Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
58 Los domingos DOMINGO 20 3 2005 ABC LA RETIRADA DE UNA LEYENDA El mítico actor anuncia su definitiva retirada. Ocasión perfecta para recordarle en tantos flashes como años acaba de cumplir La vuelta a Newman en ochenta pasos TEXTO: JAVIER CORTIJO FOTO: AP Catorce bajo cero. Tan insultante temperatura gastaban en Cleveland el 26 de enero de 1925 al nacer Paul Leonard Newman. Tres kilos seiscientos gramos. Peso del hermosote ejemplar. Salud para todos. Eslogan de la tienda de artículos deportivos de su padre. Paul no siguió la tradición. Tío Joe. Familiar ilustrado que proporcionaba a su sobrino favorito toneladas de buena literatura. Guantes de béisbol. Regalo de papá Newman por el sexto cumpleaños del crío. Ni por esas. El rey de las réplicas. En el club de debate del instituto se forjó su habilidad para el diálogo. Sándwich de realidad. Era frecuente empleado del mes en el Palacio de la Carne de Vacuno Salada. Tenía quince años. Daltonismo. La causa de que Newman no se dedicase a la aviación de combate, su sueño. Hazañas bélicas. El recluta Newman pasó la Segunda Guerra leyendo quince libros a la semana en Hawai. Hay peores formas. Chicas, chicas. ¿Alguien duda de que fue el mayor ligón del campus de Kenyon College? Hasta tiene una placa. Chicas, chicas 2. ¿Para qué conformarse con hamburguesas si puedo comer solomillo? No todas las carnes tientan. Tablas. En 1946 debutó en el teatro con Primera plana Apuntaba maneras, dijo el boletín universitario. Mala suerte. Para celebrar el éxito, montó una juerga con cinco colegas. La policía les detuvo y pasó una noche en el calabozo, ante el bochorno paterno. William Bay. Su primer Actor s Studio, al que accedió con el título de Ciencias por sombrero. Altar, episodio 1. En la primavera del 50 se casó con Jackie Witte por la vía del flechazo. No duró ni una década pero tuvo tres hijos. Años grises. A finales del 50 murió su padre, y Paul trabajó de recogepelotas de golf para olvidar. On the road. ¿A Hollywood? Es un maldito carnaval. Actúan hasta las mulas Segunda impresión. Aterrizó en el Actor s en 1954 y se topó con Elia Kazan y James Dean. La Meca empezaba a gustarle. Número 19. Lugar aproximado en el ránking de enemigos de Nixon ocupado por Newman. Un orgullo para él. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 Mal pie. Debutó con el peplum en El cáliz de plata Un crítico neoyorquino dijo que pronunciaba sus frases como un conductor de metro anunciando sus paradas Buen puño. Paul aplicó el linimento del Actor s para Marcado por el odio (1956) su primer KO. Mal perder. El NY Times le comparó con Brando, disparando las iras del gordo de Omaha. Vente al Oeste. Su amigo Arthur Penn le adiestró con el lazo en El zurdo anticipo del espagueti western. Altar, episodio 2. Conoció a Joanne Woodward en el 56. Lo consultó con un botella de whisky y hasta hoy. ¿Celos? En El largo y cálido verano ella era mejor y él lo sabía. Me deja jugar con su Oscar de vez en cuando bromeaba Newman. Amplia gama azulada. El celeste de Newman y el violeta de Taylor chocaron en La gata sobre el tejado de zinc También ganó la dama. Risa floja. Ni con Leo McCarey en Un marido en apuros (1959) pudo activar el músculo cómico. Y hasta ahora. Fama. Firmé cerca de quinientos autógrafos como Con cariño, Marlon Brando Fama 2. Firmó su último autógrafo cuando un compañero de urinario se lo pidió en plena micción. Rico. En La dolce vita se alude a su generoso salario. Cobró 200.000 dólares (a mil el minuto) en Éxodo Relámpago eterno. Excelente dominante grandioso Newman jugó y ganó (no el Oscar) en El buscavidas mito entre los mitos. Salvaje. De Dulce pájaro pasó a escupir hierro en Hud Tercera nominación. ¡Salud! Debería tener barriga y el hígado machacado. Creo que simplemente la cerveza res- 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 Excelente dominante grandioso Newman jugó y ganó (no el Oscar) en El buscavidas mito entre los mitos bala por mi organismo De chiste. A falta de Oscar, Robson le hizo ganar el Nobel en El premio Su torso en el ascensor es memorable. De chiste 2. Sus postizos en Lady L casi eclipsan a la natural Loren. La comedia seguía no siendo para él. Cameo. Mejor lució en Cuando se tienen veinte años de su adorado Hemingway. Breve pero intenso. Cameo 2. En silla de ruedas y a lo loco en La última locura de Mel Brooks. Corrían los extraños setenta. Deprisa, deprisa. En el 61 tuneó su Volkswagen con un motor Porsche. El mal estaba hecho. Quinientas millas Según la leyenda, ni se leyó el guión. Con tener a Bob Bondurant de copiloto se conformaba. Las principales. Ninguna película mía anterior a 1975 me gusta Año intenso. En el 66 es padre por sexta vez, arranca la saga Harper es nombrado Actor favorito mundial y llama hijo de perra a Jack Warner en sus narices. Hitch. De propina, también conoce al mago del suspense en Cortina rasgada Le recomendó mirar como un autómata Greñas. En Hombre (1967) fronterizas. En Buffalo Bill (1976) crepusculares. Mejor rizos cortos. ¡Acción! En Rachel, Rachel (1968) debutó tras las cámaras. Cuatro nominaciones. Joanne. Cielos, es brillante, maravillosa, no me la merezco El director, ante su musa. Joanne 2. Repitió en El efecto de los rayos gamma sobre las margaritas (1972) Su esposa se llevó la Palma en Cannes. Autorretrato. Soy un indio miserable que robaba gasolina y a quien Stroheim le recomendó a Disney. El resto es historia Newman a Playboy (1968) Politiqueos. A finales de los sesenta, apoyó al candidato demócrata McCarthy y criticó duramente la guerra de Vietnam. Aquí unos amigos. Junto a Poitier y Streisand fundó First Artists en el 69. McQueen se animó poco después. Huevos. Los que se tragó como un pavo en La leyenda del indomable En realidad sólo fueron 12, según Dennis Hopper. 34 35 36 37 38 39 40 41 42 43 44 45 46 47 48 49 50 Bromista. En Dos hombres y un destino (1969) convirtió en una lata de sardinas el coche de Redford y lo depositó en su casa con un lazo. Tipo con suerte. Fue de los pocos del equipo que en el rodaje se libró del mal de Moctezuma al preferir la gaseosa a los líquidos locales. Buen oído. El estudio ofreció a Bob Dylan cantar la inolvidable Raindrops keep fallin on my head Se negó. 51 52 53