Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
4 Opinión DOMINGO 20 3 2005 ABC Directores Adjuntos: Eduardo San Martín, Juan Carlos Martínez Subdirectores: Santiago Castelo, Rodrigo Gutiérrez, Carlos Maribona, Fernando R. Lafuente, Juan María Gastaca, Alberto Pérez Jefes de área: Jaime González (Opinión) Mayte Alcaraz (Nacional) Miguel Salvatierra (Internacional) Alberto Aguirre de Cárcer (Sociedad- Cultura) Ángel Laso (Economía) Jesús Aycart (Arte) Adjunto al director: Ramón Pérez- Maura GUILLERMO LUCA DE TENA PRESIDENTA- EDITORA: CATALINA LUCA DE TENA CONSEJERO DELEGADO: SANTIAGO ALONSO PANIAGUA PRESIDENTE DE HONOR: DIRECTOR: GNACIO Redactores jefes: V. A. Pérez, S. Guijarro (Continuidad) A. Collado, M. Erice (Nacional) F. Cortés (Economía) A. Puerta (Regiones) J. Fernández- Cuesta (Sociedad) A. Garrido (Madrid) J. G. Calero (Cultura) E. Ortego (Deportes) F. Álvarez (TV- Comunicación) L. del Álamo (Diseño) J. Romeu (Fotografía) F. Rubio (Ilustración) Director General: Héctor Casado Económico- financiero: José María Cea Comercial: Laura Múgica Producción y sistemas: Francisco García Mendívil I CAMACHO POSICIONES DE PARTIDA ANTE LA EUROPA DE LAS ELECCIONES VASCAS LOS SERVICIOS L L ne un ejercicio político de alto riesgo que, según reA encuesta que hoy publica ABC sobre intenvela la encuesta, no ha dado los frutos esperados, ción de voto para las elecciones autonómiaunque habría que ser cauto y esperar al desarrollo cas vascas del 17 de abril reitera una tendende una campaña electoral que todavía puede movilicia adelantada por otros sondeos, y sitúa al tripartizar al electorado no nacionalista. Quizás el jefe del to- -PNV, EA y EB- IU- -por encima de la mayoría Ejecutivo creyó que sus modos pulcros en el diáloabsoluta, con 39 escaños. Además, con el acta atrigo y la relación con las demás fuerzas servirían por buida a Aralar, formación abertzale que condena igual para marcar diferencias con la etapa final del el terrorismo de ETA, el bloque nacionalista encaGobierno de Aznar y, al mismo tiempo, para sedura la campaña electoral con unas sólidas posiciocir a los nacionalistas vascos. Queda por ver si el 17 nes de partida. de abril se confirma el resultado que apunta el sonEn el lado no nacionalista, el resultado más lladeo, indiciario de que la apuesta programática de mativo es el mantenimiento del PP como segunda Patxi López, lejos de persuadir a votantes nacionafuerza política, con 18 escaños (perdería uno) frenlistas con el reclamo de un lenguaje nunca antes utite a los 17 del PSE de Patxi López, si bien el sondeo lizado por el PSE- -comunidad nacional, proyecto pone de manifiesto que los socialistas, en ascenso nacional, patria vasca- -ha producido el efecto contal vez insuficiente, se mueven en una horquilla trario, si bien en una sociedad como la vasca se imque, en su extremo más favorable, podría colocarpone la mesura en el pronóstilos por encima de los populaco. En cualquier caso, el dibures. Éstos registran una re Aunque el nacionalismo jo que el sondeo hace del esceducción contenida en su infinalmente obtuviera la nario vasco pone de manifiestención de voto, lo que constito que el nacionalismo se aprotuye la confirmación del vamayoría absoluta, la vecha de la legítima pugna enlor de un mensaje coherente, tre populares y socialistas por tanto como un serio aviso paaritmética no resolverá el su propio electorado. ra la estrategia del PSE y de Rodríguez Zapatero, personal- enfrentamiento entre vascos AS esperanzas socialistas mente comprometido con el causado por la desmedida dependen en buena parte éxito de López, a quien debedel camino que elija EB- IU, ría beneficiar más sensibleambición del PNV pues los tres escaños que le mente el hecho de que el otorga el sondeo son decisivos PSOE tiene el Gobierno cenpara apuntalar la mayoría abtral. La táctica del socialismo, soluta del nacionalismo, pero El estudio subraya unas vatambién podrían servir para riables importantes: el elevacon una alternativa llevar al PSE a la Presidencia do número de indecisos del Gobierno vasco, siempre, -unos 300.000 electores- la política sin coordenadas claro está, que el PP contribuincidencia de Aukera Guziak, precisas- -en una dimensión yera con sus votos a despojar en caso de que, aunque parece al PNV del Ejecutivo autonóimprobable, finalmente pudieentre el Estatuto y la mico. ra concurrir a los comicios; y La mejor encuesta- -es un la respuesta final de los seguipropuesta del lendakari- -tópico cierto- -será el resultadores de Batasuna, la mitad do final de la votación. Pero no de los cuales se muestran dissupone un ejercicio político va a variar un dato estable: el puestos a votar a esta formade alto riesgo País Vasco es una sociedad ción abertzale, aun cuando sudual, en la que nacionalistas y ponga la nulidad del sufragio. no nacionalistas representan Una incógnita añadida es la cuotas equivalentes, que es, precisamente, el fundade valorar en su justa dimensión el sentido último mento original del Estatuto de Guernica. La prodel voto oculto y, sobre todo, cuantificar los efectos puesta del lendakari se enfrenta a esta realidad y, que en el electorado del bloque constitucionalista por eso, aun cuando el nacionalismo finalmente obtiene un clima social menos tensionado a causa de tenga la mayoría absoluta el 17 de abril, la aritmétila ausencia de atentados terroristas. ca no resolverá el enfrentamiento entre vascos cauOS resultados de esta encuesta muestran sado por la desmedida ambición del PNV, sino que que el bloque nacionalista no pierde fuerza y debería provocar la actitud firme, democrática y que la estrategia de Rodríguez Zapatero, a tesin fisuras de los autonomistas frente al plan del nor de los datos del sondeo, no está siendo tan eficaz lendakari y una voluntad clara del Gobierno cencomo creyó el presidente del Gobierno, que sabe tral de sostener el orden constitucional en el País que está en juego buena parte de su legislatura. La Vasco. Y, a la vez, ETA debería recibir el mensaje táctica del socialismo, con una alternativa política inequívoco de que, sea cual sea el resultado electosin coordenadas precisas- -en una dimensión enral, no tiene ninguna opción en el nuevo escenario tre el Estatuto y la propuesta del lendakari- -supopolítico vasco. L L A Unión Europea no puede seguir imitando a Penélope. La directiva Bolkestein aprobada por la Comisión anterior está encontrando inmensas dificultades en el Parlamento y ha sido contestada en la calle por los sindicatos. Se trata de un proyecto para liberalizar la prestación de servicios en toda Europa y hacer efectiva la llamada cuarta libertad del mercado único. Se basa en el principio de la licencia única: cualquier empresa o profesional autorizados a ofrecer un servicio en su país de origen lo serán también en todos los demás de la Unión, sin más trámites ni requisitos. Esta obviedad en un espacio económico único digno de tal nombre, que ya funciona tímidamente en los servicios financieros, está causando una verdadera conmoción entre los proteccionistas habituales, que, al amparo del respeto a las tradiciones nacionales, esconden una defensa numantina de posiciones de privilegio. Se alega que la directiva puede ocasionar dumping social y acabar con el modelo social europeo, la frase favorita de los que parecen decididos a condenar a Europa a convertirse en una fortaleza aislada del mundo, ajena a la globalización y marginada en su dimensión económica y política. Pero el fondo de la cuestión está en la ampliación: lo que franceses y alemanes aceptaban a regañadientes para la Europa a 15, les resulta ahora totalmente inaceptable. Les da igual que los expertos estimen que la directiva puede crear más de medio millón de empleos al año, a cambio de traer por fin la competencia a un sector, el de los servicios profesionales, que ha conseguido parapetarse demasiado tiempo en excusas históricas, culturales, educativas o académicas. Europa padece el síndrome de Penélope y así no puede continuar. Un síndrome que se agrava con la falta de liderazgo político, que se traduce en la ambigüedad permanente. No se entiende cómo el mismo canciller Schröeder, que, presionado por la magnitud del desempleo, está empujando la mayor liberalización y reducción de impuestos de la economía alemana desde la Gran Guerra, pueda a la vez tenerle miedo a esta modesta directiva. Se comprende mejor la postura francesa, que siempre se ha opuesto a los intentos de crear un auténtico mercado interior que no se ajustase a su peculiar manera de entenderlo. Se desconoce la postura española- -aliada fiel del motor de Europa agazapada tras un europeísmo vacío, sorprendente cuando el problema de la competitividad de la economía tiene mucho que ver con la falta de competencia en el sector servicios, como ha reconocido precisamente esta semana el informe de la OCDE, pero comprensible a la luz de las hipotecas impuestas por la tradición proteccionista de sus socios parlamentarios.