Rey Felipe IV, Velázquez conoció a Lucas Jordán y a una bellísima mujer de Nápoles, quizá una pintora, admirada por el mundo entero en La Venus del Espejo b Una treintena La Venus del Espejo de Velázquez, propiedad de la National Gallery de Londres, que ha viajado por vez primera a Italia de cuyas obras maestras están en Capodimonte, y pueden verse junto a las de la exposición de Velázquez. Se incluyen obras selectas de toda Europa como el Autorretrato de la Galería de los Uffizi de Florencia; La cena de Emaus de la National Gallery de Irlanda en Dublín; El bufón Calabacillas del Museo del Prado; el Almuerzo del Museo de Budapest; El aguador de Sevilla del Wellington Museum de Londres o el San Pablo del Museo Nacional de Arte de Cataluña. El gran amor de Velázquez Nicola Spinosa afirma que La Venus del Espejo realizada entre Nápoles y Roma, representa para el público ese gran amor de Velázquez. El cuadro viene por primera vez a Italia por cortesía de la National Gallery de Londres Según Spinosa, desde el punto de vista artístico es un homenaje a Tiziano, y por eso la exponemos frente a la Danae que acabamos de restaurar. La mujer de Tiziano es idealizada pero sensual, la del maestro español es más naturalista La cita de ambas durará tres meses. Según Antonio Pinelli, el encuentro más emocionante es el de la Danae que el pintor español admiró durante sus estancias en Nápoles, con su propia Venus del Espejo quizá su tela más famosa después de Las Meninas Son dos desnudos suntuosos en los que ambos maestros celebran la belleza femenina acariciando golosamen- Un genial retratista Hay también muchos retratos como el de la Infanta Margarita joven, del Kunsthistorisches Museum de Viena, o el de Francisco I d Este, de la Galleria Estense de Módena (Italia) Entre los recuerdos de la etapa romana del pintor destaca la Pelea entre soldados frente a la Embajada de España (1630) de la Galleria Pallavicini de Roma. De Estados Unidos vinieron obras como La costurera de la National Gallery of Art de Washington; la Sibila del Meadows Museum de Dallas, y el impresionante retrato de Góngora, del Museum of Fine Arts de Boston. Igual que hay dos Venus hay dos Demócritos uno de Velázquez, de la Colección Gabriel Lemonnier de Rouen, y otro napolitano de José de Ribera, del Museo di Capodimonte, uno de los mejores de Europa, que puede ofrecer también de su colección un velázquez de primera marca como Los borrachos Danae de Tiziano (Museo di Capodimonte de Nápoles) te las formas a golpe de pincel Pinelli considera más opulenta y cromática la mujer de Tiziano, que sabe dar vida al calor secreto y a la sangre que late bajo la piel. El cuadro del español es más perlado y sutilmente perturbador, resolviendo con un intrigante juego de espejos la antigua disputa sobre la superioridad de la escultura sobre la pintura La crítica italiana subraya los elementos caravaggiescos de Velázquez, especialmente notorios en Vieja friendo huevos cedida por la National Gallery de Escocia en Edimburgo, o en la Adoración de los Magos que viene del Museo del Prado. Durante sus años de formación, el pintor sevillano recibió el influjo de José de Ribera, muchas La crítica aprecia elementos propios de Caravaggio en obras como Vieja friendo huevos de Velázquez