Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 3 2005 Nacional 17 El PP aclara a Bono que no hay consenso sobre la Ley de Defensa e IU no la apoyará Según el ministro, sella una alianza entre las Fuerzas Armadas y la sociedad b Aprobado ayer por el Consejo de Ministros, el proyecto ahora inicia la tramitación parlamentaria en la que José Bono no prevé dificultades de conjunto LAURA L. CARO MADRID. Desde el Ministerio hemos negociado con todos los grupos políticos y no adivino dificultades especiales de conjunto, con independencia de que pueda haber enmiendas parciales Tras la aprobación ayer del proyecto de la Ley Orgánica de la Defensa por parte del Consejo de Ministros, el titular de Defensa, José Bono, expresaba así su confianza en que el texto saldrá adelante en el Parlamento con el consenso que tanto él como Zapatero quieren para esta norma. Una confianza extraída de las conversaciones habidas con los grupos y que, en el caso del PP se han concretado- -explicó el ministro- -en al menos cuatro sesiones mantenidas personalmente con máximos dirigentes del PP y varias reuniones del secretario de Estado de Defensa, Francisco Pardo, con diputados del PP No obstante, desde las filas del principal grupo de la oposición, el portavoz de Defensa en el Congreso, Fernando López Amor, admitió ayer que han existido negociaciones, si bien advirtió que no han fructificado ni llegado a buen fin El diputado popular negó que exista el consenso del que habló Bono, y rehusó entrar en detalles sobre las diferencias explicando de forma genérica que las pretensiones del PP no están reflejadas en el proyecto de ley. Fijaremos nuestra posición donde corresponde, en el Parlamento puntualizó en declaraciones a Efe. Por su parte, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, avanzó ayer que su grupo no apoyará el texto en la Cámara por entender que se trata de una ley continuista y, más concretamente, por no contemplar aspectos como el asociacionismo del personal del Ejército o la desmilitarización de la Guardia Civil. Durante la presentación del proyecto en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, José Bono defendió la necesidad de esta nueva norma en la medida que supone la adaptación a la realidad de las actuales Fuerzas Armadas, muy distinta de la reflejado en la Ley de Criterios Básicos de la Defensa hoy en vigor, que data de 1984, y se refiere a asuntos como el servicio militar, ya extinguido. La obligación de consultar al Parlamento cada vez que el Gobierno decida enviar tropas a una misión en el extranjero constituye, en palabras del ministro, el principio esencial y medular del borrador, que en el Título III determina que, para hacer posible este tipo de despliegues, deberán cumplirse siempre ciertos requisitos. A saber, que así lo pida el Gobierno en cuyo territorio van a aposentarse las tropas, el amparo de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU o el acuerdo de la UE o la OTAN, que se respeten los fines humanitarios de mantenimiento de Paz y defensivos propios de las Fuerzas Armadas y que la misión sea conformes con la Carta de Naciones Unidas y con el derecho internacional incorporado al ordenamiento jurídico español. Asimismo, el ministro destacó la creación del Consejo de Defensa Nacional, que sustituirá a la actual Junta de José Bono JAVIER PRIETO Jefes del Estado Mayor (JUJEM) reunida sólo 6 veces en los últimos 8 años. El Título V del texto establece que sería, entre otros, el órgano encargado de coordinar en tiempos de guerra y estado de sitio a la Guardia Civil, que dependería directamente del ministro de Defensa, y a la Policía Nacional, que lo haría del ministro del Interior. El borrador consagra también, por primera vez en el ordenamiento español, el apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en la lucha contra el terrorismo,