Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 3 2005 Internacional 31 SAAD EDDIN OTHMANI Secretario general del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) de Marruecos Aceptaremos al Rey como máxima autoridad política y religiosa El líder de la formación islamista moderada habla del proceso de acercamiento de su partido al poder y denuncia algunos abusos de la ley antiterrorista marroquí TEXTO Y FOTO: LUIS DE VEGA CORRESPONSAL RABAT. La llegada en abril de 2004 de Saad Eddin Othmani a la Secretaría general del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) representante del islamismo moderado en Marruecos, supuso el triunfo de las tesis más conciliadoras de la formación. Era un momento difícil pues los atentados de Casablanca y Madrid situaron a los islamistas, a nivel nacional e internacional, en el ojo del huracán. La misión de este psiquiatra es conseguir que el particular proceso democrático que se atisba en el reino alauí permita seguir respirando a su partido, el de mayor atracción entre el electorado. ¿Considera excesiva la ley antiterrorista aprobada después de los atentados del 16 de mayo de 2003, que causaron más de treinta muertos en Casablanca? -Nosotros nos opusimos a la ley antiterrorista primero porque el código penal marroquí es suficiente para enfrentarse a todo tipo de crímenes y porque contiene algunos artículos que limitan las libertades. Pero después de los dolorosos sucesos del 16 de mayo que vivió Marruecos era necesario votar a favor de esta ley para enviar un mensaje a todo aquel que quiera amenazar la estabilidad del país. A pesar de todo, votamos contra algunos artículos de este texto. Hoy hay que estudiar esta ley y ver qué se puede reformar para superar los efectos y las consecuencias de los sucesos del 16- M. ¿Por qué cree que las cárceles de Marruecos se han llenado en los últimos meses de islamistas? -Esta pregunta hay que dirigírsela a las partes que detienen y juzgan. Creo que los sucesos del 16 de mayo tuvieron una reacción fuerte. He dicho que ha habido una serie de extralimitaciones que hay que rectificar y existe conciencia de ello por parte de las autoridades y deseamos que las rectificaciones tengan lugar muy pronto. ¿Hay que controlar los sermones de las mezquitas y a quienes los imparten? -No se puede y es ilógico controlar los sermones y a los imanes en las mezquitas. El Ministerio de Asuntos Religiosos se encarga de la formación y la orientación de los imanes y no creo que el problema radique en los sermones de las mezquitas. En Marruecos hay unas 37.000 mezquitas y los imanes son nombrados por el Ministerio y existe un programa para que no se aparten del camino marcado. El problema radica en la cultura religiosa que viene de vías no oficiales. Canales internacionales, internet... -Los atentados de Madrid sirvieron para empeorar aún más la desprestigiada imagen que tiene Occidente del Islam. ¿Cómo cree que se puede mejorar esta percepción del islamismo? -La violencia existe en diferentes culturas y religiones. No guarda ninguna relación con una religión determinada. Esto debe esatr claro. -El grueso de los detenidos por los ataques del 11- M son marroquíes. ¿Quién tiene la culpa de que se haya llegado a esto? -La mayoría de los marroquíes detenidos por actos terroristas en Europa llevan viviendo en Europa desde hace mucho tiempo y algunos tiene nacionalidades europeas. No sería justo acusar a Marruecos y los marroquíes de lo que ellos no han cometido. Creo que debe haber un diálogo compartido, recí- proco para encontrar las causas. ¿Cuáles son las propuestas concretas de su partido para frenar a los responsables de acciones como las de Casablanca o Madrid? -Creemos que una concienciación religiosa correcta que implique a la enseñanza, los medios de comunicación y los medios de orientación religiosa. Esto, sin olvidar la difícil situación social, que debe ser resuelta. -Su partido es oficialmente la tercera fuerza política y líder de la oposición, pero en Marruecos todos saben que si se presentaran en las elecciones en todas las circunscripciones ganarían. ¿Es necesario este pacto con el poder para que el PJD exista legalmente? -La limitación de la participación en las elecciones es una estrategia voluntaria del propio PJD. Somos conscientes de que el PJD debe primero darse a conocer y ser comprendido no sólo por los actores políticos marroquíes, sino también por parte de nuestros vecinos europeos. Tememos que la aparición repentina de nuestro partido tenga consecuencias negativas para el proceso democrático. ¿Seguirán defendiendo una Mudawana- -Código de la Familia- -con igualdad entre los sexos? ¿Tendrán los mismos derechos los ciudadanos de otras religiones que los musulmanes? -Naturalmente. Nosotros siempre hemos defendido el desarrollo de la situación de la mujer hacia su igualdad con el hombre. ¿Es compatible la presencia del PJD en el Gobierno con la figura de Mohamed VI como máxima autoridad a nivel político y religioso? -El PJD desde su creación siempre ha defendido la Monarquía y las instituciones constitucionales en Marruecos, que garantizan la estabilidad. Pienso que este papel también ha sido desempeñado por la Monarquía española en la historia moderna. Por eso, si el PJD llega al Gobierno estará orgulloso de trabajar bajo la supervisión de Su Majestad el Rey, que por ser comendador de los creyentes representa también un obstáculo contra cualquier radicalismo, ya sea religioso o político.