Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
44 DOMINGO 20 3 2005 ABC Sociedad RUIZ DE ALMODÓVAR MILLÁN HERCE El paradigma de Córdoba es tal que la alcaldesa (IU) obliga al menos Laicismo en Sevilla, o al menos en los discursos sobre la Semana Santa de a un edil a acudir a las procesiones. En la imagen, Rosa Aguilar en la Procesión del Amor su alcalde, Sánchez Monteseirín (en la foto, con la Cofradía del Cerro del Águila) Una alcaldesa de IU delante de los pasos Tal vez el caso más paradigmático se dé en Córdoba, donde la alcaldesa, Rosa Aguilar (Izquierda Unida) ha instaurado desde hace unos años la participación obligatoria de algún representante de la Corporación Municipal en cada una de las procesiones. Ella misma participa del pregón de la Semana Santa cordobesa, y todos los años, dando ejemplo a sus concejales, sale delante de algunos pasos, en representación del Ayuntamiento. Yo paso la Semana Santa en Córdoba, en mi ciudad, donde se vive y se disfruta con el mayor esplendor y donde hacen estación de penitencia cofradías y hermandades de gran raigambre histórica, que trabajan todo el año y que en la Semana de Pasión lucen sus mejores galas apunta Aguilar a ABC, quien asegura que le gusta participar en estos actos como cordobesa, y representándola como alcaldesa No obstante, la regidora destaca, además del componente religioso de estos días, la belleza de la primavera de Córdoba y de nuestra Semana Santa, con los pasos que procesionan por nuestro Casco Histórico Patrimonio de la Humanidad, que transitan por la Mezquita y se encierran en bellísimos templos barrocos, góticos y mudéjares En Córdoba se acaba de firmar un convenio entre el Ayuntamiento y la Agrupación de Hermandades y Cofradías, gracias al cual se podrán mejorar algunos pasos y avanzar en la construcción del Museo Cofrade. La Semana Santa arranca en pleno debate de lo laico y lo religioso Algunas propuestas políticas chocan con la representatividad pública b Pese a que sectores de izquierda postulan la limitación de manifestaciones públicas de lo religioso, son muchas las autoridades que participan en procesiones JESÚS BASTANTE MADRID. Hoy, Domingo de Ramos, arranca en todo el mundo la Semana Santa, el momento litúrgico más importante del año, donde se conmemora la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús. En todos los rincones del orbe tienen lugar celebraciones eucarísticas (en especial los Oficios de Jueves y Viernes Santo, el Vía Crucis y la Vigilia Pascual) cortejos procesionales, tamborradas y autos sacramentales. En España, el espectáculo socio- religioso por antonomasia de la Semana Santa son, sin duda, las procesiones. En todos los pueblos de nuestro país, sin excepción, tienen lugar, tras los Oficios, marchas procesionales que son seguidas con fervor por miles de personas, quienes sienten emocionadas los pasos cargados por los costaleros, el silencio de la marcha de nazarenos y cofrades, el grito doloroso de una saeta al paso de la Virgen junto a un balcón. Pese a la devoción con que se siguen estas celebraciones, que supera cualquier otro tipo de interpretación laicista, lo cierto es que la Iglesia lleva años advirtiendo contra la tendencia a revestir la Semana Santa con un manto en el que el folclore supere al significado religioso de los desfiles procesionales, y pidiendo a sus fieles una mayor participación en los actos eminentemente litúrgicos, sin que ello im- ABC La Coruña, feudo socialista, tiene en su alcalde Francisco Vázquez (a la derecha) uno de los políticos más alineados con las tesis de la Iglesia plique descuidar las procesiones o autos sacramentales. mayor laicismo Otros sectores de la izquierda han ido más allá, llegando al punto de elaborar un Estatuto de Laicidad, en el que se insta al Gobierno a que limite en todo lo posible las manifestaciones populares de carácter religioso en calles y plazas. Entre sus componentes se encuentran, entre otros, el diputado socialista Victorino Mayoral, responsable de la Plataforma para una Sociedad Laica, y el rector de la Universidad Carlos III y Alto Comisionado para las Víctimas del Terrorismo, Gregorio Peces- Barba. La propuesta, sin embargo, choca frontalmente con una realidad, visible a diario y que en Semana Santa se hace especialmente evidente, con la presencia de miles de ciudadanos en las calles para seguir los cortejos procesionales y celebrar los momentos decisi- Hacia el Estatuto de Laicidad La Semana Santa de este año resulta especialmente significativa en este punto, toda vez que no son pocas las voces, algunas dentro del propio Gobierno (en especial la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega) que han comenzado a hablar de la necesidad de avanzar hacia un La Iglesia lleva años advirtiendo contra la tendencia de que el folclore supere el significado cristiano