Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 3 2005 Nacional 13 UN AÑO DESPUÉS DEL 11- M La comunidad judía de Buenos Aires, con las víctimas españolas ABC. La comunidad judía de Buenos EFE Aires rindió ayer un homenaje conjunto a las víctimas del 11- M y a las del atentado del 18 de julio de 1994, que causó 85 muertos y 200 heridos en la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) En el acto, al que asistieron los embajadores de Israel, Rafael Eldad, y de España, Carmelo Angulo Barturén, el presidente de la AMIA, Abraham Kaul, afirmó que España se ha convertido en un país emblemático para las democracias del mundo. España- -dijo- -ha dejado en evidencia que se puede aplicar la justicia desde la democracia, sin violar los derechos El sirio detenido ayer se afilió al PSOE dos meses después de la matanza Almallah ya fue arrestado el 24 de marzo de 2004 y puesto en libertad por el juez b El secretario de Organización socialista ha ordenado su expulsión de la agrupación de San Blas, donde se había inscrito el 12 de mayo del pasado año ABC MADRID. El sirio Mohannad Almallah Dabas, detenido ayer por su presunta relación con el 11- M, se afilió al PSOE el pasado mayo, dos meses después de que la Policía lo detuviera por primera vez- -el 24 de marzo de 2004- -por su vinculación con la matanza. Horas después de conocerse este último arresto, el secretario de Organización socialista, José Blanco, ordenó su expulsión inmediata de la formación política. La Policía le acusa de captar a jóvenes radicales islamistas para su posterior envío al extranjero. Almallah formalizó su militancia hace diez meses en la agrupación socialista de San Blas (Madrid) Un miembro de esta asociación local del PSOE fue el que reconoció al detenido al escuchar su nombre en los medios de comunicación e informó de este hecho a la Secretaría de Organización de Ferraz, que procedió a la expulsión del militante. Almallah se afilió al PSOE el 12 de mayo de 2004. Su solicitud fue admitida tras comprobarse que no había ningún impedimento que obstaculizara su adhesión al partido, que sólo solicita tres requisitos: ser mayor de edad, un documento de identidad válido y residencia habitual en España. No es la primera vez que Almallah es detenido. El 24 de marzo de 2004, el sirio fue arrestado y quedó en libertad después de declarar ante el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, quien entendió que su implicación en el 11- M se limitaba a haber alquilado una habitación al también sirio Basel Ghalyoun. Las investigaciones realizadas entre las dos detenciones han podido determinar que Almallah y su hermano Moutaz- -que se marchó a Londres en 2002- -se dedicaban a captar a jóvenes radicales islamistas en España. Se sos- pecha que los albergaban, entre otros lugares, en una vivienda situada en la calle Virgen del Coro de Madrid, de la que era titular del arrendamiento Moutaz Almallah. En las labores de alojamiento y protección, Mohannad Almallah no estaba solo, sino que era ayudado por otras personas, como Basel Ghalyoun, en prisión desde el 30 de marzo del año pasado por pertenencia a organización te- rrorista islamista y cooperación necesaria en 191 asesinatos, entre otros delitos. Ahora han aparecido indicios que vinculan a Mohannad Almallah con el entorno de Abu Dahdah presunto cabecilla de la célula de Al Qaida en España. Así, sobre las diez de mañana de ayer, la Policía lo detuvo en la calle Químicos de Madrid. En la vivienda de Virgen del Coro, los islamistas celebraban reuniones de adoctrinamiento en la Yihad y a ellas asistían Serhane Ben Abdelmajid Farket, El Tunecino uno de los suicidas de Leganés; Mustapha Maymouni, condenado en Marruecos por su vinculación con los atentados de Casablanca y otros implicados. Los hermanos Almallah también tenían contactos con Mohamed El Egipcio en prisión por el 11- M. El presidente de la comisión plantea ahora eliminar los vetos en las comparecencias ERENA CALVO LAS PALMAS. Después de que la comisión parlamentaria del 11- M rechazase hace cuatro días la petición de nuevas comparecencias planteada por el Partido Popular, el presidente del órgano investigador, Paulino Rivero, de Coalición Canaria, empieza a cambiar de opinión y apuesta ahora por revisar la forma en la que se solicitan los testimonios. Según el presidente de la comisión, los grupos parlamentarios deben renunciar a los vetos en las comparecencias. La presencia de Fernando Huarte- -dirigente del PSOE en Gijón- -en la comisión de investigación del 11- M se decidirá el próximo 5 de abril, según anunció Rivero. Dicha reunión se había convocado a petición del dirigente de CC sólo para analizar alguna documentación pero se aprovechará también para tomar una decisión sobre la petición del PP de que finalmente comparezca Huarte El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, solicitó la comparecencia de Huarte tras conocer la información publicada esta semana sobre el dirigente socialista asturiano. Según esas informaciones, Fernando Huarte mantuvo varias entrevistas en la cárcel de Villabona con el terrorista islamista Abdelkrim Benesmail, condenado hace cuatro años por pertenencia al Grupo Islámico Armado. Benesmail fue condenado en la misma causa que Allekema Lamari, presunto líder del grupo que cometió los atentados de Madrid y que se suicidó en Leganés junto con otros seis terroristas. Ante este panorama, el objetivo del PP es esclarecer qué vínculos pueden existir entre Huarte y Benesmail, a quien también se le reconocen relaciones con presos de ETA. En cualquier caso, será el 5 de abril cuan- do se decida si se acepta la comparecencia del dirigente socialista. Rivero no quiso dar su opinión acerca de si considera adecuada o no esa petición del PP de que Huarte acuda a la Cámara. Sin embargo, dejó claro que es necesario cambiar el proceso de decisión sobre las comparecencias Según Paulino Rivero, deberían de ser automáticas aceptarlas en el momento que alguien lo solicite y no por mayorías como en la actualidad, porque son elementos de confrontación, que no permiten arrojar transparencia en las investigaciones Únicamente, continuó, se podrían vetar comparecencias de personas obligadas a declarar ante un juez sobre la cuestión, cuyos testimonios remitiría el juzgado Una vez concluya su labor como presidente del órgano investigador- -en mayo o junio, según calculan el PSOE y sus socios parlamentarios- Paulino Rivero incluirá esta cuestión en sus reflexiones. Que acuda quien tenga que acudir y que pregunte quien tenga que preguntar, que para eso están las comisiones de investigación aseguró el dirigente de Coalición Canaria.