Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 3 2005 Madrid 37 MADRID AL DÍA CON ESPERANZA MANUEL DE LA FUENTE La nueva terminal de Barajas se unirá con Chamartín por Cercanías en siete minutos El proyecto es sometido desde hoy a información pública durante un mes dividida en dos tramos de unos cuatro kilómetros cada uno. El PP aplaude la idea y recuerda que se trata de un proyecto de los populares ABC MADRID. El Gobierno central ha dado el primer paso para que el tren de Cercanías enlace en el verano de 2012 la estación de Chamartín y la nueva terminal de Barajas en 7 minutos, con la publicación en el Boletín Oficial del Estado de ayer del anuncio del proyecto del acceso ferroviario al aeropuerto madrileño. Según informó el Ministerio de Fomento, a partir de hoy se someterá a información pública y audiencia este proyecto y sus efectos medioambientales. El proceso de información y audiencia, que se abre por un periodo de 30 días hábiles a partir de la publicación del anuncio en el BOE (información pública) y un mes (audiencia) tiene por objeto que las personas, instituciones y administraciones interesadas puedan formular observaciones sobre el proyecto. Estas deberán versar sobre la concepción global del trazado, en la medida que afecten al interés general, y sobre el impacto ambiental. A tal fin el proyecto básico estará expuesto al público en días y horarios hábiles de oficina, en la Dirección General de Ferrocarriles del Ministerio de Fomento, situada en el número 7 de la madrileña plaza de los Sagrados Corazones. Durante la visita de los miembros b La infraestructura está M e gusta, a la caída de la tarde, casi de anochecida, sobre todo los días laborables, sobre todo ahora que las temperaturas y la luz se van humanizando, asomarme al mirador de la cocina de mi casa de un barrio obrero y contemplar los edificios circundantes, los patios y ventanas interiores, las bombillas encendidas a unas pocas decenas de metros, bajo cuya luz tenuemente proletaria la vida, a pesar de todo, siempre sigue. De vuelta del trabajo, los afanes cotidianos continúan y la novela del hombre de la calle se sigue escribiendo, con prosa humilde, claro, mientras se ponen lavadoras, se tiende la ropa a la noche templada de marzo y siempre se cae alguna pinza, y un calcetín o lo que no es un calcetín va a dar a la cuerda del vecino. Es esa hora cálida, lenta, como de terciopelo, cuando suele llegar lo mejor del día, cosas tan sencillas, pero nada simples, como preparar la cena mientras se apura una cervecita y se escuchan los informativos o un programa deportivo, que si Raúl con gripe, que si Fernando Alonso va peor con el piso mojado, que si al Niño Torres le hace la puñeta una contractura. Es la hora amable de bañar a los niños, de darse un chapuzón en sus miradas limpias, de ayudar con los deberes, de charlar con los hijos, sobre todo con los de la edad del pavo, los que viven en el sibilino país de las tentaciones del alma y del cuerpo, es hora de hablar con el santo o con la santa, de echar cuentas, de que no salgan las cuentas, la hora de repasar facturas, tantas facturas, de darle una puntada a un botón, de soñar mientras se ojea el catálogo de una agencia de viajes, es la hora amena de la tortilla a la francesa, las acelgas, los filetes rusos, los gallos de ración. La hora en la que los gatos se desperezan de su siesta y vienen a lamernos las heridas del trabajo, los costurones del día. Es la hora en que aparecen en el cielo las primeras estrellas, certificado de garantía de que el mundo, a pesar de todo, continúa, y de que seguimos dando vueltas por esas galaxias de Dios, a pesar de los agujeros negros y a pesar de las tormentas estelares. También la Luna se une al cortejo de la existencia, y los amantes (no todos, claro) van a servir, con mejor o peor fortuna, al amor. La hora en la que los gatos del callejón buscan pareja, la hora de dar a los peques un beso en la frente o la mejilla, la hora de coger fuerzas para al día siguiente seguir resistiendo en las embarradas trincheras de la vida. Y luego, un vaso de leche, un pis, un libro y a la cama. Seguramente a eso es a lo que llamamos esperanza. La nueva terminal de Barajas tendrá una estación de Cercanías del Comité Olímpico Internacional (COI) a la ciudad de Madrid a principios del mes de febrero para examinar su candidatura olímpica, Fomento indicó que el acceso ferroviario a la nueva terminal del aeropuerto de Barajas estaría en servicio para la celebración de los juegos olímpicos. Mediante el nuevo acceso ferrovia- ABC rio se posibilitará que una parte de los trenes de Cercanías que provienen de la estación de Atocha, tanto a través del actual túnel como del nuevo que pasará por Sol- Gran Vía, actualmente en construcción, tengan continuidad hasta la nueva terminal, informa Efe. La actuación, que tiene un presupuesto de 196,7 millones de euros, está dividida en dos tramos de unos cuatro kilómetros cada uno. El primero parte de la cabecera norte de la estación de Chamartín y tras cruzar en túnel (de unos 1.000 metros de longitud) la propia playa de vías de Chamartín y la N- I, se sitúa en paralelo (en unos 3.000 metros) a la doble vía existente de Hortaleza, discurriendo así hasta la intersección con la M- 40. Este tramo por si solo posibilita el acceso directo a Chamartín de los trenes de cercanías del Corredor del Henares, descongestionando Atocha, subraya Fomento. En el proyecto se incluye la remodelación de la actual estación de Hortaleza para que sea punto que permita el acceso cadenciado hacia Chamartín entre las futuras circulaciones de Cercanías del aeropuerto y la penetración directa del Corredor del Henares por O Donnell. El segundo tramo, de acceso subterráneo a Barajas, se inicia en la intersección con la M- 40, para la cual se aprovechan las estructuras existentes. Por su parte, la Consejería de Infraestructuras y Transportes mostró ayer su satisfacción ante el anuncio del Ministerio de Fomento aunque subraya que este proyecto incluido en el anterior gobierno del PP y que ahora se retoma- -es- -muy positivo