Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 Los domingos DOMINGO 20 3 2005 ABC LA REBELIÓN DE LOS FAMOSOS (Viene de la página anterior) sos se citan unas cuantas sentencias, pero sobre todo una, dictada en junio pasado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos contra la opinión de todos los tribunales alemanes y de muchos expertos. Los jueces de Estrasburgo declararon, tras una demanda de Carolina de Mónaco contra una revista alemana, que la publicación de fotografías de personas de notoriedad en escenas de su vida privada no era una información de interés general. Estas líneas, en principio de obligado cumplimiento en la Unión Europea, zarandearon el mundo del corazón, cambiaron (aún no se sabe hasta qué punto) las reglas de juego. En las imágenes se centra ahora la discusión. Según Muñoz Machado, las posturas de los tribunales en materia de honor o difamación no se han movido: Las condenas se producen cuando hay una conducta negligente del medio, cuando la información es falsa y ha mermado la credibilidad social de la persona afectada. En cambio, con las imágenes ha habido una cierta rectificación, cuya máxima expresión es la sentencia de Carolina, que, desde mi punto de vista, es incorrecta. Hay pretensiones abusivas por parte de algunos famosos que no se deben proteger, porque se reduciría la libertad de información visual. Se puede luchar con todo derecho por que no se emitan cosas íntimas, pero no cualquier clase de imagen. Tiene que haber un equilibrio y ponderación entre las libertades en juego. Es una frontera difícil, pero todas las exageraciones deben ser reconducidas por ambas partes En el ruedo ibérico se cita otra sentencia trascendente: Isabel Pantoja contra la empresa que comercializó el vídeo de la muerte de su marido, Francisco Rivera. El Tribunal Supremo rechazó la reclamación con el argumento de que la celebridad de la persona era notable, a lo que se añade el hecho de ser la fiesta taurina un elemento fundamental explicativo de nuestra cultura, siendo entonces de interés cultural la cogida y la misma muerte El Constitucional, en cambio, entendió que una cosa es la notoriedad de una persona y otra que puedan considerarse parte del espectáculo las incidencias sobre la salud y la vida del torero; que ni la enfermería es un lugar abierto al público ni la reacción ante las heridas el ejercicio de una profesión de notoriedad pública; que la emisión de unas imágenes noticiables no justifica la permanente puesta a disposición del público de esas imágenes mediante su grabación en una cinta de vídeo De torero a torero Como si se cerrara el círculo, ahora es Francisco Rivera hijo quien ha dado un paso más, considerado por muchos juristas como una prueba de que los extremos del movimiento del péndulo conducen al exceso. Quiere el matador que se prohíba informar sobre su vida privada o familiar, y que los medios se limiten a las noticias relacionadas con su profesión. Los expertos auguran una causa larga, que quizá llegue al Constitucional o incluso a Estrasburgo. De momento, la medida cautelar del juzgado 18 de Sevilla ordena que se deje de emitir la colección de imágenes aportada por Rivera. Antonio González, abogado y amigo del torero, lo explica: La medida cautelar exige que no se emitan las imágenes que documentaban la demanda, decenas de horas de grabaciones grabadas entre el 23 de julio y el 2 de octubre. En esos meses se emitieron vídeos de la vida entera de Francisco con comentarios hirientes y ofensivos sobre su madre, sobre su mujer... Hasta que no se dicte sentencia firme no se podrán emitir esas imágenes ¿Ni siquiera con comentarios light de crónica rosa tradicional? Textualmente, no se Ana Obregón, punta de lanza en la batalla entre los famosos y la prensa rosa Todas las exageraciones deben ser reconducidas por ambas partes piden los juristas podría, sería un delito de desobediencia judicial, pero nosotros no tendríamos objeción. Hay que poner un poco de sentido común en todo esto González precisa que la demanda está motivada por un volcán excepcional de imágenes y comentarios agresivos recogidos durante los meses citados. El estado de la profesión periodísti- JAVIER PRIETO Dos sentencias con mucha cola El Tribunal Europeo de Derechos Humanos consideró en junio del año pasado que las fotografías de personas de notoriedad en escenas de la vida privada no son información de interés general. Esta sentencia referida a Carolina de Mónaco, contraria a la opinión de todas las instancias judiciales alemanas, puede modificar el futuro de la información rosa Antes, Isabel Pantoja logró en España que el Tribunal Constitucional paralizara la comercialización del vídeo de la muerte de su marido, Francisco Rivera, en la enfermería de la plaza de Pozoblanco JAIME GARCÍA